Filipinas fue un destino al que viajé dos veces durante mi vuelta al mundo en tren. Durante los dos meses que dediqué al país pude ver la cara y la cruz de este destino y por ello creo que te pueden servir unos pequeños consejos para no fallar a la hora de viajar. Estas son mis recomendaciones para un viaje a Filipinas, pero está claro que otro viajero podría tener una visión distinta.

El recorrido por Filipinas

La primera vez que llegué a Filipinas fue cuando terminó la etapa invernal de la vuelta al mundo. Había recorrido Europa y Canadá en su época más fría y de pronto aparecí en pleno febrero en un clima tropical. El contraste fue brutal y me encantó. En esa primera vez en Filipinas, visité el volcán Taal, tomé un barco hasta Boracay, recorrí la isla de Panay, fui hasta Siquijor y terminé en Cebu. Si vas a viajar por Filipinas te recomiendo no perderte, especialmente, Siquijor de ese primer viaje.

La segunda vez que visité Filipinas fue con Núria en agosto. Estábamos en Hong Kong y habíamos visto truncado nuestro deseo de recorrer China en tren por culpa de los visados. Decidimos entonces visitar Taiwan y Filipinas y en este segundo país, tras visitar un poco los alrededores de Manila, nos fuimos a Palawan (El Nido) y Coron con la idea de que aquella era la mejor zona del país. Como leerás a continuación, estos destinos de Filipinas no están entre nuestras recomendaciones de viaje.

En moto en Filipinas dispuesto a hacer kilómetros.
Para viajar a Filipinas, recomendaciones de viaje hay muchas, pero una de las mejores es que cuando puedas te alquiles una moto para recorrer los alrededores.

La decepción: cuidado viajeros

Si tuviera que calificar mi primera vez en Filipinas le pondría un 8 y para la segunda lamento decir que no podría pasar del 3. ¡Y eso que yo siempre prefiero viajar en pareja! ¿Qué pasó? ¿Por qué la segunda vez el destino no estuvo a la altura? Justo eso es lo que quiero comentaros para que tengáis experiencias de 8 en Filipinas y no de 3. Y esta es sin duda, nuestra mejor recomendación de viaje para Filipinas.

Las razones por las que la experiencia en Filipinas la segunda vez no fue buena las resumiría en:

  1. Expectativas demasiado altas: Tras una excelente primera estancia en Filipinas, pensaba que ir a una parte del país de la que todo el mundo hablaba maravillas sería algo espectacular. Y cuando llegamos la realidad nos dio un bajón.
  2. Clima: El mes de agosto es época de lluvias en Filipinas, lo que significa que no es el mejor momento para disfrutar de la vida marina, ni para estar en la playa, ni para muchas de las actividades que sí pude disfrutar en la primera visita.
  3. Estado mental desfavorable: Un familiar cercano estaba gravemente enfermo y eso no configuraba el mejor estado mental para afrontar un viaje. Muchas veces, la experiencia en un viaje depende más de tu estado interior que de otros factores. Tampoco ayudó pasarme 4 o 5 días K.O. en la cama por una fuerte gripe (o vete tu a saber que era eso) cuando estábamos en El Nido.
  4. Transporte: Elegimos viajar en barcos que tardaban días en llegar a su destino, durmiendo en habitaciones atestadas de filipinos amantes del karaoke y el alcohol. No fue una buena decisión. Por muy poco más hubiéramos podido volar.
  5. Bajo presupuesto: Asociado con el punto anterior, el querer mantener un presupuesto bajo nos hizo no poder disfrutar de algunas actividades necesarias en Palawan y Coron como es el snorkeling o el buceo. Estas islas son un destino muy caro dentro del contexto del sudeste asiático.
Imagen de una bahía en Palawan
No todo fue malo, había lugares impresionantes en Palawan como este.

Todo lo dicho anteriormente no implica que no tuviéramos momentos buenos, como cuando alquilamos un kayak y nos peleamos con las corrientes para intentar salir de la bahía de El Nido o cuando alquilamos una moto y nos metimos en un barrizal hasta el manillar y tuvimos que meter la moto en un río para limpiarla antes de devolverla. Sin embargo, el global no fue positivo.

Mis recomendaciones para viajar a Filipinas

Con todas las cartas sobre la mesa, voy a tratar de explicaros qué cosas le diría a un amigo que me pide consejo para viajar a Filipinas con la experiencia que tuve en febrero y no con la de agosto (por orden de más a menos importante a mi juicio):

  1. Viaja en época seca: Hay una diferencia brutal entre viajar en época seca (entre noviembre y mayo) y época de lluvias (de junio a octubre). Lo he podido contrastar con varios viajeros y las experiencias son muy diferentes. Elige la época seca cueste lo que cuesta para viajar a Filipinas: recomendación de viaje nº 1. Entiendo que para la mayoría de los Europeos las vacaciones de verano son en agosto y no lo puedes cambiar, pero entonces hay que ir preparado para cielos grises, lluvias frecuentes y mala visibilidad dentro del agua.
  2. Eleva un poco tu presupuesto: Aunque los transportes por mar pueden ser muy baratos, conviene de vez en cuando tomar un avión. Los restaurantes en islas turísticas pueden resultar muy caros y a veces (El Nido) es complicado encontrar un lugar barato donde comer. El alojamiento económico no es tan complicado de encontrar, pero las excursiones y actividades todas se pagan caras.
  3. Sé realista: Lo primero que te encuentras en cuanto sales del aeropuerto de Manila es basura. Y basura vas a encontrar allá dónde vayas. Basura en las calles, basura en las playas, basura en cualquier lugar.  En un ranking de suciedad por países, diría que Filipinas es el segundo país por detrás de India. Eso es algo que debes tener en cuenta y aprender a ignorarlo para poder disfrutar del viaje.

Espero que estas recomendaciones de viajes te ayuden a disfrutar tu viaje a Filipinas

One Reply to “Filipinas: recomendaciones viaje”

  1. Joshua says:

    Muy buenas recomendaciones. Tengo una amigo que es de allí y siempre me encantan las fotos cuando vuelve de viaje, sobre todo las playas.
    Muchas gracias por compartir.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.