Nairobi nos dió la bienvenida a ÁfricaTras nuestra pequeña visita a la capital helena y una escala técnica en el aeropuerto de Sharjah, llegamos a Nairobi, inicio de nuestra aventura. Nada más llegar tomamos un taxi del aeropuerto a la estación de autobuses (y matatus) con la esperanza de llegar a tiempo para tomar alguno de los que parten cada día de Nairobi a Mombasa. No hubo suerte, solo salen por la mañana excepto un nocturno.

Aunque teníamos la posibilidad de tomar el autobús nocturno (extremadamente incómodo para dormir si no era el sueño el que te vencía), dado que Ivan estaba un poco resfriado tras la noche a la intemperie en el aeropuerto de Atenas, decidimos quedarnos en un ‘hotel’ cercano a la estación. En otro momento trataremos el tema de los alojamientos baratos en Kenia y Uganda, pero como adelanto diré que se parecen mucho a los de las ciudades en Senegal.

Al día siguiente salíamos a primera hora de la mañana rumbo a Mombasa.

La crónica del viaje la hemos dividido en partes. La primera corresponde a la zona costera (Mombasa, Malindi, Lamu) que recorrimos durante nuestra primera semana en Kenia. En las próximas semanas escribiremos acerca de estos lugares y lo que encontramos en ellos, tratando de apoyar nuestras palabras con abundante material gráfico.

One Reply to “Crónica del viaje a Kenia y Uganda”

  1. Pingback: Leones trepadores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.