Una hiena que se lleva su botín.
Una hiena que se lleva su botín.

Tras la cazay antes de la digestión, llega la hora de la comida. Pero la comida es algo relativo en Masai Mara. En la escuela nos enseñaron eso de la cadena trófica, de como la hierba crece y se la comen los herbívoros, los depredadores cazan a estos herbívoros, luego los cadáveres de todos se quedan tirados en medio de la nada y dan buena cuenta de ellos los carroñeros y lo que queda se convierte en abono para que crezca mejor la hierba. Bueno, eso más o menos es lo que contaban.

Adivina-adivinanza: ¿está comiendo o a punto de ser comido?
Adivina-adivinanza: ¿está comiendo o a punto de ser comido?
Estas leonas acaban de visitar la despensa. Lo rojo de la cara es sangre ajena.
Estas leonas acaban de visitar la despensa. Lo rojo de la cara es sangre ajena.

El caso es que hasta que no llegas a África y haces un buen safari, no puedes ver en la práctica todo lo que tus profesores te contaban. Advierto una cosa: habrá gente un poquito aprensiva a quien le impactará mucho ver por ejemplo un león metiendo la cabeza en el culo de un búfalo para sacarle la carne más blanda. Luego te acostumbras y acabas pidiendo más sangre 🙂

Una cebra cazada esa misma noche y abandonada para los carroñeros.
Una cebra cazada esa misma noche y abandonada para los carroñeros.

Hay muchas más fotos en este artículo. Haz click en cualquiera de ellas para entrar en el navegador de imágenes. Os dejo con la primera imagen de una secuencia de fotografías de un león comiendo y protegiendo su botín.

Pincha en la imagen para ver el resto de la secuencia.
Pincha en la imagen para ver el resto de la secuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.