Munnar

En los alrededores del pueblo de Munnar hay muchos lugares encantadores, como este puente en suspensión que conecta la nueva y la vieja Munnar.
En los alrededores del pueblo de Munnar hay muchos lugares encantadores, como este puente en suspensión que conecta la nueva y la vieja Munnar.

En el precio del billete de bus que une Kumily y Munnar viene incluido el rally en bus. El tramo final de llegada a Munnar se convirtió en un verdadero rally en el que el conductor invadía el carril contrario con toda naturalidad, hacía saltar el viejo mastodonte y llegaba a derrapar en las curvas de 180º. Gracias a la Biodramina el desayuno se quedó en su sitio, pero más de un pasajero tuvo que bajar del bus afectado por volantazos del Carlos Sainz indio. No apto para cardíacos.

Munnar es otra “Hill Station” igual que Kumily, es decir, es una ciudad asentada en las montañas que se ha utilizado históricamente como “ciudad de veraneo”. En este caso, si Kumily estaba fuertemente influenciada por la industria del té, Munnar es la culminación de este hecho, ya que prácticamente toda la ciudad vive directa o indirectamente de esta industria, incluido el turismo que viene atraído, entre otras cosas, para disfrutar de los hermosos paisajes que forman las plantaciones de té.

No se ve, pero en esta foto hay un elefante salvaje. Está en la parte izquierda de la montaña más alta de las que se ve y nos lo hicieron notar los locales.
No se ve, pero en esta foto hay un elefante salvaje. Está en la parte izquierda de la montaña más alta de las que se ve y nos lo hicieron notar los locales.

Aparte del té, Munnar tiene un clima privilegiado, especialmente si lo comparamos con la zona este (Chennai, Trichy, Madurai…) pero eso sí, sin llegar a ser tan frío como Ooty (en Ooty llegamos a pasar frío por la noche). Aunque acudas a Munnar sin ropa de abrigo, algo común si no pensabas subir a ninguna Hill Station, no habrá ningún problema en comprar allí lo que necesites: en el centro del pueblo venden ropa de abrigo a 400 rupias primer precio (estoy seguro de que lo conseguirás por la mitad o menos, ya que en Ooty había tiendas de estas que vendían a 100 rupias). Aún así, durante el día no necesitarás taparte, serán la noche y la mañana los momentos más críticos. Como referencia, yo solo llevaba un anorak ligero (de estos que se usan en los gimnasios ceñidos al cuerpo) y Nuria sobrevivió con un jersey y un pañuelo enrollado al cuello. Ambos nos poníamos ocasionalmente el chubasquero como cortavientos.

En este cartel se ve claramente cual es el recorrido de la excursión que hicimos (hay otras 3 o 4 excursiones posibles)
En este cartel se ve claramente cual es el recorrido de la excursión que hicimos (hay otras 3 o 4 excursiones posibles)

Básicamente, la ciudad de Munnar está dividida en dos partes: por una parte está el pueblo, que es dónde llegarás con el bus (no hay tren) y por otra parte está la zona de hoteles baratos que los conductores de rickshaw conocen como “Green view” (ya que hay un hotel que se llama así). La zona del pueblo es la típica ciudad india, sin ningún tipo de encanto especial, pero con un mercado, diversas tiendas, el “bus stand”, hoteles cutres (y caros), restaurantes sin interés y algún que otro templo e iglesia. La zona de los hoteles no es más que un par de calles y algunos hoteles y restaurantes entorno a la carretera que lleva al centro del pueblo. El paseo entre las dos zonas es de unos 15 minutos por una carretera que bordea un río. Los extranjeros somos los únicos que andamos por esa carretera, los locales toman un rickshaw para moverse, pero estoy convencido que lo hacen porque no les tratan de cobrar lo mismo que a nosotros… Mi recomendación es tomar un rickshaw a la zona de los hoteles nada más llegar (costará 30 o 40 rupias), descargar las mochilas y luego no volver a usar el rickshaw para hacer ese recorrido.

Los campos de te de esta región son los más impresionantes.
Los campos de te de esta región son los más impresionantes.

Cuando sí será necesario usar el rickshaw es cuando hagas alguna de las 4 o 5 excursiones que se proponen en Munnar. Todos los conductores de rickshaw que hablan medio bien inglés tienen una hoja dónde ofrecen las mismas excursiones de día entero por 600 rupias y son exactamente las mismas excursiones que ofrece la oficina de turismo gubernamental por 300 y 350 rupias por cabeza. Por tanto y dado que eramos dos personas y nos saldría igual de precio, preferimos hacer en rickshaw la excusión más interesante de las ofrecidas, a nuestro ritmo, parando cuando queríamos y encima conseguimos, después de mucho tiempo de negociación rebajarla a 500 rupias (algo raro cuando hay un pacto de precios).

Cuando crees que has llegado al viewpoint, solo estás en el parking y tienes que bajar cientos de escalones para llegar allí. Lo malo es subirlo luego.
Cuando crees que has llegado al viewpoint, solo estás en el parking y tienes que bajar cientos de escalones para llegar allí. Lo malo es subirlo luego.

La excursión en sí valió mucho la pena ya que pudimos ver lo más interesante del área, algunos miradores impresionantes de las montañas de alrededor, los campos de té (pero sin nadie trabajando en ellos ya que coincidimos con el día 15 de agosto, día de la independencia de la India), etc. Creo que es algo imprescindible si vienes a Munnar.

Ninguna foto puede hacer justicia a los paisajes de aquella zona.
Ninguna foto puede hacer justicia a los paisajes de aquella zona.

Otras cosas que puedes hacer en Munnar por tu cuenta son visitar el mercado local, dar un paseo por los alrededores (busca un antiguo puente desvencijado sobre el río, crúzalo y sube por la carretera para encontrar escenas de la vida real de la zona) o comprar chocolates (buenísimos y mucho más baratos que en Ooty, busca una tienda cerca de la estación de autobuses). Con un poco de suerte podrás ver elefantes salvajes desde el mismo pueblo de Munnar (nosotros lo vimos a lo lejos!). A veces bajan al pueblo en busca de alimento y la gente tiene que espantarlos para que no se coman las tiendas y destrocen las casas, según nos explicaron.

Al final del día tuvimos la oportunidad de ver un partido de fútbol en un pueblecito dado que se celebraba el día de la independencia.
Al final del día tuvimos la oportunidad de ver un partido de fútbol en un pueblecito dado que se celebraba el día de la independencia.

Gastos 14/8:

Desayuno: 60 R
Bus a Munnar: 2×85 R
Tuk-tuk a la zona de Green View: 30 R
Comida: 250 R
Chocolate (200g): 60 R
Pan de molde: 22 R
Plátanos mini: 15 R
Pizza take away: 90 R
Snacks: 75 R

Gastos 15/8:

Barca de pedales: 150 R
Viewpoint: 2×30 R + 10 R (cámara)
Mazorca: 20 R
Excursión en tuk tuk: 500 R
Cyber: 30 R
Papel wc: 42 R
Cena: 240 R
Hotel (2 noches): 2×400 R

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Un comentario sobre “Munnar”

  1. Pingback: Ooty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *