¿Sabías que tu próximo viaje te va a salir más caro?

Si tu próximo destino está fuera de la zona euro, prepárate porque el viaje te va a salir aproximadamente un 30% más caro que hace un año. Tanto si tu próximo viaje es en Semana Santa o si lo vas a hacer esta primavera o en el verano, las previsiones son bastante negativas.

¿Por qué me va a salir más caro mi próximo viaje?

Porque el euro no para de caer en el mercado internacional dónde cotizan las monedas. Mira esta gráfica:

USDEUR

Esta es la gráfica de la evolución del cambio Euro – Dolar de los últimos 2 años. Como se puede ver, desde principios de 2014, la curva va hacía abajo, lo cual significa que por 1 EUR cada vez te dan menos dólares. Sin embargo, desde mediados a finales de 2014 la caída se ha acentuado y ahora mismo el cambio euro-dolar es casi 1:1, es decir, que si hace un año con 100 euros conseguías 130 dólares, hoy en día con esos mismos 100 euros solo te darán 100 dólares.

Básicamente, la explicación de porque está cayendo el euro es que el llamado plan Draghi de inyección de dinero en la economía europea quería conseguir precisamente este objetivo. En este artículo de El País se explica mejor.

¿Y esto me afecta si mi próximo viaje es a un país que no tengan el dólar?

Sí, porque es una caída del euro, no una subida del dólar. Por ejemplo, si vas a viajar a Londres esta próxima Semana Santa, tendrás que cambiar euros por libras y las libras también se han hecho fuertes respecto al euro. Se puede ver en esta otra gráfica:

gbp

En este caso, la caída viene desde mediados de 2013 y de nuevo se ha acentuado por acción del plan Draghi. Lo mismo pasa si tu próximo viaje fuera a la India, dónde nosotros llegamos a ver en agosto de 2013 un cambio 1 euro por 90 rupias y ahora por un euro solo te dan 66 rupias.

La mayor parte de las economías del mundo se basan en el dólar y son pocas las que tienen como referencia el euro. Por ello, casi con total seguridad el viajero que emprenda un viaje en 2015 va a pagar bastante más que el viajero que hizo lo mismo en 2014.

¿Seguirá así la situación en agosto?

Nadie puede saberlo, pero la idea del plan Draghi es mantener el cambio euro-dólar a la par durante un buen tiempo para favorecer las exportaciones. Así que hay que esperar que no solo dure todo este 2015, sino que puede prolongarse más allá si no hay un cambio en la dirección del gobierno europeo.

Yo tengo dólares, ¿me afecta?

Si tienes dólares (algo muy común en países de latino-américa), puedes seguir pagando en esta moneda sin ningún tipo de problema ni pérdida económica. Además, si viajas por los países de la zona euro el viaje te saldrá bastante más asequible.

¿Cómo adapto el presupuesto de mi próximo viaje?

Si tienes un viaje planificado y estás tratando de calcular el presupuesto para el mismo teniendo en cuenta la caída del euro, deberías fijarte en si los precios que tienes en tu presupuesto están en la moneda local, en dólares o en euros. Si los precios están en moneda local o en dólares, no hay ningún problema, simplemente a la hora de hacer la conversión a euros deberás multiplicar por el nuevo factor.

Ahora bien, si el presupuesto que has visto está en euros (por ejemplo, un viajero que ha publicado en su blog de viajes lo que gastó en su viaje a Kenia en euros), deberás entrar en la página de XE.com y mirar a cuanto estaba el cambio en el momento en el que viajó el blogguero y a cuanto está ahora para hacer una regla de 3 y obtener el diferencial de caída de la moneda euro. Por ejemplo, si un viajero se gastó 500 euros en el mes de abril de 2014 en su viaje a China, como por cada euro te daban 8’5 yuanes, el mismo viajero hoy en día, con el euro a 6’6 yuanes, se gastaría 8’5*500 / 6’6 = 644 euros. Si buscas una simple estimación rápida, puedes multiplicar cualquier presupuesto de antes del verano de 2014 por 1’3 (un 30% más).

Compartir es el mejor agradecimiento

El coste de la vida

Algo siempre importante cuando te dispones a planificar un viaje es calcular el coste del mismo para hacerte un presupuesto. Sobre todo a nosotros que nos interesa viajar lo más barato que sea posible para así poder hacer muchos kilometros. Muchas veces lo más complicado es conocer el nivel de vida que te vas a encontrar en tu destino: cuanto te va a costar comer fuera, dormir, un helado, un capricho, etc.

Pues bien, todo esto va a ser más sencillo porque se ha publicado un estudio (en inglés) que mide el nivel de vida en diversas ciudades. Como base de computo usan BigMacs por hora de trabajo. Sí, Big Macs son las hamburguesas típicas de McDonnals. Es una medida que yo ya había oido que se usaba en informes sociológicos para calcular el nivel de vida. No deja de ser curioso.

El estudio indica que en Paris es donde mejor se vive, porque necesita menos horas de trabajo para comprar un BigMac. Oslo, Londres, Copenhague y Zurich son las ciudades más caras. Por ejemplo, el diferencial entre Londres y Madrid es de un 30%, lo que significa que salir a comer en Londres implica gastarte un 30% más que salir en Madrid.

La tabla más interesante es la tercera que indica cuanto tiene que trabajar en una ciudad alguien para poder comprarse un BigMac. Es curioso ver la diferencia tan grande que hay entre Madrid y Barcelona. En Madrid cada 19 minutos te compras un BigMac, mientras que en Barcelona necesita trabajar 28. La mejor Tokio, que en 10 minutos tienes tu BigMac.

Compartir es el mejor agradecimiento