EasyJet ha decidido instalar una nueva base de operaciones en Madrid. Esto significa que la compañia cambia su visión respecto al estado español. Si antes nos veia como receptores de turismo, ahora, con las cifras en la mano, se ha dado cuenta que puede sacar beneficio generando turismo desde la peninsula hacia otras ciudades europeas. A este respecto, la compañia ha señalado que más del 30% de los vuelos en España se realizan en compañias low-cost.

A efectos prácticos, lo que esta noticia supone es que van a habilitarse nuevos destinos desde Madrid hacía otras ciudades europeas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.