Quedada viajera Apeadero

Foto de Kenia, subiendo al tren lunático. Me consta que Kenia es uno de los destinos que más se comentarán en la quedada :)
Foto de Kenia, subiendo al tren lunático. Me consta que Kenia es uno de los destinos que más se comentarán en la quedada 🙂

Han pasado ya seis años y medio y hemos escrito más de 350 artículos desde aquél día de junio en el que decidimos abrir un blog para narrar lo que para nosotros es nuestra pasión: viajar. Y ahora, en enero de 2013, vamos a lanzar lo que jamás en todo este tiempo pensábamos que haríamos: una quedada viajera.

Sigue leyendo Quedada viajera Apeadero

Compartir es el mejor agradecimiento

¿Dónde comer en Roma? Il Ponentino

La presentación no es la mejor del mundo, pero el plato es abundante.Nuestro lugar BBB en Roma es un restaurante que se encuentra en la zona de Trastevere, relativamente cerca del Castello de Sant Angelo y un poco más alejado del Vaticano. Puestos a buscar, restaurantes así hay cientos en Roma, pero es relativamente complicado encontrar alguno cerca del centro histórico. Eso, unido a que el restaurante está en la tranquila y bonita zona del Trastevere, hacen que para nosotros sea el mejor restaurante de bajo precio que hemos encontrado en la capital italiana. El nombre es Il Ponentino.

Sigue leyendo ¿Dónde comer en Roma? Il Ponentino

Compartir es el mejor agradecimiento

Dónde comer en Malbork

Esta es la pizzeria, tendréis que acercaros para ver la pizarra con el menú del día.Lo primero que hay que decir es que Malbork no es solo su impresionante castillo teutónico. Cualquiera de las pequeñas ciudades que hemos visitado en Polonia tiene un centro histórico que haría palidecer a muchos lugares turísticos del mundo a los que acudes “porque están en la guía”. En Polonia hay una cantidad de iglesias, catedrales, etc. que visitarlas todas podría agotarte. Nosotros para Malbork solo habíamos previsto visitar el castillo, pero pudimos apreciar que también tenía un par de iglesias interesantes.

Sigue leyendo Dónde comer en Malbork

Compartir es el mejor agradecimiento

Dónde comer en Cracovia

La puerta del restaurante, el interior es realmente bonito, con mesas y sillas de madera imitando un bosque (relativamente).Cracovia tiene muchos y muy buenos restaurantes baratos, de hecho, el concepto “barato” aquí es casi anecdótico, dado que casi todos los sitios son muy baratos en comparación con sus equivalentes en países del oeste de Europa (Francia, España, Inglaterra…)

Sigue leyendo Dónde comer en Cracovia

Compartir es el mejor agradecimiento

La comida

Una hiena que se lleva su botín.
Una hiena que se lleva su botín.

Tras la cazay antes de la digestión, llega la hora de la comida. Pero la comida es algo relativo en Masai Mara. En la escuela nos enseñaron eso de la cadena trófica, de como la hierba crece y se la comen los herbívoros, los depredadores cazan a estos herbívoros, luego los cadáveres de todos se quedan tirados en medio de la nada y dan buena cuenta de ellos los carroñeros y lo que queda se convierte en abono para que crezca mejor la hierba. Bueno, eso más o menos es lo que contaban.

Sigue leyendo La comida

Compartir es el mejor agradecimiento

El festín

Otro león haciendo una siesta después de comer.
Otro león haciendo una siesta después de comer.

El primer día que llegamos a Masai Mara de los tres que hicimos con un indeseable conductor-guía, entramos ya bastante tarde al parque y nos encontramos con un par de leones dándose un festín. Habían cazado un ñu recientemente y se habían comido parte y dejaban otra parte para más tarde.

Sigue leyendo El festín

Compartir es el mejor agradecimiento

Buitres

Los buitres esperan pacientemente su turno de comida.
Los buitres esperan pacientemente su turno de comida.

Los buitres son unos animales muy feos, pero a la vez ejercen una extraña atracción. Aunque es posible encontrarlos volando, lo mejor es acercarse para verlos posados a dos patas sobre el suelo, cerca de algún cadáver abandonado por algún carnívoro. Eso sí, advierto que a los más ‘asquerosillos’ que ver a un buitre alimentarse no es precisamente ‘agradable’.

Sigue leyendo Buitres

Compartir es el mejor agradecimiento

Como organizar un safari en Kenia por libre (II)

Que no te engañen: ver animales es tan fácil por tu cuenta como si va contigo un "conductor-guía"En el anterior artículo de esta mini-serie hablé de los conceptos básicos y de como organizar el safari con una agencia local. En este artículo quiero ir un paso más allá en la cadena de intermediarios y mostraros que es fácil, barato y recomendable organizar un safari por libre en Kenia. También podría haber titulado a este artículo “los 200 euros mejor gastados de mi vida”, ya que fue el precio por persona de 5 días en Masai Mara todo incluido.

Para empezar me gustaría que entendierais algo que cuesta ver al principio: a igualdad de precio es siempre mejor un safari a tu aire. No me estoy refiriendo a la oportunidad de organizártelo a tu gusto, poder marcar tu el ritmo, no tener que compartir viaje con desconocidos, etc. Me refiero a algo mucho más elemental: el aprovechamiento del tiempo. Como ya expliqué en el anterior artículo, en un tour organizado se suelen hacer 2 o 3 game-drives al día (el tercero opcional, pagando un extra), es decir que por el precio estipulado consigues unas 6 horas de visita al parque. Sin embargo, el parque está abierto 12 horas (de 6:30 a 18:30) y tu tienes ganas de ver animales… y tu oportunidad de verlos es ahora o nunca, ya que en unos días regresarás a Europa y lo más cerca que estarás de un león será en el circo… Así que, ¿porqué desaprovechar esas 6 horas extra que estás pagando igualmente?

Una de tantas estampas típicas de Masai MaraPor si todo esto fuera poco, sucede que como el conductor es un trabajador de una subcontrata de la agencia que has contratado, los gastos del vehículo tiene que minimizarlos. Por eso circula a muy poca velocidad (menor gasto de gasolina) y no se “arriesga” a meterse por determinados lugares (evita pinchazos y desgastar la mecánica del vehículo). Esto significa que si vas con una excursión organizada, al final del día habrás recorrido en total 50 o 60 kilómetros y gran parte de ellos serán por carreteras principales atestadas de furgonetillas como la vuestra. Nosotros no bajamos de los 100 kilómetros cada día de safari.

En cuanto al precio de un safari por libre y uno de agencia local, dependiendo de cuantos vayáis a compartir coche, os saldrá al mismo precio o más barato. Si vais solo una pareja el precio del safari será más o menos el mismo, pero si sois dos parejas, además de conseguir la libertad de viajar a vuestro aire, obtendréis un mejor precio.

Busca el segundo león...Transporte

Como supongo que no llevas tu propio coche, tendrás que alquilar uno. Para Masai Mara basta con un 4×4 pequeño, el más barato que tengan. Según algunas guías, hay parques que en determinadas épocas del año se necesita un “buen todoterreno”, así que consultadlo si pretendéis ir a otros parques. Como ya expliqué, también hay zonas para las cuales no os alquilarán ningún vehículo.

La agencia más barata que encontramos en Nairobi fue la de Budget Kenia. Son un desastre, mal organizados, irresponsables y poco colaborativos, pero son los más baratos. Por unos 200 euros puedes conseguir un 4×4 pequeño (Montero corto) para una semana (mucho más barato que en Europa) y por poco más de 300 un coche más grande que te permitirá viajar más cómodamente. Si quieres una agencia que parecía más seria, a solo 20 metros de Budget, en los bajos de un hotel hay otra pequeña compañía de alquiler que tampoco tiene malos precios. Su único problema es que tiene pocos coches.

Las cebras están por todas partes, han colapsado mi album de fotos.Para conducir por Kenia no hace falta ser Carlos Sainz. Las carreteras están bastante bien indicadas y con un mapa desplegable puedes guiarte perfectamente. Evidentemente si llevas un GPS o un mapa bueno mucho mejor. El tráfico dentro de las ciudades es un poco caótico, pero no tanto como en Marruecos, por ejemplo. Nosotros llevábamos un mapa de un libro guía que trajimos de Alicante, pero si no lo tienes puedes acercarte a una librería y comprar uno (en la agencia de alquiler te indicarán).

Por lo demás, la experiencia de conducir por Masai Mara es simplemente alucinante. Poder pasear a tu aire entre miles de ñus y cebras que se apartan a tu paso, acercarte a pocos metros de leones y elefantes o perderte por caminos poco transitados y llegar a lugares dónde otros no te llevan.

Una "tranquila" familia de guepardosNOTA: Cuando os comentaba los problemas de contratar un safari con agencia os decía que estos te llevan siempre por los caminos principales. En esos caminos encontraréis muchos animales y el conductor se desviará por caminos más estrechos o fuera de pista para ver de cerca a un animal en concreto. Sin embargo, os ocultará grandes zonas del parque a las que no quieren ir para no “gastar” unos euros extras. Por ejemplo (y este ejemplo es muy significativo) nosotros estuvimos con una excursión organizada en pleno agosto, con el “doble cruce” en marcha y ni nos enteramos. Un par de semanas más tarde volvimos y por casualidad nos encontramos el espectáculo. El doble cruce es el momento en el que los animales se dedican a cruzar el río Mara en las dos direcciones. Puedes encontrar una fila de animales cruzando de un sector a otro y a otra fila cruzando al revés. Todo ello mientras el cocodrilo espera impaciente su comida. Uno de los mejores espectáculos que he podido presenciar en mi vida y por el que le hubiera pagado al conductor el triple del precio de la gasolina que costaba llevarnos a verlo. Junto a nosotros sólo había grandes 4×4 con “millonarios” alojados en los lodges de más de 150 euros la noche. Solo por eso vale la pena alquilar tu propio vehículo.

Estos "guardas" tienen un buen negocio montado. Ni se os ocurra pagar por lo que podéis ver por vuestra cuenta unos cientos de metros río abajo.Por último comentar que en cuanto al tema de la gasolina, tienes que tener claro dónde están las gasolineras para poder llenar el vehículo de vez en cuando. Para Masai Mara, por ejemplo, podréis poner gasolina en Narok, unos kilómetros antes de llegar al parque, y rellenaréis en uno de los lodges del parque (eso sí, a un precio ligeramente superior).

Alojamiento y comida

Uno los puntos a tener en cuenta a la hora de planificar es el del alojamiento y la manutención debido a que los tendréis que comprar ambos en el hipermercado. Me explico. Alojarte en un lodge tanto dentro como fuera del parque tiene un precio prohibitivo, por lo que el mejor recurso para viajeros con bajo presupuesto es acudir a los campings y acampar por libre (también se pueden alquilar tiendas pre-montadas, pero salen muy caras o son muy cutres). Para acampar necesitas lo mismo en España que en Kenia: una tienda de campaña, un aislante, un saco de dormir y provisiones para comer. Pues eso mismo es lo que conseguirás en el hipermercado 24 horas de Nairobi si no lo traes de casa.

Las furgonetas con techo levantable son la mejor manera de ver la fauna, pero los 4x4 altos tampoco están mal.Nosotros compramos allí un iglú para 2 personas (1500 KES) y unas colchonetas que nos hicieron de aislantes (400 KES, imposibles de traer desde casa debido al volumen que ocupaban). El saco de dormir lo teníamos ya. Luego, el precio gastado en la tienda lo podéis recuperar como lo hicimos nosotros: en el mismo camping negociad darles la tienda y los aislantes al final de vuestra estancia a cambio de algunas noches de alojamiento. Nosotros solo pagamos 2 noches de las 4 que estuvimos en el camping Aruba (junto a la puerta Talek), ahorrándonos 2000 KES (se paga 500 KES por persona/noche). Es decir, que llevar nuestra tienda recién comprada hasta nos salió rentable ahorrando 100 KES de la factura final. También se puede alquilar la tienda en el camping, pero entonces pagarás 500 KES al día mínimo y será una tienda usada y vieja (si es que les quedan).

La comida que compramos se basaba en productos enlatados, algo de fruta, pan embolsado para que se conservara, napolitanas y otros productos “perecederos” para los primeros días y algo de pasta y salsas para cocinarnos la cena por las noches (conseguimos que por 1 euro nos cocinaran en un bar nuestra propia comida, por lo que no necesitamos “cacharros” para cocinar ni platos). La bebida que compramos fueron grandes botellas de 5 litros de agua y unas cuantas botellas de 2 litros de coca-cola y fanta. En total nos gastamos en comida y bebida para 5 días 45 euros por pareja (a lo que hay que sumar algunos euros más para tomar algo en el bar).

La mejor hora del día para ver animales es el aterdecer y el amanecerLas rebajas

Lo que definitivamente marca el precio de un safari es el precio de las entradas. Los 60 USD que te cobran por cada día que pasas allí son realmente un rompe-presupuestos. Sin embargo nosotros tuvimos suerte de nuevo…

Llevábamos los carnets de estudiantes internacionales y conseguimos que colaran. Las entradas de estudiante cuestan la mitad (30 USD), pero se necesita, además de acreditar la condición de estudiante, un papel firmado por un ministerio autorizando tal descuento. Nosotros no se muy bien como conseguimos que no nos pidieran tal documento y compramos 4 entradas por 240 euros (la pareja).

Un buitre consiguiendo algo de comidaCon el coche también conseguimos una rebaja. El coche que nos dieron tenía algunos problemas con la batería que hacían que de vez en cuando se desconectara un borne y no arrancara. También se sobrecalentaba a veces y eso provocaba una ralentización de la marcha dejándonos a 20 km/h de velocidad punta (¡como para tener que haber huido de un elefante enfadado!). Por eso y porque no vinieron a cambiarnos el coche debido a una empleada incompetente, conseguimos una buena rebaja en el precio final, no sin antes haber tenido que pelearlo bastante.

Las cuentas claras

Recapitulemos y hagamos las cuentas de lo que cuesta un safari de 5 días en Masai Mara “todo incluido” y con libertad absoluta para una pareja que viaja junto a otra pareja (4 personas en total pero el precio es por la pareja):

  • Alquiler del coche: unos 100 euros por pareja.
  • Gasolina: 5000 KES
  • Reparación de un pinchazo: 150 KES
  • Comida: 45 euros
  • Compra tienda y aislantes+precio camping: 1900 KES + 2000 KES (nos perdonaron 2 días de alojamiento)
  • Entradas al parque: 240 USD (entradas por pareja) + 300 KES (por pareja por el coche)

En total y pasándolo a euros son 420 euros por pareja, 40 euros al día por persona de safari por Masai Mara.

Compartir es el mejor agradecimiento

Información acerca de Kenia (II)

Ser mochilero en Kenia no es tarea fácilQuizás la información que más interesa a cualquiera que vaya a viajar a Kenia es lo referente a alojamientos, comida y transporte. En este artículo trataré de dar una visión de esa parte del viaje en el país este africano desde el punto de vista de un viajero con bajo presupuesto. La información acerca de Kenia es aplicable a Uganda, aunque los precios allí son sensiblemente más bajos.

Sigue leyendo Información acerca de Kenia (II)

Compartir es el mejor agradecimiento

Como ahorrar en los viajes

Prohibido gastar en el aeropuertoHe leido en un par de blogs de forma casi simultánea un par de posts muy interesantes acerca de como ahorrar en los viajes. El primero de ellos propone 12 formas de ahorrar reduciendo el nivel de exigencias y comodidades. El otro propone 10 trucos para no gastar (este sitio ha desaparecido) desde la perspectiva de vigilar los gastos en los tiempos muertos que pasamos esperando en aeropuertos, estaciones y demás. Todo parte de este estudio de Eroski. Nosotros no vamos a ser menos y proponemos nuestro decálogo para ahorrar en los viajes.

Nuestros 10 trucos son estos:

  1. Si tienes la posibilidad, cocina tu propia comida. Trata de buscar alojamientos con derecho a cocina y nevera para ahorrar en alimentación.
  2. Aléjate de los lugares turísticos para comer. Cerca de ayuntamientos y lugares dónde la gente suela quedarse a comer a mediodía suelen existir restaurantes baratos.
  3. Aprovecha las ofertas de las líneas aéreas. A veces (especialmente en Europa) es más barato el avión que el tren o el autobús.
  4. Planifica los trayectos. La falta de planificación puede hacer que un vuelo barato se convierta en caro. Mírate bien como llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad, no confies en que en destino te digan que es lo más barato.
  5. Comparte y ahorra. Compartir un taxi es algo que no siempre se acostumbra a hacer y que divide entre 2 o 3 el precio del mismo. Lo mismo con los coches alquilados. Búscate un amigo o amiga.
  6. Alójate en albergues y pensiones. Piensa que más barato significa más días viajando. Además los hostels suelen tener cocina compartida.
  7. Evita gastos superfluos cuando esperas o deambulas por la ciudad. Son pequeños gastos que al final cuentan.
  8. Pasea por la ciudad y evita usar el taxi y el metro. La mayoría de las ciudades no requieren que gastemos dinero en su caro transporte público. Así además se hace ejercicio.
  9. Regatea siempre que puedas. Es increíble lo que se puede conseguir con un poco de psicología incluso en países dónde el regateo no está bien visto.
  10. Baraja la opción de realizar viajes nocturnos de más de 8 horas de duración. Te permitirá dormir durante el trayecto ahorrando las 2 cosas que más valora un viajero: tiempo y dinero.

¿Algo que añadir?

Compartir es el mejor agradecimiento

Crucero Bloggers: La vida abordo (II)

El tema de comidas fue algo fabuloso, impresionante. A parte de las comidas normales (desayuno, comida y cena), habitualmente se ofrecían 2 comidas más: un refrigerio por la tarde y otro a medianoche:

1) Desayuno: Espectacular. Tenías de todo lo que te puedes imaginar: dulce, salado, americano… Lo que más nos gustó fueron los pancakes bañados con chocolate fundido (todavía se me hace la boca agua recordándolos). Dicen los entendidos que el café no era muy bueno, aunque lo mío que es el chocolate, estaba buenísimo. Era tipo buffet, podías levantarte cuantas veces quisieras y lo único malo es que si intentabas desayunar en hora punta, te encontrabas con la dificultad para encontrar una mesa libre. También podías pedir el desayuno en la cama y comértelo en el balcón (sin cargo adicional).

2) Comida: Podías elegir un restaurante tipo buffet o a la carta. Nosotros elegimos siempre el tipo buffet, porque somos de los que preferimos cantidad a calidad, aunque la calidad del buffet es alta y la cantidad del menú a la carta es grande. Siempre en el buffet hay más o menos los mismos platos (pizza, pasta, ensaladas, hamburguesas…), pero cada día introducen un par de platos “fuertes” diferentes (carnes, platos regionales…)

3) Merienda: Se supone que se trata de un té con pastas o algo así. Me lo imagino bastante similar al desayuno, pero no puedo decirlo, puesto que a esa hora siempre teníamos algo que hacer (excursión, charla o siesta) y nunca acudimos a verlo. Y digo a verlo, porque con lo que comíamos teníamos energías suficientes para aguantar hasta la noche.

4) Cena: Para cenar siempre bajamos al restaurante Villa Borghese que es “a la carta”. Era uno de los momentos en los que nos reuníamos con el resto de bloggers. Que el restaurante fuera a la carta, significaba que no tenías que hacer colas, recibir codazos de los italianos ni elegir entre una gran variedad de comidas. Tenías un camarero asignado que te tomaba nota y te traía lo que quisieras comer y beber. La carta se componía de diferentes opciones que podías pedir o no. Es decir, era una carta cerrada con un par de opciones a elegir en cada fase de la cena: un entrante, una sopa, una ensalada, un primero, un segundo, una alternativa vegetariana y un postre. Si lo querías todo, te lo podían traer (otra cosa es que te lo pudieras comer) y si sólo querías una parte del menú pedías que no te trajeran, por ejemplo, ninguna sopa. Los nombres de las comidas eran de lo más rimbombante, tal cual un restaurante de lujo, pero con la diferencia que las raciones de comida eran bastante más generosas. La presentación era también un punto a su favor.

5) Resopón: Por la noche, no siempre, pero casi, se ofrecía en la cubierta 13 del barco un pequeño o gran refrigerio para quien todavía tuviera hambre. Nosotros lo probamos 2 días. El primero consistía en una selección de postres a base fruta y profiteroles con chocolates de distintos sabores. Y el segundo día vimos lo que fue el derroche más grande de comida de nuestras vidas. Decenas de figuras realizadas con comida para adornar el barco, justo antes de zarpar para Barcelona. Kilos y kilos de comida que la gente devoraba sin contemplaciones: marisco, pizza, fruta, etc.

Estoy seguro de que después de una semana en el barco tu ritmo de ingesta baja, pero los primeros días todos comíamos como si se acabara el mundo (la bascula lo atestigua). Lo único que se paga son las bebidas, pero puedes comprar cualquier tipo de bebida sin alcohol y subirla al barco sin ningún tipo de problemas. Es más, durante las comidas puedes llegar con tu lata de coca-cola y bebértela allí mismo. Nadie te pondrá nunca un problema.

En cuanto al personal (tripulación), son de lo más amable que hay. Puedes charlar con ellos amigablemente si te ven que vas de buen rollo. Sino tratarán de servirte fiel y obedientemente como se supone que han de hacer los camareros, limpiadores, etc. en un hotel de lujo. Casi todo el personal es de lugares tan exóticos e interesantes como Singapur, Croacia, Indonesia.. Hablan varios idiomas, son muy atentos y tratan siempre de que lo encuentres todo a tu gusto. La habitación la hacen justo en cuanto te vas. Varias veces al día, te vas y regresas en media hora y la habitación está limpia ¡increíble!

Compartir es el mejor agradecimiento