Quizás hayas visto alguna vez ofertas en Internet de alquiler de coches por 1 euro o poco más y no te has fiado de esas ofertas tan espectaculares. ¿Crees que es posible alquilar un coche por 1 euro? ¿De verdad hay compañías que te permiten alquilar coches mucho más baratos que la media del mercado?

Como siempre en Apeadero, cuando os contamos cómo funciona algo en el mundo de los viajes, lo hacemos a partir de nuestra experiencia. Nunca os hablaremos de que chulo es aquél destino o qué barato se puede conseguir esto o lo otro si no lo hemos vivido y probado por nosotros mismos. Y en alquilar coches baratos somos expertos y os hemos hablado varias veces del tema.

En este caso es lo mismo. A lo largo de más de 20 años viajando hemos tenido la oportunidad de alquilar muchos coches (baratos o caros). Alquilamos un 4×4 en Kenya para hacer safaris, nos vimos obligados a alquilar otro en Australia para hacer 700 km en un día para llegar a un vuelo o disfrutamos de verdaderos road-trips con coches alquilados en la Selva Negra o en México.

Precisamente en este último viaje de México alquilamos un coche barato en Cancún para recorrer toda la zona de la peninsula de Yucatán durante una semana por 60 euros al cambio. Sin embargo, no es el coche más barato que hemos alquilado: en Mallorca tuvimos un coche barato alquilado por solo 1 euro al día, pero caímos en la trampa del deposito de combustible que luego os contaré.

Coche de alquiler barato en Ouro Preto
Poder llegar al centro con tu coche no tiene precio, aunque a veces se agradecería que no estuviera permitido aparcar.

¿Cómo trabajan las empresas de alquiler de coches baratos?

La idea de una compañía de este tipo es enganchar al cliente con una oferta irresistible en Internet y venderle extras una vez llega a la oficina. Esto último lo pueden hacer de una manera más o menos agresiva y más o menos eficaz. La mayoría de las veces, cuando llegas a la oficina a recoger el coche puedes esperar encontrarte con un vendedor o vendedora que trate de meterte miedo y, sobretodo, que te va a hacer perder mucho tiempo.

En nuestra experiencia en Cancún (muy similar a otras experiencias anteriores), cuando llegamos al aeropuerto tuvimos que pelear (literalmente) durante más de una hora y media hasta salir con nuestro vehículo. El inicio de la conversación es cordial: revisión de la documentación, firma del contrato básico, etc. Luego viene la fase de venta: nos muestra los seguros adicionales que podemos contratar, nosotros le explicamos que ya tenemos, ella nos dice que esos no valen, nosotros que sí, ella empieza a meter miedo con la posibilidad de que haya que pagar el coche entero en caso de accidente, nosotros le aseguramos que no hay problema… Y por último, ante nuestra negativa a comprar nada adicional, viene la fase de negociación: ella se va a «hablar con su superior», vuelve con una oferta, le seguimos diciendo que no y finalmente acepta darnos el coche porque no tiene más remedio ya que lo hemos pagado, aunque eso sí nos vuelve a advertir de las 7 plagas bíblicas.

Al final consigues el coche siempre, especialmente si has alquilado en un país con leyes claras como sería cualquiera de la Unión Europea en la que puedes llamar por teléfono a la policía y los dueños del local de alquiler de coches baratos saben que tendrán problemas. En países dónde desconozcas las leyes o dónde la policía sea muy corrupta como en Tailandia, la cosa puede ser diferente, por lo que deberías tener más cuidado ahí.

El seguro opcional que te quieren vender

La clave en todos estos alquileres de coches baratos es el seguro opcional. Antes de reservar, debes revisar muy bien la web y asegurarte de que se incluye el seguro básico obligatorio (CDW por sus siglas en inglés) con el que si hay un accidente pagarás un límite máximo de dinero (franquicia). Por ejemplo, si alquilas un coche barato y tienes una franquicia de 500 euros y tienes un pequeño accidente y rompes varias piezas, el máximo que pagarás serán esos 500 €.

En nuestro ejemplo de Cancún, la franquicia era de 2000 dólares, por lo que nos bloquearon 2000 dólares en la tarjeta. Es muy importante que vuestra tarjeta de crédito tenga fondos y permita bloquear la suficiente cantidad de dinero porque en caso contrario es posible que la compañía de alquiler de coches se niegue a daros el vehículo sin un seguro de los que venden (y ahí están en su derecho).

Si además queréis ir totalmente tranquilos y en caso de accidente no queréis pagar nada, podéis conseguir un seguro más barato que los que ellos venden. Muchas tarjetas de crédito, como la American Express Platinum ofrecen un seguro para todos los coches de alquiler que paguéis con la tarjeta. Y si no tenéis una tarjeta de este tipo, podéis conseguir un seguro que te cubra para el alquiler en concreto que hagáis con una compañía de alquiler de coches low-cost. Por ejemplo AutoEurope lo permite (AutoEurope es un intermediario de alquiler de coches y cuando busques te dará opciones con el seguro básico ofrecido por la compañía y opciones con «devolución de la franquicia» como «coberturas disponibles»).

Aunque sean coches de alquiler baratos no suelen dar problemas.
Cuando vayas a alquilar un coche barato, seguramente te encontrarás con un coche pequeño, quizás con un maletero reducido y sin puertas atrás.

Trucos para lidiar con compañías de alquiler de coches baratos

Aquí tenéis una serie de recomendaciones para evitar que os timen las compañías de alquiler de coches baratos:

  • Examinar minuciosamente el vehículo antes de iniciar el viaje. Busca hasta el más mínimo roce y haz que lo anoten. Adicionalmente, graba en vídeo todo el proceso de revisión del vehículo de alquiler para tratar de intimidar tú al vendedor y no al contrario.
  • Guardar la última factura/ticket de gasolina. Algunas compañías querrán cobrarte por no haber dejado el depósito lleno, incluso puedes encontrar ese cobro después de llegar de tu viaje. Con el ticket podrás demostrar que lo dejaste lleno. Tampoco es mala idea hacer una foto en la gasolinera como demostración. Evita las políticas de combustible abusivas como las que te dan el depósito lleno y tu debes devolverlo vacío. Nosotros en Mallorca perdimos mucho dinero por esto (no te da tiempo a vaciar el depósito porque la isla es demasiado pequeña).
  • Evita pagar gastos extras por usar autopistas. En algunos países el uso de autopistas está regulado mediante tarjetas o pegatinas que se pagan mensual o anualmente («viñetas»). Si no las tienes te pueden sancionar y la sanción le llegará a la compañía de alquiler que te las trasladará a ti. Infórmate de si existe dicho pago, de si la compañía ha pagado por ti y en caso contrario no uses las autopistas o compra por la tarjeta que te permite usarlas.
  • Todas las compañías de alquiler bloquean cierta cantidad de dinero de tu tarjeta de crédito a modo de fianza, ¡no sirven las tarjetas de débito! Como alternativa, algunas compañías permiten que dejes un depósito en metálico, pero suelen subir el precio. Infórmate de cual es esta fianza y eleva el dinero disponible en tu tarjeta si no quieres que te cobren un extra (en tu banco te explicarán cómo hacerlo).

Consejos finales para alquilar un coche barato

Lo más importante es tener la capacidad de cuando llegues al mostrador de la compañía poder mantenerte firme y sereno. En nuestro ejemplo de México, en el mostrador de al lado había dos japoneses que habían alquilado un coche por menos de 10 euros al día y terminaron pagando un sobrecoste de 40 euros diarios tras muchos minutos de discusión y enfados (menos tiempo que nosotros, eso sí).

Todas las empresas chollo como Thrifty, Budget, Dollar, Firefly, Mexc, etc. viven de los extras y por eso van a ser muy insistentes y van a tratar de meterte mucho miedo. Si eres una persona (o viajas con una persona) que sea fácilmente condicionable, es mejor que evites estas compañías low-cost de alquiler de vehículos porque acabarás picando. Piensa que son profesionales del terror y son capaces de ponerte en dilemas importantes (seguridad o dinero, unos pocos euros ahora o miles en una semana, etc). Todo es mentira porque sabes que tienes otro seguro que te cubre, pero son convincentes y te pueden meter el miedo en el cuerpo.

Un último consejo: la mejor manera de encontrar coches de alquiler baratos es utilizando un metabuscador. Yo utilizo siempre el de SkyScanner que es buenísimo (igual de bueno que su buscador de vuelos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.