Esta vez no tenemos una secuencia de imágenes para contar una de las múltiples anécdotas que nos ocurrieron en nuestro viaje a Uganda. Tenemos una secuencia de vídeos que es algo mucho mejor. Imaginad la situación: estamos visitando el parque Murchison Falls en un coche normal (no 4×4), en una zona llena de barro. Después de cruzarnos con una familia de elefantes, nos ponemos a grabar para mostrar en el blog lo complicado que es ir en un coche normal de safari, cuando de pronto… mejor lo veis:

Total, que ya que estamos, hay que bajar y ayudar (ejem.. ¿sabéis que está prohibido bajarse del coche salvo que te pase algo así? Jeje). Total, que bajamos del coche y ahora os cuento un poco más en el vídeo:

Tras un rato hablando, parece ser que nos tenemos que meter a empujar el coche entre todos. Toca arromangarse, meterse en el barro y sacar el coche a mano. Pero todos no, eh, las chicas se quedan “grabando” 🙂 Aquí está el vídeo de cómo sacamos el coche:

Ya hemos sacado el coche, pero no arranca… hay que poner las pinzas de un coche de otro para ver si es posible arrancarlos, pero ¿alguien tiene pinzas? No!! pero tenemos unos palitos de hierro que… bueno, mejor verlo.

Al final, imposible arrancarlo, tuvimos que dejar el coche atascado en medio, dar media vuelta e informar cuando terminamos el game ride.

Por cierto, toda esta operación duró más de 30 minutos y mientras estábamos bajo del coche, en el agua, vimos moverse algo que parecía un pequeño cocodrilo u otro animal similar. También pasó a no mucha distancia de nosotros un eland que cruzó el camino campo a través.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.