Islandia: qué llevar a un viaje de 14 días

En los días previos a la salida de nuestro vuelo, nuestra gran duda era saber qué cosas necesitaríamos en Islandia. ¿Qué llevar de ropa? ¿Qué comida meter? ¿Qué aparatos y otro tipo de elementos nos harían falta? Teníamos una gran limitación al volar en compañías low-cost y era que no habíamos comprado ninguna maleta adicional, por lo que inicialmente íbamos a viajar solo con las mochilas pequeñas (llevándolas como equipaje de mano). Finalmente decidimos comprar una maleta solo de ida. Compramos una maleta grande de segunda mano en el rastro con la intención de abandonarla y la llenamos de comida y ropa “para abandonar” (ropa que si no nos la traíamos de regreso tampoco la echaríamos de menos).

Así iban nuestras maletas. Como pasaban de 20 kg. tuvimos que intercambiar cosas con Aida y Jorge.
Así iban nuestras maletas. Como pasaban de 20 kg. tuvimos que intercambiar cosas con Aida y Jorge.

Como se puede ver en la imagen la mayoría de la maleta estaba llena de comida. En teoría en Islandia hay una limitación en la importación de alimentos: máximo 3 kilos por persona y no se puede entrar carne no cocinada. En principio, el jamón, chorizo, embutido, etc. está prohibido, pero en la práctica va a ser muy complicado que nadie vaya a inspeccionarte (he leído muchos blogs y foros y nunca a nadie le han realizado una inspección). Nosotros en concreto llevábamos casi 5 kilos de comida por persona y metimos chorizo, paté, sobrasada, jamón y otras delicias sin cocinar. En realidad, llevar esta comida nos hizo ahorrar algo de dinero, pero tampoco demasiado ya que el supermercado Bonus, aunque es muy caro, no es tan caro como para hacer obligatorio el llevar comida de casa (por ejemplo, las sopas esas de añadir agua hirviendo y listas son más caras aquí que allí, pero un bote de Nutella pequeño allí te puede salir por casi 4 euros). Mi recomendación personal: llevad aquella comida que os encante y que sea difícil encontrar allí. Allí encontraréis a precio “normal” sopas, pan de molde, galletas, pasta y arroz; y a precio “caro” encontraréis pan francés, bebidas no alcohólicas, leche y productos lácteos, frutas, verduras, etc; y a precios prohibitivos puedes comprar carne, tartas y pescado. Es importante que sepas que la leche que venden en los supermercados es fresca por lo que tiene que conservarse en frío todo el tiempo o en un par de días estará para tirar (afortunadamente hace frío suficiente como para que algunos armarios de la autocaravana parezcan una nevera). El alcohol solo se puede comprar un unas tiendas especiales que tienen unos horarios muy restringidos y a unos precios altísimos. Por eso, si quieres alcohol llévatelo de casa, cómpralo en el duty free del aeropuerto de origen o, como muy tarde, en el duty free del aeropuerto de Keflavik (abierto 24 horas).

Otra de las grandes dudas que teníamos era la ropa necesaria para sobrevivir 15 días en Islandia. ¿Qué llevar de ropa? Me imagino que habrá dos temporadas: el verano y el resto del año. En verano quizás podamos relajarnos un poco, en el resto del año hace frío y hay nieve por lo que es fundamental llevar un traje de nieve. Los islandeses van tranquilamente en mangas de camisa, pero los que venimos de climas cálidos necesitamos muchas capas de ropa. Además de un buen traje de nieve, no estará de más echar a la maleta ropa térmica (camisas y mallas). Algún buen chubasquero porque es posible que se ponga a llover o nevar tampoco vendría mal para tratar de proteger un poco el traje de esquí. Para las zonas termales necesitarás un bañador, aunque en las más escondidas no hace falta 😉 En cuanto a calzado, fundamental llevar unas buenas botas de montaña altas e impermeables (hay barro y nieve y más de una vez meterás la pierna), unas chanclas para las piscinas y pozas y algún calzado calentito y cómodo para cuando estés en el hostel o en la autocaravana.

Respecto a electrónica y otros elementos, es fundamental llevar un GPS, móviles y cargadores. Si vas a alquilar una autocaravana es importante que te lleves un pequeño transformador que se conecta al mechero del coche y proporciona un enchufe normal para poder cargar el móvil. A nosotros nos vino muy bien llevar un hub usb para poder cargar varios dispositivos a la vez.

En general hay que pensar que Islandia es un país bastante despoblado, pero muy avanzado, por lo que entre núcleos de población tendrás que ser autosuficiente, pero en cuanto encuentres un núcleo de población lo tendrás todo.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *