Este post es solo para relatar una de esas anécdotas curiosas y divertidas que te puede suceder cuando visitas países dónde es raro ver extranjeros. Nos sucedió visitando el centro de información del parque Queen Elizabeth. Llegamos al parking y allí nos asaltó una turba de adolescentes curiosos entre risas. Uno de los profesores dio la cara y nos preguntó en un correcto inglés: “¿podemos hacernos unas fotos con vosotros?”. Claro les respondimos. El vídeo a continuación es el final de dicha sesión fotográfica.

Uno por uno se fueron pasando los chicos y chicas del grupo a hacerse una foto con nosotros. Por alguna razón, solo con los chicos del grupo, las mujeres no les interesaban. Fueron unas 30 fotos, entre risas vergonzosas y 4 blancos alucinando del interés que podríamos estar despertando. Salvo en China, jamás nos había pedido fotografiarse con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.