La playa de Om

La sobremesa con un buen libro y estas vistas es lo que te ofrece la playa de Om.
La sobremesa con un buen libro y estas vistas es lo que te ofrece la playa de Om.

Solo pudimos disfrutar de este pequeño paraíso dos noches. Fue una lástima no quedarnos más tiempo aquí, de lo cual nos arrepentimos bastante luego. Pillamos la playa de Om en temporada baja, con solo un hotel y un restaurante abiertos en dicha playa y muy pocos visitantes (la mitad indios, la mitad occidentales). Quizás eso contribuyó a que la playa nos diera una imagen todavía más tranquila de lo que en realidad es, pero no puedo saber cómo será esto temporada alta.

Básicamente, se trata de una playa de arena con dos zonas rocosas en los laterales y unos cuantos restaurantes y hoteles (no muchos) esparcidos por la misma playa. Como ya he dicho, solo había un hotel/restaurante abierto, el Namaste y pudiendo haberse faltado mucho con los precios por ser el único, la verdad es que no notamos que fuera excesivamente caro. Por ejemplo, tenía habitaciones con baño dentro por 900 rupias, pero también tenía algunas con baño fuera (pero escrupulosamente limpio y bien mantenido) por solo 300 rupias.

En la época en la que fuimos nosotros, la playa es un mar de calma, dónde por cada bañista hay más de 100 metros lineales de playa (y de hecho en muchos momentos estás solo en la playa). La temperatura del agua es agradable, igual que en Varkala o en Goa y, salvando las lluvias que suelen caer durante algunos minutos cada día, el clima es soleado y propicio para el baño. Eso es algo que no entiendo del miedo a la temporada monzónica: llover llueve de vez en cuando, pero el clima es más fresco y agradable y además coincide con las vacaciones de Europa, ¿por qué la gente no viene?

En Gokarna hay otras playas, pero no las visitamos, principalmente porque aquí hay un pacto de precios y entrar o salir de la playa de Om en rickshaw te cuesta 200 rupias. Eso sí, a cambio tienes rickshaws esperándote las 24 horas del día.

Por lo demás, poco más se puede hacer en la playa de Om que relajarse al sol, pasear, darse algún baño o comer pescado en el restaurante (o pollo, o comida india, o occidental, o china… es un buen restaurante, ciertamente). Como mucho podrás levantarte pronto para ver llegar a los pescadores con las capturas del día.

Gastos:

Desayuno: 100 R$
Comida: 230 R$
Cena: 350 R$

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *