Goa

Las playas de Goa no son grandes playas, pero tomar un smoothie viendo el atardecer en un bar de primera línea es algo genial.
Las playas de Goa no son grandes playas, pero tomar un smoothie viendo el atardecer en un bar de primera línea es algo genial.

El nombre de Goa te trae a la mente viejos hippies en peregrinación hacía tierras dónde poder ser un poco más libres. Sin embargo, en Goa encontramos poco “hippismo” y, sorprendentemente, vimos que era el estado indio que tenía mayor nivel de desarrollo económico de cuantos habíamos visitado. En efecto, en Goa vimos muchas casas de lujo, muchos coches de gama media y alta y muchos indios que habían adoptado el estilo occidental, al menos en cuanto a la vestimenta se refiere.

La arquitectura de sus ciudades también es diferente e incluso se escuchan menos bocinas en sus calles. Nos recordó poderosamente a Brasil, supongo que por la mezcla de arquitectura colonial portuguesa con un ambiente playero y ciertamente relajado.

En Goa establecimos nuestro cuartel de operaciones en la playa de Anjuna, sede del famoso mercadillo de los miércoles, quese había anulado debido a que estamos en “off season” (temporada baja debido al monzón). Hubiera estado bien que en alguna de las guías que consultamos (Lonely Planet y WikiVoyage) nos informara de este hecho y quizás hubiéramos elegido estar la mitad del tiempo en Palolem y la otra mitad en Anjuna. Sea como fuere, la verdad es que el ambiente en Anjuna es altamente decadente y se nota muchísimo que hay mucha menos gente de la que este pueblo playero suele acoger. El mercado y la temporada empiezan en octubre y hasta entonces aquí no hay mucha vida.

Los mercados de la zona se especializan en el pescado, pero no hay nada especial.
Los mercados de la zona se especializan en el pescado, pero no hay nada especial.

Si tuviera que resumir Goa en una frase diría que es un lugar dónde los indios van vestidos de occidentales y los occidentales van vestidos de indios. Es muy curioso encontrar en un bar grupos de diferentes nacionalidades que parecen llevar los roles cambiados. En los bares, se ven algunos carteles que anuncian conciertos y eventos para días específicos como el 15 de agosto (día de la independencia), pero no hay ningún tipo de fiesta ni local que aguante la falta de gente durante el monzón.

Sin embargo, algunas atracciones resisten al monzón, por supuesto. Las playas ahora están solitarias y, quitando de algunos sitios dónde no se limpia la basura, con una arena relativamente limpia. No puedo decir lo mismo del agua, que cuando nosotros estuvimos tenía una especie de espuma blanca flotando a pocos metros de la costa que no me gustó ni un pelo. Pero es que la India no es un país para ir de playas, los indios son poco escrupulosos y tiran la mierda allá dónde les pilla, lo cual hace queesté sucio todo lo que no se encarga alguien de limpiar. Por eso, todo está lleno siempre de basura salvo algunos trozos de playa los limpian los dueños de restaurantes de primera línea para atraer a los extranjeros. Otras atracciones que resisten, son una pista de karts, un parque acuático (en el que pasamos un día estupendo) o un paint-ball, típicas atracciones de zonasturísticamente masificadas.

Eso sí, como todo mercado, las oportunidades para hacer fotos son numerosas y además los indios son muy colaboradores.
Eso sí, como todo mercado, las oportunidades para hacer fotos son numerosas y además los indios son muy colaboradores.

Pero no todo en Goa es turismo rollo Benidorm, también hay ciudades históricas, como la vieja Goa o la moderna Panaji, ahora capital del estado, dónde tuvimos la oportunidad de ver el principio de un festival religioso en el que una especie de “castellers” rompen una tinaja que hace las veces de piñata.

En Mapusa, que es el centro de comunicaciones con todas las playas del norte de Goa, hay un mercado permanente que se refuerza los viernes, dónde se vende productos locales (frutas, verduras, etc) así como algunos elementos de artesanía (telas, colchas, etc). Aún así, tampoco es especialmente espectacular si ya has visitado otros mercados en la India.

La ciudad de Margao también la visitamos debido a que teníamos que tomar un tren desde su estación de trenes que es un importante núcleo de comunicaciones. Si no es para transportarte, no tiene ningún sentido ir a Margao, ya que es la típica ciudad intrascendental que no tiene nada de especial. Además, nosotros llegamos allí un domingo a medio día (anteriormente habíamos estado, pero solo cambiando de bus en la estación ya que conecta Goa con Karnataka) y nos encontramos un panorama desolado, con tiendas cerradas y casi sin gente andando por las calles. Luego se animó, pero la broma nos costó tener que quedarnos refugiados 4 horas en un bar sin poder salir por la falta de opciones y el intenso sol que pegaba fuera.

Tuvimos la suerte de toparnos con un festival infantil en el que los niños llevaban coloridas vestimentas.
Tuvimos la suerte de toparnos con un festival infantil en el que los niños llevaban coloridas vestimentas.

En general, Goa es el destino típicamente de sol y playa (más fiesta) que tanto daño ha hecho también a países como España. El problema es que, al contrario que en España, en Goa no encuentras nada más que sol y playa y las playas están sucias, hay gente molesta (mirones) y los precios son muy altos (comparados con India, claro). En un periódico estatal leíamos justo eso, el declive del modelo de sol y playa que están experimentando unido a otros problemas económicos que está experimentando el estado de Goa. Y sinceramente, yo jamás elegiría la India como un destino de playa, pero de hacerlo, preferiría las costas de Kerala (Varkala, por ejemplo).

Gastos 27/8:

Algunos trabajadores salieron a ver el festival.
Algunos trabajadores salieron a ver el festival.

Tuk tuk (para salir de la playa de Om): 200 R
Desayuno: 35 R
Bus a Margao: 2×112 R
Bus a Panaji: 0 R (no pasó nadie a cobrar, creo que había que comprar el ticket en la estación, ojo! que la multa puede ser alta)
Bus a Mapusa: 2×12 R
Bus a Anjuna: 2×15 R (como podéis ver el viaje para llegar de la playa de Om a la de Anjuna es largo)
Comida: 340 R
Snacks: 10 R
Cena: 340 R

Gastos 28/8:

Desayuno: 75 R
Comida: 300 R
Cena: 290 R

Gastos 29/8:

Mapa turístico del estado de Goa
Mapa turístico del estado de Goa

Desayuno: 85 R
Bus a Mapusa: 2×15 R
Bus a Panaji: 2×14 R (fuimos a visitar Panaji, pero hay que ir a través de Mapusa)
Comida: 206 R
Merienda: 50 R
Bus de regreso a Mapusa: 2×14 R
Bus de regreso a Anjuna: 2×15 R
Cena: 340 R

Gastos 30/8:

Desayuno: 80 R
Bus a Mapusa: 2×15 R
Camisetas: 2×100 R
Inciensario: 20 R
Comida: 310 R
Bus de regreso a Anjuna: 2×15 R
Merienda: 90 R
Cena: 280 R

Gastos 31/8:

Desayuno: 75 R
Bus al waterpark: 2×10 R
Entradas parque acuático: 2×340 R
Comida (en el parque): 400 R
Helado (en el parque): 30 R
Supermercado (algunos productos para llevar a Alicante): 840 R
Hotel 5 noches: 5×300 = 1500 R
Cena: 240 R

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *