Cabo de Gata

Este puente de agosto (del 12 al 15) hemos estado en el Cabo de Gata. Primero fuimos a Granada donde pasamos la noche del viernes y del sabado y el domingo por la mañana, muy pronto, salimos hacia el Cabo. De Granada ya hablaremos en otro momento. Fuimos hasta alli para encontrarnos con unas amigas y respirar el ambiente de la ciudad.

Las dos noches que pasamos en el Cabo estuvimos en el aula de la naturaleza de Rodalquilar, una especie de Young Hostel rural: literas en habitaciones compartidas, baños mixtos, sin restaurante, zonas comunes, barato… Costaba 13 euros la noche en una habitacion de 6 literas. El lugar estaba muy limpio y bien cuidado y en general la gente no era muy escandalosa. Volveremos.

En cuanto al Cabo, es un conjunto de playas y calas enmarcadas en un parque natural semi-desertico. Cuando circulabamos por las carreteras entre los pueblos enclavados dentro del parque recordaba cuando en Tunez nos decian “notad que ya estamos muy cerca del desierto, observad el paisaje semi-desertico”. Es identico. El agua de las playas es cristalina, transparente, y la arena es finisima, dificil de encontrar en Valencia o Alicante.

Los caminos hasta las playas son un poco complicados en ocasiones. El primer dia fuimos a El Playazo. El coche entra hasta casi la orilla del mar, muy facil acceso. El agua estaba llena de medusas por lo que hasta la tarde, cuando desaparecieron, no nos pudimos meter. El oleaje era fuerte, muy divertido. El segundo dia fuimos a el Barronal. Una playa muy tranquila, pero con una buena caminata desde donde se dejan los coches hasta la propia playa. Es un lugar precioso, creo que la mejor playa en cuanto a paisaje de los tres dias. El tercer dia fuimos a Los Genoveses que es una de las más conocidas. El acceso no es malo, pero hay que andar un poco. El agua (cristalina) estaba tan calmada que parecia una piscina. La noche anterior un barco encalló en la playa y fue un espectaculo para todos los presentes esperar a que lo remolcaran, con los agentes medio-ambientales en sus ATVs por la playa, etc.

Se puede ver una descripcion de todas las playas aqui. Por cierto, en casi todas las playas del Cabo de Gata (todas en las que estuvimos) es habitual el nudismo.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *