El famoso Gran Cañón de Pai no es tan espectacular como se dice. Nada que ver con el Gran Cañón del Colorado.

Pai

El famoso Gran Cañón de Pai no es tan espectacular como se dice. Nada que ver con el Gran Cañón del Colorado.Pai es un pueblo de montaña de 3000 habitantes en el nordoeste de Tailandia, cerca de la frontera con Myanmar. Esto no debería ser nada especialmente interesante, ya que pueblos pequeños por esta zona hay cientos (sin exagerar). Sin embargo, entorno a Pai se ha generado una “escena” backpacker bastante importante, además de ser un lugar de vacaciones típico de gente tailandesa. Al final, Pai es un pueblo lleno de bares, restaurantes, alojamientos para todo tipo de presupuestos, etc. Es decir, un lugar dónde vas a encontrar mucha gente haciendo lo mismo que tu, pero además es un lugar muy barato, más barato incluso que el resto de Tailandia, por lo que también encontrarás muchos viajeros que se toman en Pai unas “vacaciones del viaje”, durante unos días, semanas o meses.

A muy poca distancia del pueblo de Pai está este pueblo chino.Por eso, cuando llegas a Pai sientes un buen rollo casi instantáneo, con gente viajera dispuesta a entablar conversación y gente tailandesa que está muy abierta ya que está de vacaciones. Además, aquí vimos a los tailandeses más hippies y alternativos que hemos visto en todo el país, por lo que nos da en la nariz que este se está convirtiendo en uno de esos destino típicos de la gente más bohemia de Tailandia.

En esta catarata nos podíamos haber metido a nadar, pero el día no acompañaba.¿Qué es lo que se puede hacer en Pai? Pues nada y todo. Quiero decir, la gente viene a Pai con un propósito u otro. Si por ejemplo, uno viene a estar tranquilo unos días, pues lo estará; si se viene a disfrutar de la naturaleza, aquí hay un montón; si se tiene la intención de conocer gente, este es un buen lugar. Vamos, que cada uno se puede montar su propia estancia como quiera. Las agencias (o uno mismo) pueden organizarte trekkings por los alrededores, descensos en rafting (1700-2500 B), jornadas de tubbing (300 B), paseos en elefante (300 B)… o puedes alojarte en un bungalow en un jardín tropical y leerte un libro en tu porche como hicimos nosotros. O también tienes la opción de alquilarte una moto y recorrer los alrededores o simplemente sentarte junto al río a ver pasar la vida.

Si simplemente quieres dar un paseo por la jungla no hace falta que pagues a nadie, sal a pasear, la jungla está ahí al lado. Solo si quieres trekkings de varios días o en ciertos lugares especiales necesitarás contratar a un guía.Nuestros dos días aquí transcurrieron muy tranquilamente y nos dio tiempo aún así a visitar todo lo visitable de Pai y sus alrededores. Cuando alquilamos la moto nos dieron un mapa dónde venían marcados los principales puntos de interés de los cuales hicimos una preselección con ayuda de la wikitravel. Con la moto en un día completo se puede visitar casi todo e incluso perderse por los campos de arroz y ver cómo se trabaja en ellos.

Hay muchas escenas fantásticas que están esperandote.Compartimos estos días de tranquilidad con Pello, un chico vasco que llevaba dos meses viajando por Tailandia y que tras los excesos en “el sur” se había venido “al norte” a recuperarse económicamente, pues tenía un presupuesto que cumplir antes de que se le terminara el viaje. (Por cierto, Pello, si nos estás leyendo manifiéstate, que no tenemos tu email). Nuria lo cuenta todo en este vídeo:

Gastos día 1:

Así son las calles de Pai un día cualquiera por la mañana.Desayuno: 28 B
Hotel: 200 B
Cortezas cerdo: 5 B
Comida: 175 B
Creepe: 15 B
Aperitivo: 40 B
Cena: 120 (3 personas)

Gastos día 2:

Y así son los alrededores de PaiHotel: 200 B
Desayuno: 36 B
Moto: 100 + 90 B (gasolina)
Comida: 110 B
Cortezas: 2×5 B
Cena: 73 B
Crepe: 25 B

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

2 comentarios sobre “Pai”

  1. Pingback: Mae Sot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *