100 días de la vuelta al mundo en tren: balance

Hoy se cumplen 100 días de la vuelta al mundo en tren y voy a hacer balance de lo que ha dado de sí la primera fase de este viaje. He querido distinguir 3 fases en el viaje que corresponden con las veces que Nuria tenía previsto venir a visitarme: la primera fase es desde el inicio del viaje que compartimos ambos en Rumania hasta el final de la etapa en Australia (98 días, 4 etapas: Europa, America, Filipinas y Oceanía); la segunda fase se debería iniciar ahora en Bali y terminaría en Vietnam (116 días en una única etapa: la etapa del sudeste asiático); la tercera y última fase irá de China hasta el final del viaje (160 días divididas en la etapa de Asia y la de África). Continúa leyendo 100 días de la vuelta al mundo en tren: balance

Compartir es el mejor agradecimiento

Plan perfecto: vuelta al mundo en tren, ¿qué podría salir mal en un viaje en tren?

Queda exactamente una semana para iniciar la Vuelta al Mundo en Tren (la #VaMT2017) y no se me ha ocurrido nada mejor que reunir a unos cuantos amigos para que me expliquen qué podría salir mal con un plan tan perfecto como este 😉 Porque sí, ya sabía yo que algo podría salir mal viajando en tren… ¡No os perdáis las estupendas anécdotas viajeras que nos traen! Continúa leyendo Plan perfecto: vuelta al mundo en tren, ¿qué podría salir mal en un viaje en tren?

Compartir es el mejor agradecimiento

10 pensamientos vitales tras un viaje al sudeste asiático

Estoy reflexionando sobre lo que el viaje me enseña y me ofrece. Lo hago tras el último viaje al sudeste asiático en el que tuvimos la oportunidad de visitar Tailandia y Birmania.

Me pasó una cosa que hizo que me diera cuenta de que soy esclava de mis cosas… y no me gusta.

Por alguna extraña razón que no logró aún entender, en vez de pertenecerme a mi, yo les pertenezco a ellas.

Continúa leyendo 10 pensamientos vitales tras un viaje al sudeste asiático

Compartir es el mejor agradecimiento

¡Me voy a dar la vuelta al mundo en tren!

Suelto así el notición, sin anestesia: me voy a dar la vuelta al mundo en tren durante todo un año en solitario.

Foto de Kenia, subiendo al tren lunático. Me consta que Kenia es uno de los destinos que más se comentarán en la quedada :)
Foto de archivo de cuando viajamos en el tren lunático de Mombasa a Nairobi.

La idea es recorrer los 5 continentes saltando de tren en tren y disfrutando de todos los lugares de interés que encontraré en la ruta. Por supuesto, no hay trenes que crucen los océanos, es más, hay países que hay que cruzar y que no tienen un sistema de ferrocarriles en todo su territorio, por lo que se usará también el avión, barco y otros medios de transporte terrestres.

ACTUALIZACIÓN 8/Noviembre: La ruta ha experimentado un ligero reajuste, especialmente en la parte Europea. He actualizado en cada etapa los cambios, pero las imágenes pueden ser distintas a la ruta prevista (prevalece el texto, lo siento). Continúa leyendo ¡Me voy a dar la vuelta al mundo en tren!

Compartir es el mejor agradecimiento

De Mandalay a Hsipaw: el recorrido en tren más espectacular del Sudeste Asiático

La mayoría de viajeros hacen el trayecto de Mandalay a Hsipaw en autobús y solo algunos hacen una parada en la antigua ciudad de Maymyo, hoy rebautizada como Pyin Oo Lwin. Son dos errores que no debes cometer en la planificación de tu viaje a Birmania. Por dos razones:

Nuria en el bosque
Nuria en mitad de la espesa vegetación bajando hacía las cataratas de Anisakan.

Continúa leyendo De Mandalay a Hsipaw: el recorrido en tren más espectacular del Sudeste Asiático

Compartir es el mejor agradecimiento

Cómo llegar del aeropuerto de Yangón al centro por 14 céntimos de euro

En este artículo no solo te explicaré cómo llegar del aeropuerto de Yangón al centro de una manera muy barata, sino que te contaré porqué es la mejor manera de hacerlo.

Cuando estábamos en casa planificando el viaje a Myanmar, nos asustábamos con los presupuestos de viaje de otros viajeros que duplicaban o incluso triplicaban los precios de Tailandia o Indonesia.

Cómo ir al centro en autobús

Básicamente había dos teorías: o llegabas del aeropuerto al hotel en taxi o buscabas un autobús. La opción del taxi es la más fácil y cómoda, pero costaba 7000 kyats (unos 10 dólares) y empezar el viaje así era entregarse a los malos augurios que decían que el viaje a Myanmar nos iba a salir por un riñón. La otra opción, la del autobús tenía dos versiones:

  • En la más simple salías de la terminal y seguías la calle a mano derecha hasta llegar a Pyay Road (unos 10 minutos) y ahí buscabas la parada del autobús 51 que te debería dejar a 100 metros de la Sule Paya.
  • La otra teoría te decía que te subieras a un pickup para llegar hasta la parada de un autobús, pero es tan complicada que no la llegué a entender.
Anden del tren para llegar del aeropuerto de yangon al centro
Los andenes en Yangón, igual que los propios trenes y toda la ciudad, están muy envejecidos, tienen ese aire decadente que caracteriza a muchas ciudades coloniales.

A mi, que no me gusta pelearme con taxistas y que me parece complicado encontrar las paradas de autobuses hasta en mi ciudad, no me convencía ninguna de estas opciones, así que seguí investigando.

Cómo ir del aeropuerto de Yangón al centro en el tren circular

El descubrimiento fue darme cuenta de que el tren circular de Yangón, que es considerado con razón una atracción turística por muchas guías de viaje, paraba muy cerca del aeropuerto.

Desde la puerta del aeropuerto de Yangón hasta la parada de Phaung Taw Oo hay solo 1800 metros, es decir, menos de 20 minutos andando. Luego, ahí tomas uno de los abundantes trenes que pasan y en poco más de media hora te plantas en la Estación Central de Autobuses de Yangón que está en todo el centro. Además, si, como fue nuestro caso, vas a tomar esa misma noche o al día siguiente un tren hacía Mandalay, puedes reservarlo ahí directamente al bajar del tren circular.

Para llegar hasta la estación Phaung Taw Oo ponte un punto GPS en el programa que uses en tu móvil y síguelo, aunque es casi línea recta una vez dejas el aeropuerto (de todos modos en los puntos GPS de interés de Birmania que hemos preparado está puesto y lo tendrás activo).

El camino hasta la estación de trenes te recomiendo que lo hagas solo si llevas mochila, con maletas sería un desastre porque hay zonas sin asfaltar. Lo interesante es que te da una idea de lo que es Yangón en realidad, una imagen muy distinta de la que encontrarás en el centro dónde todo está más urbanizado.

Y el tren circular es una pasada… Una experiencia total. Gente increíblemente amable que te habla y te sonríe, vendedoras ambulantes que aprovechan el viaje para ir rallando coco para preparar sus bebidas, las primeras mujeres con tanaka en sus caras y los primeros hombres masticando hoja de betel…

Antes de salir del aeropuerto

Antes de salir del aeropuerto de Yangón acuérdate de sacar o cambiar dinero ya que ni en el autobús ni en el tren te aceptarán nada que no sean kyats (bueno, quizás si les das un dolar se lo queden y paguen ellos el billete, pero estarías tirando el dinero). El taxi funciona mediante una tarifa fija pre-pagada, que sí admite dólares, aunque al cambio te sale mejor pagar en kyats.

El cambio en el aeropuerto si no recuerdo mal, era bastante bueno, aunque yo esperaría a cambiar en el centro de Yangón. En cuanto a los ATM o cajeros automáticos, nuestra experiencia fue bastante negativa. En la terminal de llegadas no funcionaba ninguno y tuvimos que ir a la terminal de salidas dónde la mitad de los cajeros tampoco funcionaban. Finalmente pudimos sacar en uno de los que sí funcionaba pagando una pequeña comisión.

Tren de Yangon a Mandalay
Nuria en el compartimento individual en el tren Yangón-Mandalay. Si lo pides, puedes conseguir un compartimento solo para vosotros, sin otra pareja enfrente y con la posibilidad de cerrar con pestillo la puerta para dormir tranquilo durante toda la noche (o lo que quieras hacer 😉 ).

El centro de Yangón

En la época de lluvias en Yangón llueve prácticamente todos los días a todas horas. Es como Bombay.

Nuestra idea era llegar, comprar un billete de tren en el sleeper de esa noche, dejar las mochilas en consigna y salir a ver algo de la ciudad. Nuestro gozo en un pozo. En la estación de Yangón no hay taquillas, ni consigna, ni te dejan siquiera rogándolo dejar tu mochila en un rincón. Mala suerte. Eso y la lluvia nos cambiaron totalmente los planes.

Salimos a comer en un momento en el que la lluvia paró un poco y cuando volvió a empezar nos pilló en la puerta de un KFC por lo que no tuvimos más remedio que dejarnos atracar a mano armada y comer allí. ¡Cómo llovió en las dos siguientes horas! Menos mal que de allí no te echan aunque ya te hayas terminado la diminuta porción de pollo que habías pedido.

Desayunando en el tren a Mandalay
En el tren puedes ir al vagón restaurante y comer, pero te sale mucho más a cuenta pasarte por un supermercado o por los puestos de la calle y comprar lo que te apetezca.

Teníamos una precaria wifi que nos permitió decir ‘hemos llegado bien’ a los familiares, por lo que estuvimos entretenidos. Luego nos daríamos cuenta que esa wifi fue una de las mejores que tuvimos en todo el viaje.

Cuando dejó de caer agua torrencialmente salimos con el tiempo justo para comprar algunas provisiones para cenar en el tren en los puestos callejeros. ¡Aquellos precios sí eran lo que esperábamos! Luego nos dimos cuenta de que el tren tenía un vagón restaurante que no utilizamos, entre otras cosas, porque el precio estaba bastante inflado también.

Compartir es el mejor agradecimiento

Autobuses low cost en Europa

Hace unos años aparecieron en Europa las líneas aéreas Low Cost. Apareció Ryanar, EasyJet y otras muchas. Otros servicios de transporte han tardado más en reaccionar y empiezan a aparecer y a consolidarse ahora, como son los autobuses low cost en Europa.

Empujados por la fuerza de servicios como BlaBlaCar, los transportes de pasajeros por tierra nos sorprende de vez en cuando con ofertas increíbles del tipo Munich – Roma por 1 euro.

Las dos mayores compañías de autobuses low cost de Europa son FlixBus y MegaBus, pero hay otras compañías que aunque no realizan ofertas tan espectaculares, también tienen que ser tenidas en cuenta, como por ejemplo Ecolines.

Megabus, la mayor compañía de autobuses low cost del mundo

Megabus nació en EEUU y allí y en Canadá tiene una gran cantidad de rutas ya establecidas. En Europa está empezando ahora su expansión y suele realizar grandes promociones como las mencionadas arriba.

Algunos ejemplos de tarifas actuales de Megabus:

  • Barcelona-Amsterdam (24 horas): 34 euros
  • Londres-Edimburgo (9 horas): 13 euros

Como veis, son tarifas más económicas de lo habitual, pero no son gangas. Los chollos los suelen sacar solo de vez en cuando.

En España solo llegan hasta Barcelona, aunque está previsto que amplíen sus servicios de autobuses low cost al sur.

Los autobuses low cost en Europa de MegaBus

FlixBus, la competidora europea

FlixBus es una empresa de autobuses low cost alemana que nació para competir directamente con MegaBus y el tren. Esta compañía tiene sus centrales en Alemania (Munich y Berlin), París y Milán.

En general, es una opción más cara que MegaBus, aunque de vez en cuando se encuentran ofertas bastante interesantes. Algunos ejemplos de rutas:

  • Berlin-Paris (20 horas): 48 euros
  • Lyon-Milan (6 horas): 19 euros

Esta compañía todavía no está operando en España.

Compañías de autobuses low cost en Europa como FlixBus todavía no han llegado a España
Compañías de autobuses low cost en Europa como FlixBus todavía no han llegado a España

Otras compañías de autobuses Low Cost en Europa

Además de las dos más conocidas, hay multitud de compañías de autobuses que se podrían catalogar de Low cost, pero que quizás operan rutas más locales. Es el caso de EcoLines que se centra en la Europa del Este. Podemos encontrar ofertas tan interesantes como:

  • Tallin-Berlin (14 horas): 25 euros
  • Amsterdam-Moscú (22 horas): 85 euros

No son ofertas sorprendentes, salvo si conseguimos alguna de las ofertas que sacan habitualmente. No obstante, son precios bajos, si pensamos los precios de los autobuses a los que estamos habituados (por un Alicante-Valencia he llegado a pagar hasta 24 euros por 2 horas de trayecto; ahora se están poniendo las pilas y han bajado a 8 euros el billete más barato).

Prueba también la compañía de autobuses lowcost National Express, especialmente para viajes centrados en las islas británicas. Por ejemplo, un billete entre Londres y París puede salirte por menos de 20 euros, menos de lo que te costaría cualquier compañía aérea lowcost y además sin tener que pagar por el shuttle desde el aeropuerto.

Para encontrar ofertas de autobuses low cost en Europa existe un buscador muy interesante que compara precios de autobuses, aviones y trenes. Se llama GoEuro y es un ‘must‘ si vas a viajar por Europa.

Compartir es el mejor agradecimiento

5 histórias y anécdotas de nuestro viaje a Cuba

Cada día, cada hora en Cuba es una historia. Historias que vives o que te cuentan, historias con final feliz o trágico, pero historias y anécdotas que te enriquecen en lo más profundo de tu ser. Anécdotas a veces graciosas, historias de vida, resistencia y supervivencia. Las que aquí traigo hoy son solo cinco de esas anécdotas que ilustran lo que es Cuba. Continúa leyendo 5 histórias y anécdotas de nuestro viaje a Cuba

Compartir es el mejor agradecimiento

Ooty

Ooty tiene muchos lugares que visitar y aunque no sea tan bonita como Munnar, sigue siendo una ciudad muy atractiva. Esta es una de las iglesias que hay que visitar en la ciudad.
Ooty tiene muchos lugares que visitar y aunque no sea tan bonita como Munnar, sigue siendo una ciudad muy atractiva. Esta es una de las iglesias que hay que visitar en la ciudad.

La última “Hill Station” que visitamos en nuestro periplo por el sur de la India fue Ooty. Sin duda es la más desarrollada turísticamente de las “Hill Station”, aunque no la más espectacular en cuanto a paisajes (prefiero Munnar). También es la más fresca y la más cara. Eso sí, Ooty tiene un montón de actividades para hacer y un núcleo urbano mucho mayor que sus competidoras lo cual dota a la ciudad de más y mejores lugares dónde comer y alojarse.

Continúa leyendo Ooty

Compartir es el mejor agradecimiento

El tren de las nubes (Nilgiris)

El curioso tren de las nubes recorrer los montes azules (nilgiris) empujando en vez de arrastrar.
El curioso tren de las nubes recorrer los montes azules (nilgiris) empujando en vez de arrastrar.

El tren de las nubes o tren de los montes azules (Nilgiris) es un viejo tren de vapor muy peculiar que realiza el recorrido entre Mettupalayam y Ooty. Entre sus peculiaridades destacan el hecho de que el tren empuja los vagones en vez de tirar de ellos, además de la característica principal que lo convierte en patrimonio de la humanidad de la UNESCO que es el impresionante paisaje que recorre. Puentes de vértigo, pendientes elevadísimas, acantilados, barrancos y pura naturaleza.

Continúa leyendo El tren de las nubes (Nilgiris)

Compartir es el mejor agradecimiento

Madurai

El templo de Madurai es lo único de relevancia que hay que ver en la ciudad.
El templo de Madurai es lo único de relevancia que hay que ver en la ciudad.

La razón por la que pasamos tantas noches en Madurai no tiene nada que ver con los atractivos de la ciudad, ni con lo agradable de la misma, sino con el problema para conseguir billetes de tren en la India. El trayecto Madurai-Varkala lo teníamos comprado para el día 6 de agosto con casi un mes de antelación y no conseguimos cambiarlo para viajar unos días antes sin entrar en una lista de espera (creedme si os digo que rebuscar en la lista de espera del tren nos causaba más ansiedad que mirar en las listas de la selectividad). Aunque en principio para Madurai habíamos planificado estar solo un par de noches (¡y era más que suficiente!), al eliminar Pondichery de nuestra planificacion el “tiempo ganado” había terminado en Madurai.

Continúa leyendo Madurai

Compartir es el mejor agradecimiento

Thanjavur

El Big Temple es uno de los templos más fotogénicos que encontramos en el sur de la India.
El Big Temple es uno de los templos más fotogénicos que encontramos en el sur de la India.

Buscando un poco de aire fresco nos metimos en un tren cama a las 8 de la mañana hacía Thanjavur. Las opciones eran Thanjavur o Pondichery, pero la idea de meternos 2 horas en un autobús sin aire acondicionado nos disuadió bastante. Así que aprovechando que estábamos alojados justo en frente de la estación de trenes, elegimos ir a Thanjavur con la esperanza de que la temperatura bajase un poco. Pero no fue así. Tras dormir las primeras 3 horas de trayecto, el calor empezó a ser tan insoportable que tuvimos que recurrir a la ventilación manual ya que los ventiladores del techo no alcanzaban. El tren, además, se retrasó cerca de 1 hora y llegamos a las 2 y pico de la tarde a Thanjavur con un calor desesperante encima del cuerpo.

Continúa leyendo Thanjavur

Compartir es el mejor agradecimiento