Ivan y Nuria en las cascadas de Anisakan

De Mandalay a Hsipaw: el recorrido en tren más espectacular del Sudeste Asiático

La mayoría de viajeros hacen el trayecto de Mandalay a Hsipaw en autobús y solo algunos hacen una parada en la antigua ciudad de Maymyo, hoy rebautizada como Pyin Oo Lwin. Son dos errores que no debes cometer en la planificación de tu viaje a Birmania. Por dos razones:

Nuria en el bosque
Nuria en mitad de la espesa vegetación bajando hacía las cataratas de Anisakan.

  1. La ciudad de Pyin Oo Lwin bien merece pasar una noche allí aunque solo sea por visitar las impresionantes cataratas de Anisakan.
  2. El recorrido en tren entre Mandalay y Hsipaw, tanto antes como después de la parada en Pyin Oo Lwin es espectacular.
Tren a de Mandalay a Pyin Oo Lwin
Entre Mandalay y Pyin Oo Lwin el tren dará marcha atrás varias veces para sortear el gran desnivel. Puedes bajar y verlo subiendo andando el tramo.

¿Qué tiene de especial Pyin Oo Lwin?

Pyin Oo Lwin fue uno de esos resorts de montaña que los colonos ingleses solían construir cerca de las grandes ciudades que conquistaban para escaparse del calor los fines de semana. En ese sentido es similar a Munnar en India o tantos otros. La temperatura es sensiblemente más fresca, aunque no hace falta llevar ropa de abrigo allí.

Amanecer en el tren de Mandalay a Hsipaw
Ver el amanecer entre las montañas es un espectáculo único.

Solo por eso ya sería interesante parar en Pyin Oo Lwin, pero si además le sumas que tiene a pocos kilómetros las impresionantes cataratas de Anisakan y los templos de Peik Chin Myaung.

En un día se pueden ver ambos lugares en taxi o alquilando una moto como hicimos nosotros. Si lo quieres hacer en transporte público vas a necesitar dos días, puesto que ambos puntos de interés están en las afueras de la ciudad (las cataratas a 9 kilómetros y los templos a casi 20).

Puedes alquilar una moto por 7000 kiats en una tienda en la carretera principal, cerca de la mezquita, pero no será un alquiler de 24 horas, sino que será de 8 de la mañana hasta el anochecer. En el resto del tiempo que tienes disponible puedes visitar otras cataratas cercanas, visitar el interesante mercado nocturno o dejarte una pasta (5000 MMK) en el jardín botánico.

Estación de tren abandonada en el recorrido entre Mandalay y Pyin Oo Lwin
El tren va lento y te brinda cientos de oportunidades de captar momentos preciosos de la vida rural.

¿Qué tiene de especial el tren?

El tren de Mandalay a Hsipaw es una obra de ingeniería increíble. Eso significa que vas a pasar por puentes impresionantes como el que pasa sobre el viaducto de Gokteik y que verás cómo se las ingeniaron los ingleses para salvar la altísima pendiente que hay entre Mandalay y Pyin Oo Lwin: el tren irá hacia adelante y atrás haciendo zig-zags.

Mercado de la mañana en Hsipaw
Creo que no vale la pena darse el madrugón para visitar el mercado de la mañana en Hsipaw, pero cada uno es libre…

El tren sale a las 4 de la madrugada. Esto que podría ser un argumento en contra de usarlo como medio de transporte entre Mandalay y Pyin Oo Lwin, es todo lo contrario: verás un amanecer increíble entre las montañas (¡¡pide un asiento en el lado derecho y con ventana!!), verás a los niños de las aldeas subirse al tren para ir a la escuela con su carita de sueño y su mochila cargada de libros, tendrás la oportunidad de ver como despiertan las comunidades más aisladas de Myanmar… Vamos, que es toda una experiencia sociológica.

Niños en el tren de Mandalay a Hsipaw
Este niño somnoliento va cada día a la escuela en tren.

Si todavía no te he convencido, te diré que el billete en primera clase de Mandalay a Pyin Oo Lwin cuesta tan solo 2400 kiats y el de Pyin Oo Lwin a Hsipaw 5500 kyats. En total unos 5 euros y medio que convierten el tren en la manera más económica de desplazarse entre Mandalay y Hsipaw.

Puedes elegir entre sentarte en primera clase, con asientos más cómodos y menos gente o sentarte en segunda clase y compartir el viaje con los birmanos, además de pagar la mitad.

Mariposa en Birmania
Si te gustan las mariposas te vas a poner las botas. Encontramos mariposas todos los días, algunas más pequeñas, otras más grandes, algunas bonitas y otras feuchas como esta que no se despegaba de Nuria.

Cómo organizar el viaje

Voy a contaros cómo organizamos nosotros el viaje entre Mandalay y Hsipaw y las cosas que cambiaríamos o mejoraríamos

El viaje de Mandalay a Pyin Oo Lwin

El tren de Mandalay sale a las 4 de la madrugada, por lo que te recomiendo que te alojes en alguno de los hoteles cercanos a la estación para evitar tener que coger un taxi. El billete de tren puedes sacarlo el día anterior. La ciudad de Pyin Oo Lwin es lo suficientemente pequeña como para poder caminar hasta cualquier hotel, pero te recomendamos el hotel Myamyo que te comentábamos en el artículo sobre los hoteles en Myanmar.

Ivan y Nuria en el tren de Mandalay a Hsipaw
En el tren hay tiempo para todo.

El tren llega a las 8 y media aproximadamente (porque suelen haber pequeños retrasos), por lo que te da tiempo a dejar las mochilas en el hotel e ir a alquilar la moto o negociar un taxi. Mi recomendación es la moto porque te va a salir por una cuarta parte del precio (moto más gasolina por unos 8 o 9 euros para dos personas).

Las cataratas de Anisakan

Mi primera visita sería a las cataratas de Anisakan. Con la moto puedes llegar hasta arriba del todo, luego tienes que bajar una zigzagueante cuesta hasta las cataratas por un camino bastante roto. A mitad del recorrido sale una senda de una de las curvas del zig-zag a mano derecha que te lleva directamente a la parte superior de las cataratas como se puede ver en el gráfico.

anisakan

El sendero alternativo no es fácil, pero tampoco es complicadísimo, solo un poco resbaladizo si ha llovido recientemente.

Mi recomendación es que recorras el sendero a la ida para llegar a las partes superiores de la cascada. Arriba te puedes bañar a escasos centímetros de la caída del agua, al estilo de la piscina del diablo de las Cataratas Victoria (aunque obviamente, no es lo mismo).

Parte superior de las cascadas de Anisakan
Desde abajo la parte superior de las cataratas de Anisakan no es visible, tendrás que subir por el sendero para verlas (o hacer el recorrido que te sugerimos en el artículo).

Luego baja por el sendero hasta la parte inferior y disfruta de la vista de la catarata principal. Ambas vistas son complementarias y totalmente diferentes. Abajo tienes un bar dónde venden refrigerios y pueden hacerte una comida tradicional.

Picnic en las cascadas de Anisakan
En la parte inferior de las cataratas podrás comer una comida típica por muy poco dinero, menos incluso que en la ciudad. ¡Y con estas vistas!

Los templos cueva de Peik Chin Myaung

Después de comer, tendrás que volver atrás hasta el pueblo de Pyin Oo Lwin, cruzarlo completamente y seguir unos 20 kilómetros más. Llegarás a los templos cueva de Peik Chin Myaung que para nosotros resultaron ser muy interesantes ya que hasta el momento todavía no habíamos visitado ningún templo-cueva en Birmania.

Debo decir que si ya has visitado el templo-cueva de Pindaya este te va a parecer pequeño. O al revés, si piensas visitar Pindaya, entonces te puedes ahorrar esta visita si vas mal de tiempo o te interesan otras cosas. Pero lo normal es que Pindaya no esté en tu itinerario de viaje y, por tanto, estos templos serán los mayores que visitarás en Myanmar.

Templo de Peik Chin Myaung
El interior del templo de Peik Chin Myaung es bastante curioso. Afortunadamente fue nuestro primer templo-cueva.

En la parte de fuera encontrarás unas piscinas dónde niños y mayores se lo pasan de miedo jugando con el agua. Si te apetece darte un baño prepárate porque vas a ser el centro de atención, ya que pocos viajeros se acercan hasta estas cuevas y muchos menos se mezclan con los birmanos.

Continuación hasta Hsipaw

Por supuesto, en Pyin Oo Lwin hay más puntos de interés, como el jardín botánico, pero si vas con prisas o con poco presupuesto, lo mejor es que continúes el viaje hacía Hsipaw a la mañana siguiente. Eso sí, no te pierdas la cena en el mercado nocturno, para nosotros uno de los mejores gastronómicamente hablando.

Viaducto de Gokteik
El viaducto de Gokteik es lo más interesante en el camino entre Pyin Oo Lwin y Hsipaw. Una obra de ingeniería impresionante.

El tren a Hsipaw saldrá aproximadamente a las 8:20 de la mañana y continuará en el mismo punto en que lo dejaste el día anterior. El punto fuerte del recorrido llegará a las 11 de la mañana cuando el tren cruce el viaducto de Gokteik. Luego el trayecto discurre por un tranquilo paisaje montañoso hasta llegar a Hsipaw a eso de las 3 de la tarde.

Podrás comer en el propio tren, ya que en cada parada entrarán vendedores que te ofrecerán todo tipo de snacks y comidas preparadas, además, por supuesto, de bebidas.

Cataratas Nawng Kaw Gyi
Las cataratas Nawng Kaw Gyi son unas cataratas menos espectaculares que las Anisakan que puedes visitar desde Hsipaw. Cuidado hasta dónde te metes con la moto, porque el camino se va complicando por momentos. También hay algunos valientes que van caminando desde el pueblo.

Qué hacer en Hsipaw

Ese mismo día en Hsipaw puedes organizar el trekking de 2 días y 1 noche que se suele realizar por aquí o hacer como nosotros, que nos alquilamos una moto e hicimos una excursión por los alrededores a las mismas poblaciones a las que se llega con el trekking, pero sin cansarnos demasiado 😉

Ruta en moto por Hsipaw
En Hsipaw podrás alquilar una moto por unos 8 euros y recorrerte los alrededores. Eso sí, ¡prepárate para el barro!

Contra el imperio de Mr. Charles: Si eres un viajero consciente y consecuente, deberías evitar a toda costa caer en las redes del tal Mr. Charles. Su modelo de negocio depredador le ha convertido en un hombre rico para desgracia de otros alojamientos familiares en la zona. Debido a su éxito en Hsipaw aparecen imitadores por todas partes: Mr. Kid, Mr. Shake, etc. que tratan de copiar su modelo de negocio que consiste en pagar para conseguir buenas críticas en libro-guías y sitios de Internet. La realidad es que el alojamiento de Mr. Charles es de baja calidad y alto precio y hay muchos otros en Hsipaw con una relación calidad-precio mejor. Desde Apeadero os invitamos a repartir la riqueza y no alojaros en Mr. Charles ni usar sus rutas guiadas de trekking.

Aparte de los trekkings o recorrer los pueblos vecinos, poco hay que hacer en Hsipaw. Nosotros madrugamos muchísimo para visitar el mercado de la mañana (a las 5 ya estábamos allí) y resultó ser un mercado de frutas y verduras de lo más normal. Nada especial. También visitamos unas cascadas cercanas y subimos a una colina a ver el atardecer. Todo correcto, pero sin nada que resulte especialmente interesante. Lo interesante es el recorrido en tren para llegar de Mandalay a Hsipaw.

Lago Nawng Kaw Gyi
Con la moto llegamos hasta el Lago Nawng Kaw Gyi, en una improvisada ruta sugerida en la WikiVoyage.

A partir de Hsipaw, tienes la posibilidad de continuar en el tren hasta Lashio o tomar un autobús nocturno que te llevará al Lago Inle. Nosotros nos decantamos por esta segunda opción y probamos los autobuses nocturnos: bastante reclinables, refrigeración excesiva y conductores demasiado brutos.

Atardecer en Hsipaw
Para completar el día nada como ir a ver un atardecer a la colina con el sugerente nombre de “Sunset Hill”, justo tras cruzar el río a mano derecha.
Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

13 comentarios sobre “De Mandalay a Hsipaw: el recorrido en tren más espectacular del Sudeste Asiático”

  1. Muchas gracias por este post! Me servirá de mucha ayuda cuando planee mi viaje a Birmania, no faltará mucho para que se una a la lista de países visitados!
    Un saludo 😀

  2. Me he leido todo el post y cuando llegué a la parte de Mr.Charles tal y como lo planteais me imaginé que ibais a describir a un usurero, explotador, asesino de gorilas y enterrador de pilas en el suelo (por aquello del turismo consciente y consecuente) , además de ladrón y falsificador de tarjetas de crédito.Pero, o no he entendido bien o el gran mal que ha hecho este hombre del que “hay que evitar a toda costa caer en sus redes” es tener un alojamiento que oferta rutas de trekking y caro para vuestro gusto, anunciarse en guías turísticas (no sé que guías serás esas, porque conozco el gremio y desde luego en las buenas y conocidas las recomendaciones no se compran ) y pagar por buenas opiniones ¿en TripAdvisor?, un dato que no sé como habréis averiguado para asegurarlo con tanta rotundidad.¿Habéis tenido algún problema grave con esta persona?¿me he perdido algo?

    1. Seguramente me he explicado mal. No tengo nada en contra de este hombre, porque, de hecho, ni le conozco. Cuando iba a ir a Hsipaw, como hago habitualmente, leí varios blogs sobre el destino y en algunos comentaron el mismo tema sobre el tal Mr. Charles. Por eso elegimos otro alojamiento, pero quise constatar lo leído y hablamos con el chico de la Guesthouse dónde estábamos y con viajeros que habían estado allí. Y además hasta entramos en el hostal por una urgencia urinaria!! 🙂

      A ver, lo que pasa es que el tal Mr Charles es un “amigo del régimen” que tuvo la “suerte” de obtener la primera (y durante mucho tiempo la única) licencia para alojar a extranjeros. A partir de eso y de ciertas “buenas críticas” (no, todos sabemos que en la Lonely Planet son absolutamente imparciales, no quería sugerir eso) fue subiendo hasta hacerse con el control de todo el pueblo. ¿Qué significa eso en la práctica? Pues mira, que cuando vas a su albergue vas a tener que pagar más del doble por lo mismo. Pero como no tiene competencia… En los trekking lo mismo. Estuvimos preguntando y todo el pueblo (oh, casualidad) nos enviaba a Mr Charles. Yo no creo en las casualidades.

      Te paso el artículo de wikivoyage que lo explica mejor que yo: http://wikitravel.org/en/Hsipaw

      1. Ok! Ahora me queda claro.Mr.Charles es lo que llamamos en mi tierra un “cacique” , que ha usado sus influencias, creando un monopolio abusivo que no deja crecer al resto.Si voy por esa zona, no verá un euro de mi dinero.

  3. No hay duda de que Myanmar ha cambiado bastante desde que yo lo visité, y eso que tampoco hace tanto. Por cuestión de tiempo nosotros no hicimos ese precioso viaje en tren, en su lugar contratamos un coche para llegar a Pyin Oo Lwin, un lugar que nos dejo ni fu ni fa, y además las cataratas de Anisakan tampoco nos parecieron nada especial. Para gustos, los viajeros jejejeje.
    Un abrazo

    1. Claro! Cada persona tiene un gusto. ¡Que aburrido sería el mundo si no! La catarata vista desde abajo me pareció chula, pero lo espectacular para mi fue el sendero y las pozas de arriba.
      Pero como he dicho antes, para gustos colores… 🙂
      Saludos

  4. kaixo
    como me ha gustado la forma d entender el viaje
    soñamos ir en diciembre madre hija y novio, solo 13 dias, tan dificil planificar la ruta…

  5. Hola Iván! Gracias por tomaros el tiempo de compartir vuestra experiencia con el resto. Es genial el post, y los consejos! Dos preguntitas, si nos podéis echar un cable: dormisteis en algú homestay en Hsipaw? Y qué tal lo veis, para llegar a las cataratas en moto, con experiencia mínima en moto? 🙂 Gracias de nuevo! Cris

    1. Sí, estuvimos en un homestay en Hsipaw, pero nada recomendable, la verdad. Con la moto no tuvimos ningún problema, pero la verdad no recuerdo cómo eran las carreteras y caminos por allí…

  6. Chicos genial!
    Recién descubro vuestro blog, preparando Myanmar. Es el primer país que preparamos a conciencia pq pinta que se va a disparar nuestro presupuesto, así que no tenemos tiempo que perder. Me encata toda la informació que dan. Ya miamo los seguimos.
    Saludos
    Fuet, Mate i Arros

  7. Hola ! Felicitaros por el blog antes de nada, me encanta cómo dáis la información. Por otra parte, voy en septiembre a Birmania y tengo una duda: ¿Se puede coger el tren en Mandalay y hacer el trayecto directo hasta Hsipaw sin bajar del tren ni hacer ningún cambio?
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *