El famoso puente sobre el río Kwai

Kanchanaburi

El famoso puente sobre el río KwaiKanchanaburi ha sido para nosotros un segundo Pai, un lugar dónde descansar y realizar excursiones por la zona. Pero siendo sinceros, a pesar de las muchas excursiones que se pueden hacer tomando a Kanchanaburi como base de operaciones, los 3 días completos y los dos medios días que nos pasamos aquí los dedicamos básicamente al relax. A ello contribuyó significativamente el hecho de haber encontrado un hotel de bajo presupuesto tan bien dotado: cama blanda, muy limpio, buen ambiente, piscina, jardín con zonas de estar…

En el mismo pueblo de Kanchanaburi es posible visitar el cementerio de los japoneses que murieron aquí.Dedicamos el primer día aquí a visitar el puente sobre el río Kwai y la ciudad, pero la de verdad, no la zona turística en la que están la mayoría de hoteles (incluido el nuestro). Al puente sobre el río Kwai se llega recorriendo 3 kilómetros hacía la derecha desde la estación de trenes (la de autobuses queda muy lejos, hay que pillar taxi) y a la ciudad de verdad se llega dirigiéndose a la izquierda desde dicha estación (en la zona de la estación de autobuses).

Junto al puente, hay un museo en el que se puede ver esta locomotora de los tiempos de la guerra. El puente sobre el río Kwai, eliminado ya su peso histórico y la carga simbólica de dolor y sufrimiento que encierra, se ha convertido en una atracción de feria más. Igual que la misma calle que corre paralela al río y que se ha llenado de guest-houses, bares, sitios de masaje y otros negocios relacionados con el turismo. Para huir de esta feria, tendría uno que refugiarse en la ciudad; recorriendo apenas 500 metros parece que has salido de Terra Mítica y estás ahora en un suburbio de una gran ciudad cualquiera. Todo es más bonito cuando más te acercas al puente, pero más irreal al mismo tiempo.

Los templos que están metidos dentro de cuevas son totalmente diferentes a los templos convencionales de los cuales terminas empachado.El segundo día de nuestra estancia nos alquilamos una moto y nos fuimos a recorrer la provincia. Pasamos por varios templos (algunos dentro de cuevas), nos saltamos (porque no supimos encontrarlo) un lugar del río dónde se congregan cientos de monos en libertad, pasamos por ruinas históricas en las que no estuvimos dispuestos a pagar la abusiva cantidad de 100 B que requerían por ver el 1% de lo que se ve en Ayutthaya, nos perdimos varias veces, nos volvimos a encontrar y terminamos en unas cataratas (Yat Noi) en las que te puedes bañar o lanzarte con un flotador en el culo si el tiempo lo permite. En nuestro caso no lo permitió y no solo eso, sino que a la hora de regresar nos pilló el diluvio universal y nos mojamos enteros: 50 km mojados, conduciendo la moto bajo una intensa lluvia. Afortunadamente no hacía mucho frío, solo a ráfagas, pero a punto estuvo Ivan (que conducía y recibía la mayor parte del aire) de resfriarse. Un par de Ibuprofenos y pa’lante.

Esta catarata dicen que es "blandita", vamos, que aunque caigas de culo no te haces mucho daño. Por si acaso no lo probamos.El último día queríamos coger una moto para ir a las otras cataratas que hay allí (Erawan) pero el día amenazaba lluvia y frío (como así fue) y decidimos que lo dejaríamos para otra ocasión, puesto que para entrar a estas cataratas cobran 200 B y si no hace día de baño es casi como tirar el dinero.

En general Kanchanaburi nos gustó mucho, nos permitió descansar tras unos días bastante movidos y, sobretodo, ofrece suficiente entretenimiento como para no sentir que estás “perdiendo el tiempo”, aunque eso sea precisamente lo que estés haciendo y quieras hacer. Kanchanaburi es uno de los lugares dónde nos podéis buscar si algún día desaparecemos.

Gastos día 1:

Desayuno: 38 B
Hotel (3 noches): 750 B
Coca-colas en un bar: 2×10 B
Comida: 135 B
Anillo nuria: 40 B
Ir al baño: 2 B
Merienda: 22 B
Masaje de pies: 100 B
Cena: 100 B
Botella de Agua: 19 B

En Kanchanaburi hay multitud de puestos callejeros dónde venden comida, bebida, etc. Esto es una constante en toda Tailandia.Gastos día 2:

Desayuno: 28 B
Moto: 150 + 190 B (gasolina, pero nos sobraron 40 B)
Comida: 63 B
Cena: 155 B

Gastos día 3:

Desayuno: 28 B
Comida: 77 B
Postre: 14 B
Cena: 107 B (barbacoa en la calle con pankake de postre)
Masaje: 200 B
Botella de agua: 14 B

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *