10 paraísos de bajo coste

El paraíso no tiene porque ser caro y cada viajero tiene su concepto diferente de «paraíso». Por eso le hemos preguntado a algunos bloggers amigos muy viajados cual era su paraíso de bajo coste y aquí están las respuestas.

Paraíso de Pablo: Máncora

Por Pablo de Polviajero.com

  • Destino: Máncora, Perú
  • Número de días: 4
  • Presupuesto: 80 U$D
El paraíso ganga que encontró Polviajero
Un bungalow a 20 metros de la playa… moooola!!

Una ganga, en Máncora.

Ganga le decimos en el lunfardo porteño a aquellas ofertas que son deliberadamente baratas. Y eso fue lo que encontré al llegar a Máncora, una ciudad costera al norte de Perú. Si uno se aleja del centro, repleto de hoteles de lujo y hostels caros, encuentra otras opciones mucho más amigables al bolsillo. Por ejemplo, unas cabañas a solo 20 metros del mar, rodeadas por médanos y la playa solamente a 10 dólares por día. El lugar cuenta con cocina comunitaria por lo cual por unos pocos “soles” cada uno se puede preparar su cena y con respecto a otros gastos, sabemos que los días de playa son muy baratos: uno se tira en la arena a leer, reflexionar, descansar y el tiempo pasa. Si uno quiere ir al centro de la ciudad, puede tomar un mototaxi (por algunos soles) o bien caminar 3 o 4 kilómetros por la playa. En mi caso personal, el año nuevo del 2016 lo pasé en este paraíso escondido al norte de Perú y creo que no llegué a gastar 80 dólares en 4 días. ¡Una ganga!

Paraíso de Eliana: Sapzurro

Por Eliana Barrionuevo de Dar vuelta al mundo

  • Destino: Sapzurro, Colombia
  • Número de días: 7
  • Presupuesto: 2 usd por dia
Paraíso de bajo coste de Eliana
Precioso atardecer en Sapzurro.

En el 2011 hice un viaje por tierra por Latinoamérica. Era mi sueño mochilero por excelencia viajar desde Argentina a México haciendo autostop y finalmente me había lanzado a las rutas. El camino recompensó la “valentía” sin planearlo encontramos lugares como Sapzurro, donde creo que no se le puede pedir mas nada a la naturaleza.

Acampábamos en la “vereda” de un lugareño que no nos cobraba (nos cobraban la estadía los mosquitos, eso si) comíamos cocos y mangos de los arboles y palmeras. Había tantos que la gente ya no los quería ver. Y como casi no había tiendas, el único gasto posible era algún que otro pan viejo de una señora que a veces los horneaba y los vendía, duros, hasta varios días después.

El lugar tiene una de las playas mas celestes que vi en todos mis viajes hasta el día de hoy. Los atardeceres te hacen quedar pegado mirándolos horas, con sus contornos de montañas y agua tibia en los pies. ¡Es el lugar al que me encantaría volver siempre!

El paraíso de Laura: Siquijor (Filipinas)

Por Laura Federico de De Libros y Viajes

  • Destino: Siquijor, Filipinas
  • Número de días: 16
  • Presupuesto: 128 usd por los 16 días ($8 al día: $5 por la habitación y $3 de comida)
Siquijor otro paraiso de bajo coste
Las preciosas playas de Siquijor.

Primero nos subimos a una motocicleta, la cual atravesó una selva con las plantas del mango más dulce del mundo. Después, nos sumergimos en un Jeepney, transporte de guerra devenido en bus local, que nos abandonó en un puerto de arena y mar. Luego, una barca de madera, que luchó contra un oleaje furioso y completamente loco, nos depositó en la parada de un ómnibus. Apretados y sin aire acondicionado, vimos pasar por los vidrios sucios de polvo, carnavales y pueblos olvidados. Por último, otra barca, más pequeña y risueña, nos alcanzó hasta La Isla de Siquijor, Filipinas. Eso no fue todo. Para llegar a San Juan, pueblo en el que nos hospedamos dentro de la isla, necesitamos subirnos a otra motocicleta. Máquina que nos traslado en el tiempo. Fuimos testigos de una época pasada, en la que el hombre todavía araba la tierra con bueyes. Sabíamos que no iba a ser fácil, pero que valía la pena.

Las mañanas las pasábamos en un bungalow abierto que daba a un mar despejado. Pila escribía, yo leía. Yo leía, Pila escribía. En nuestras dos semanas en San Juan llenamos decenas de hojas rayadas con palabras y gastamos unas cuantas lapiceras.

La cena siempre nos esperaba a orillas del mar. Teníamos por costumbre salir caminando a las cinco de la tarde. Hora en la que los pescadores se dedicaban a trabajar. Y momento en la que una familia filipina estacionaba su carrito lleno de ollas con comida lista para saborear. Nosotros nos sentábamos y pedíamos lo mismo de siempre. Yo me compraba un par de spring rolls de más, para disfrutarlos en el camino de vuelta. El atardecer lo vivíamos allí, esperando hasta que anochezca y regresábamos al hostal en la completa oscuridad del pueblo.

Los días se iban tranquilos y, de vez en cuando, salíamos a dar una vuelta en moto a la isla. En el trayecto, nos encontrábamos con árboles encantados, con peces comedores de cayos, con lagunas y cascadas. Con locales que se acercaban a charlar de viajes, de trabajos en barcos pesqueros y de la selección argentina de básquet. Nada parecía real. Hoy recuerdo a Siquijor como un sueño utópico de la vida misma. Una experiencia que, tal vez, nunca ocurrió, porque es imposible que haya sido tan perfecta y tan barata a la misma vez.

El paraíso de Valen: Cabo de la vela

Por Valen de Un poco de Sur

  • Destino: Cabo de la vela, Colombia
  • Número de días: 5
  • Presupuesto: 6 U$D al día por persona
Colombia y sus rincones de bajo coste
Colombia tiene muchos paraísos de bajo coste que hay que explorar…

La llegada a Cabo de la vela fue hermosa, realmente no sabíamos que esperarnos de ese rinconcito del mundo y sin tener expectativas nos dejo más que alucinados. Es importante saber que lo más costoso de Cabo es la comida ya que en el Cabo de la Vela no hay agua potable ni electricidad por lo que si no estás preparado para cocinar los gastos subirán considerablemente (y tiene sentido).

El transporte cuesta unos 5$ por trayecto y por persona por lo que cuanto más alargues tu estadía más barato será. Las camionetas hacía el Cabo salen una vez al día y van llenas hasta arriba de víveres y personas que transportan a lo largo de la inexistente carretera.

Una vez allí se puede acampar por libre en los limites del territorio o se puede alquilar un espacio con hamacas a la orilla del mar por por menos de 3$ por persona y día, nosotros, aunque amantes de la tienda de campaña, esta vez optamos por la segunda opción y disfrutamos como niños del paisaje y de ese pedacito de cielo en la tierra. Sin duda un lugar recomendado y mágico.

El paraíso de Victor y Alicia: Las Vegas

Por Víctor Sánchez y Alicia García de DinkyViajeros

  • Destino: Las Vegas, EEUU
  • Número de días: mínimo 2 días
  • Presupuesto: 20-30 euros por noche
El paraíso de bajo coste de DinkyViajeros
¿Que os pensabais? ¿Que solo habría paraísos de bajo coste en países económicos?

Viajar a Estados Unidos no es precisamente barato, sobre todo si quieres visitar las grandes ciudades del país: Nueva York, Chicago, San Francisco o Los Ángeles. El transporte es caro, los hoteles también… Sin embargo, hay una capital estadounidense que es la excepción que confirma la regla: la ciudad de Las Vegas.

Por extraño que pueda parecer, en Las Vegas los hoteles son asombrosamente económicos, más aún si evitas alojarte durante el fin de semana, ya que a partir de 20 euros por noche puedes reservar en alguno de los grandes y lujosos hoteles situados en el Strip, como el Luxor (el hotel con forma pirámide).

Pero…¿Qué se puede hacer en Las Vegas?

Algunas personas creen que en Las Vegas sólo se juega en el casino, pero hay muchas actividades diferentes que convierten a esta ciudad en un auténtico paraíso:

  • El paraíso de las compras: existen varios outlets donde comprar ropa, calzado y tecnología a precios muy muy rebajados.
  • El paraíso de la gastronomía: además de los muchísimos restaurantes que hay en la ciudad, los grandes hoteles cuentan con sus propios buffets donde, por un precio irrisorio, puedes comer todo tipo de comida y tanto como quieras.
  • El paraíso de la diversión: jugar en el casino, salir de fiesta, ir a discotecas, visitar medio mundo gracias a los hoteles temáticos como el Venetian, el Paris, el New York o el Bellagio o… incluso casarte! En Las Vegas todo es posible.

Paraíso de Daniel y Paula: Tilcara

Por Daniel y Paula de Nos Vamos de Rutica

  • Destino: Tilcara (Argentina)
  • Número de días: 5
  • Presupuesto: 70’5 euros por persona (7’5 en alojamiento cada día, 15 euros en supermercado, 4 euros en transporte, 4 euros para ver las ruinas de Pucara y 10 euros en otros gastos).
Tilcara, un paraíso de bajo coste
Tilcara está en una de las zonas más bonitas de Argentina

Este pequeño pueblo del norte de Argentina es uno de nuestros paraísos lowcost por algo que quizá nunca os imaginaríais: la carne. ¡Sí sí! ¡La carne de vaca! Además, es ideal para visitar la Quebrada de Humahuaca, que tiene lugares tan impresionantes como el Cerro de los 7 colores (Purmamarca). También para disfrutar de tradiciones ancestrales a medio camino entre lo argentino y lo andino, o deleitarte con un buen filete de vaca super baratito.

Lo cierto es que gracias al aliciente de la carne lowcost este lugar me enamoró como pocos otros durante la vuelta al mundo. Es lo que pasa cuando no tienes una expectativa alta; que casi con toda seguridad te vas a llevar una muy grata sorpresa.

En Tilcara se respira tranquilidad, que es lo que nos hacía falta después de recorrer media Bolivia. Muchas de las calles están sin asfaltar, las casas son bajas, tienen un aire colonial y hay perros grandes por todas partes. En la calle principal y en la plaza hay muchas tiendas de artesanía, puestos de comida callejera, restaurantes, y algo que me llamó mucho la atención, carnicerías, muchas carnicerías.

Había que hacer cola para que te atendieran, pero merecía la pena. Creo que de los 5 días que estuvimos, 4 de ellos comimos carne en la comida y en la cena. Pero es que con lo barata que estaba y no habiendo probado en meses un buen filete, pues había que aprovechar.

Lo de la carne fue tan curioso, y ridículamente barato, que tenía que contarlo. Pero no fue solamente eso. Un hostal ideal en el que nos reunimos una pequeña familia y un marco incomparable entre montañas de color rojizo pusieron la guinda a este pequeño paraíso lowcost.

Paraíso de Gabriela: Bahía Concepción

Por Gabriela De Marcos de Plan B Viajero

  • Destino: Playas de Bahía Concepción (Baja California Sur, México)
  • Número de días: 2 o 3
  • Presupuesto: 9 dólares al día: acampar menos de 4 USD, comer menos de 5 USD por día, puedes transportarte en autostop fácilmente
Otro paraíso barato
Las playas son uno de los paraísos más habituales.

Bahía Concepción está considerada como el circuito con las playas más bellas del estado de Baja California Sur. El contraste entre sus playas de arena blanca, la calma de las aguas cristalinas del Mar de Cortés y la sierra circundante hacen de este lugar, un verdadero deleite.

En la bahía se hallan costas muy diversas, cada una con algo diferente. Santispac por ejemplo, está rodeada por manglares y la porción de sierra que la rodea contiene pinturas rupestres en una zona conocida como “El Tordillo”. Otra playa famosa es El Requesón, con una loma rocosa de color blanco que en marea alta se convierte en isla. También destacan Los Cocos (también tiene pinturas rupestres que datan de 5 mil años antes del presente) El Burro y Playa Armenta. En todas se puede acampar y hacer kayak.

De noviembre a marzo es temporada de ballenas en el estado de la Baja, por lo que resulta interesante pero también hay más turismo y los precios suben.

Recomendación: Llevar mucha agua (aunque hay pequeños restaurantes junto a algunas de las playas de la bahía, el precio está inflado, por lo que terminarán gastando más dinero si compran la comida y agua ahí)

Paraíso de Pablo y Bea: Marruecos

Por  Pablo y Bea de Verde por dentro

  • Destino: El desierto de Marruecos
  • Número de días: 10
  • Presupuesto: 120 euros
Un desierto como paraíso de bajo coste
Fotón que captaron Pablo y Bea en Marruecos

Viajar en furgoneta es una manera de gastar muy poco dinero y visitar lugares sorprendentes. En Marruecos puedes llegar hasta las espectaculares dunas de Erg Chebbi, pasando por la ciudad azul de Chefchaouen, la ajetreada medina de Fez y ver de cerca los monos de Berbería en los bosques de cedros de Azrou, sólo por 120 euros, todo incluido. La clave es, precisamente, viajar en furgoneta (que si no tienes nosotros vendemos la nuestra aquí) donde duermes y comes ahorrando los mayores gastos de un viaje. Pero hay otros consejos a tener en cuenta, como pernoctar en parkings en vez de campings, comprar en mercados, usar moneda local o intercambiar artículos en vez de comprarlos.

En este artículo te explicamos con más detalle la ruta con varios consejos para ahorrar, y hasta cómo conseguir el ferry desde España 45 euros más barato. Nosotros estuvimos 45 días por todo el país y en total nos gastamos 356 euros por persona, incluyendo caprichos! Quién dijo que los paraísos eran caros?

Paraíso de Mariano: Ilha Grande

Por Mariano de El Gran Viaje

  • Destino: Ilha Grande, Rio de Janeiro, Brasil
  • Número de días: 6
  • Presupuesto: 58 U$D por persona (los 6 días, unos 10$ al día incluyendo traslados desde el continente).
Brasil y los paraísos de Bajo coste
Brasil está repleto de paraísos, pero Ilha Grande es uno de los de bajo coste.

Con Mariel estuvimos en Ilha Grande, una isla paradisíaca de Brasil, con un presupuesto promedio de 10 dólares por día. En esa estadía, hicimos una excursión de media vuelta a la isla, recorrimos varios senderos para conocer muchas de sus playas y hasta subimos de noche a uno de sus morros más altos para tener una panorámica espectacular del lugar a la hora del amanecer. La foto que te compartimos nos retrató en ese momento.

Siempre recordaremos esos días mágicos que pasamos en Ilha Grande, un destino que te recomiendo visitar en tu viaje por Brasil.

Paraíso de Samanta: Chiang Mai

Por Samanta de En Donde Sea

  • Destino: Chiang Mai, Tailandia
  • Número de días: 1 mes
  • Presupuesto: 200 euros para dos personas
Paraíso de Bajo coste
Otro país con muchísimos paraísos de Bajo Coste es Tailandia

Si en este mundo hay un lugar bueno, bonito y barato, es sin lugar a dudas Chiang Mai, Tailandia. Esta ciudad, ubicada en el norte del país, cuenta con atractivos culturales de diversa índole como los hermosos templos budistas que se encuentran por todo el centro de la ciudad o la amplia oferta de cursos de cocina y masajes de excelente calidad.

Durante el mes que pasamos en Chiang Mai, gastamos la irrisoria suma de 200 euros entre dos personas. El alquiler de una habitación con baño, aire acondicionado y nevera nos costó solamente 100 euros. La comida (además de excelente) era muy barata. Un plato del Pad Thai costaba aproximadamente 30 Bath (unos 75 céntimos) y los zumos de fruta fresca los encontrábamos por 20 Bath (50 céntimos). Comimos sano, rico y barato. Si necesitas usar el transporte urbano, no te saldrá más de 10 Bath el trayecto (unos 25 céntimos). Nosotros disfrutamos mucho de caminar por las calles de esta pintoresca ciudad, por lo que casi no lo usamos para desplazarnos.

Nuestro paraíso de bajo coste: Islas de San Blas

Por Ivan de Apeadero

  • Destino: Archipiélago de San Blas, Panamá
  • Número de días: 5 días
  • Presupuesto: 100 U$D
Esto es un paraíso de bajo coste.
Nosotros nos sentimos en el mismo paraíso.

Me ha costado muchísimo elegir cual era mi paraíso, porque podría haber hablado de varias islas en Tailandia, de Bali, de algunos lugares de África… pero creo que la imagen que se me viene a la mente cuando alguien pronuncia la palabra «paraíso» es una de las islas del archipiélago de San Blas.

Tradicionalmente estas islas están consideradas como un paraíso inaccesible a los bolsillos de los mochileros, pero como explicamos aquí, esa es una vieja leyenda urbana.

Carlos Useros: ha visitado todos los países del mundo en 20 años

Carlos Useros (1969, Figueres) acaba de completar la visita a todos los países de la lista de las Naciones Unidas. Ha tardado 20 años y por el medio han quedado 3 vueltas al mundo e innumerables viajes más. Miles de aventuras y todo un logro que comenzó como una apuesta sin transcendencia. Te dejo esta entrevista que le han hecho en La Vanguardia, su libro y su blog. Sigue leyendo Carlos Useros: ha visitado todos los países del mundo en 20 años

Una pareja nómada viajando con 10 euros al día

Airel y Sam se conocieron viajando y el viaje y la vida nómada les llevo a iniciar un viaje en 2013 que todavía continúa sin tener una fecha de cierre. Desde entonces, esta pareja nómada ha visitado ya más de 20 países en 4 continentes (Oceanía queda muy lejos) con un presupuesto muy ajustado, pero con ciertas comodidades. No te pierdas esta interesantísima entrevista y síguelos en su blog, Twitter y Facebook. Sigue leyendo Una pareja nómada viajando con 10 euros al día

10 razones para visitar Astorga

Hace unos días nos invitaron a participar en un artículo sobre los pueblos más bonitos de España y tuvimos que esforzarnos bastante para elegir uno. Finalmente Astorga fue el elegido, aunque algún astorgano me querrá matar por decir que es un pueblo y no una ciudad.

Sigue leyendo 10 razones para visitar Astorga

Cómo acceder gratis al lago Inle

Aunque nosotros pagamos los 12500 kyats por acceder al lago Inle, queremos contarte las 3 formas que tienes para entrar gratis en la zona del lago. Para que puedas entender la explicación mejor, tienes que mirar el siguiente mapa comentado que hemos preparado para ti.

Dónde sí entramos sin pagar fue en los templos de Bagan y por esto te lo contamos aquí.

Para empezar, observa que una vez superado el checkpoint de la carretera de acceso al pueblo de Nyaungshwe dónde están los hoteles y el embarcadero, ya nadie te pedirá nunca más tu entrada.

Mapa del lago Inle para entrar gratis
En este mapa del lago Inle puedes ver la situación del checkpoint y, aunque parece imposible, te explicaremos cómo entrar gratis.

El acceso al Lago Inle en ruta desde Kalaw

En el mapa se puede ver que en principio sólo existe un checkpoint dónde te piden que compres las entradas, pero no es así: cuando llegas por el sur haciendo la ruta senderista desde Kalaw, en un punto o en otro, te solicitarán que compres las entradas. Hace años esta era una forma de evitar pagar la entrada, pero ahora los guías se llevan una pequeña comisión si llevan extranjeros a la oficina y pueden perder la licencia si no los llevan, así que si haces la ruta solo hay una forma de escapar: o la haces por libre como explicamos en el anterior artículo o el último día, nada más despertar, avisas al guía que dejas el grupo y te vas por tu cuenta.

Lo que te puedo garantizar es que entre Inn Thein y Nyaungshwe no hay ningún control, por lo que podrás llegas hasta esta ciudad sin ningún problema y alojarte allí si quieres quedarte algún día más en el lago o salir inmediatamente si no es así.

Pescador en el lago Inle
Una vez en el lago Inle nadie te va a pedir tu entrada.

Llegar gratis al lago Inle en autobús directo

Cuando tomas un bus diurno o nocturno para llegar al Lago Inle, en realidad los autobuses llegan a una de estas 3 ciudades: Nyaungshwe (dónde está el embarcadero), Shwenyaung (en el cruce principal de la carretera con la carretera del lago Inle) o Taunggyi (la ciudad principal de esta zona y algo más alejada del lago).

El control de paso está situado en la carretera que va de Shwenyaung a Nyaungshwe, exactamente en el punto marcado en el mapa anterior. El control no tiene barrera ni nada parecido, es un simple puesto en el lateral de la carretera dónde los transportes públicos que llevan a extranjeros paran para que les cobren.

Aquí no hay comisión como en el caso del acceso para los senderistas.

Si el autobús va directo a Nyaungshwe tienes una altísima probabilidad de que te paren y tengas que pagar la entrada. No todos los autobuses paran, a veces el conductor se despista. Al parecer últimamente, además, para que esto no haya «despistados», un cobrador hace gestos al conductor para que se detenga en las primeras horas de la mañana que es cuando suelen llegar casi todos los viajeros provenientes de Mandalay, Bagan y Hsipaw.

Atardecer en el lago Inle
¿Por qué un gobierno corrupto puede apropiarse de un atardecer y cobrarte por verlo?

¿Cómo evitarlo? Parando en Shwenyaung. Todos los autobuses pasan por Shwenyaung. Algunos tienen parada y otros no. Lo que tienes que hacer es decirle al conductor que vas a quedarte en un hotel de Shwenyaung cuando estés cerca. Para ello tienes que estar alerta y no dormirte. Eso fue lo que nos ocurrió a nosotros y por eso pagamos 🙁

Luego sigue las instrucciones para entrar gratis en el lago Inle desde Shwenyaung.

Entrar gratis en el Lago Inle desde Shwenyaung

Si has llegado a Shwenyaung, bien sea en autobús o tren, ya lo tienes fácil. Aquí tienes que acercarte al cruce desde el que sale la carretera hacía el lago Inle y tienes 3 opciones:

  1. Ir a lo seguro y pactar con un taxista un precio para ir a Nyaungshwe sin parar en el control. Como referencia te diré que nosotros hicimos el trayecto contrario (Nyaungshwe a Shwenyaung) y nos costó 1200 kyats a los dos (algo menos de un euro). Por 1000 kyats por persona estoy seguro de que os llevan sin parar en el control.
  2. Arriesgarse un poco haciendo autostop y comentándole a la persona que os recoja que no tienes mucho dinero y que te haría el favor de tu vida si no para en el control. Suele funcionar, especialmente si la persona que te para te pide dinero (que será poco), será fácil convencerlo de que le darás el dinero a cambio de ese pequeño favor.
  3. Subirte en un transporte local que raramente para en el control. El precio de estos transportes es de unos 1000 kyats, pero seguro que van a querer cobrarte 3 o 4 veces ese precio. El turismo ha machacado demasiado esa zona.

Cómo entrar gratis en el Lago Inle si llevas tu propio transporte

Si vas en moto o has alquilado un coche y llegas al lago Inle por el norte (lo habitual), lo más fácil es que sigas recto desde Shwenyaung a Nyaungshwe y superes el control sin más porque nadie te va a tratar de detener. De todas formas, si te da miedo hacerlo de esta manera, justo antes del control sale una carretera asfaltada a mano izquierda. Si giras ahí te encontrarás al cabo de un par de kilómetros con una carretera principal que accede a Nyaungshwe por la parte de atrás (ver imagen a continuación)

Otro mapa para ver cómo entrar gratis al lago inle
Detalle de la zona de Nyaungschwe y la carretera que accede al pueblo por la parte de atrás para entrar gratis al lago Inle

Por supuesto, si accedes desde el sur, no tendrás ningún problema ya que allí no hay controles (porque está alejado de todo y nadie viene por allí).

Formas alternativas de acceder gratis al Lago Inle

Te doy dos ideas más para acceder gratis al lago Inle:

  1. Intercambio de entradas: Consiste en cambiarle tu entrada de Bagan a alguien por una del Lago Inle o al revés. El lugar más fácil para hacer este intercambio son los hostels y las estaciones de tren y autobús. La idea es que como estas entradas no son nominativas y duran varios días, ambos os aprovecháis de no pagar la entrada al siguiente lugar que vais a visitar. Tendréis que decir al vendedor del control que ya habéis estado antes en el Lago y que volvéis para verlo de nuevo después de haber hecho un trekking inverso (del Lago a Kalaw).
  2. Yo no pago: Nos encontramos con un grupo de 5 catalanas que nos contaron que ellas habían entrado en Bagan y en el lago Inle de una forma muy sencilla: diciéndole al vendedor que ellas no iban a pagar nada. Luego les explicaban algo de que están en contra de pagar en sitios públicos y naturales y cuando el vendedor insistía en enviarles a la policía, ellas, tranquilamente, le repetían que no iban a pagar. Nos contaron que les cogieron el número de pasaporte y les preguntaron por el hotel dónde iban a estar, pero nada, no les enviaron a ningún policía ni nada similar. Muy fan.

 

La vuelta al mundo de Daniel en 2 años y por 13.943 euros

Daniel Vieira (Sevilla, 1984) es un viajero insaciable, como él se define, que acaba de regresar de su vuelta al mundo de dos años. En su blog nos ha ido contando todas sus vivencias en los más de 100.000 kilómetros de travesía centrada en el continente americano y el asiático. Os sorprenderá lo poco que ha gastado en alojamiento a lo largo del viaje ya que ha podido ir haciendo Couch Surfing por todas las partes del planeta.

Sigue leyendo La vuelta al mundo de Daniel en 2 años y por 13.943 euros

El maestro viajero – Entrevista a Adrià de La Volta a La Terra

Adrià (Vall de Bianya, 1991) es maestro y es viajero. El pasado mes de febrero de 2014, junto con su amigo Leevi (Finlandia, 1989), emprendió un viaje sin fecha de retorno con un presupuesto de 5 dólares diarios, es decir, unos 150 dólares al mes. En su blog, brutalmente sincero, Adrià afirma que dejó de lado la carrera para la que había estudiado porque no se sentía preparado para desarrollar una profesión tan importante, que le faltaba madurez, conocimientos y experiencia. Y ese fue el motivo de este viaje, invertir tiempo en el desarrollo personal para poder ser un gran maestro.

Sigue leyendo El maestro viajero – Entrevista a Adrià de La Volta a La Terra

La vuelta al mundo en velero de dos mileuristas – Entrevista viajera

Tic, tac, tic, tac… Dentro de 17 días (más o menos, según la meteorología) los autodefinidos mileuristas Pol (Barcelona, 1986) y Alba (Terrassa, 1983) iniciarán el gran proyecto de dar la vuelta al mundo en velero.

Sigue leyendo La vuelta al mundo en velero de dos mileuristas – Entrevista viajera

Cómo llegar del aeropuerto de Yangón al centro por 14 céntimos de euro

En este artículo no solo te explicaré cómo llegar del aeropuerto de Yangón al centro de una manera muy barata, sino que te contaré porqué es la mejor manera de hacerlo.

Cuando estábamos en casa planificando el viaje a Myanmar, nos asustábamos con los presupuestos de viaje de otros viajeros que duplicaban o incluso triplicaban los precios de Tailandia o Indonesia.

Cómo ir al centro en autobús

Básicamente había dos teorías: o llegabas del aeropuerto al hotel en taxi o buscabas un autobús. La opción del taxi es la más fácil y cómoda, pero costaba 7000 kyats (unos 10 dólares) y empezar el viaje así era entregarse a los malos augurios que decían que el viaje a Myanmar nos iba a salir por un riñón. La otra opción, la del autobús tenía dos versiones:

  • En la más simple salías de la terminal y seguías la calle a mano derecha hasta llegar a Pyay Road (unos 10 minutos) y ahí buscabas la parada del autobús 51 que te debería dejar a 100 metros de la Sule Paya.
  • La otra teoría te decía que te subieras a un pickup para llegar hasta la parada de un autobús, pero es tan complicada que no la llegué a entender.
Anden del tren para llegar del aeropuerto de yangon al centro
Los andenes en Yangón, igual que los propios trenes y toda la ciudad, están muy envejecidos, tienen ese aire decadente que caracteriza a muchas ciudades coloniales.

A mi, que no me gusta pelearme con taxistas y que me parece complicado encontrar las paradas de autobuses hasta en mi ciudad, no me convencía ninguna de estas opciones, así que seguí investigando.

Cómo ir del aeropuerto de Yangón al centro en el tren circular

El descubrimiento fue darme cuenta de que el tren circular de Yangón, que es considerado con razón una atracción turística por muchas guías de viaje, paraba muy cerca del aeropuerto.

Desde la puerta del aeropuerto de Yangón hasta la parada de Phaung Taw Oo hay solo 1800 metros, es decir, menos de 20 minutos andando. Luego, ahí tomas uno de los abundantes trenes que pasan y en poco más de media hora te plantas en la Estación Central de Autobuses de Yangón que está en todo el centro. Además, si, como fue nuestro caso, vas a tomar esa misma noche o al día siguiente un tren hacía Mandalay, puedes reservarlo ahí directamente al bajar del tren circular.

Para llegar hasta la estación Phaung Taw Oo ponte un punto GPS en el programa que uses en tu móvil y síguelo, aunque es casi línea recta una vez dejas el aeropuerto (de todos modos en los puntos GPS de interés de Birmania que hemos preparado está puesto y lo tendrás activo).

El camino hasta la estación de trenes te recomiendo que lo hagas solo si llevas mochila, con maletas sería un desastre porque hay zonas sin asfaltar. Lo interesante es que te da una idea de lo que es Yangón en realidad, una imagen muy distinta de la que encontrarás en el centro dónde todo está más urbanizado.

Y el tren circular es una pasada… Una experiencia total. Gente increíblemente amable que te habla y te sonríe, vendedoras ambulantes que aprovechan el viaje para ir rallando coco para preparar sus bebidas, las primeras mujeres con tanaka en sus caras y los primeros hombres masticando hoja de betel…

Antes de salir del aeropuerto

Antes de salir del aeropuerto de Yangón acuérdate de sacar o cambiar dinero ya que ni en el autobús ni en el tren te aceptarán nada que no sean kyats (bueno, quizás si les das un dolar se lo queden y paguen ellos el billete, pero estarías tirando el dinero). El taxi funciona mediante una tarifa fija pre-pagada, que sí admite dólares, aunque al cambio te sale mejor pagar en kyats.

El cambio en el aeropuerto si no recuerdo mal, era bastante bueno, aunque yo esperaría a cambiar en el centro de Yangón. En cuanto a los ATM o cajeros automáticos, nuestra experiencia fue bastante negativa. En la terminal de llegadas no funcionaba ninguno y tuvimos que ir a la terminal de salidas dónde la mitad de los cajeros tampoco funcionaban. Finalmente pudimos sacar en uno de los que sí funcionaba pagando una pequeña comisión.

Tren de Yangon a Mandalay
Nuria en el compartimento individual en el tren Yangón-Mandalay. Si lo pides, puedes conseguir un compartimento solo para vosotros, sin otra pareja enfrente y con la posibilidad de cerrar con pestillo la puerta para dormir tranquilo durante toda la noche (o lo que quieras hacer 😉 ).

El centro de Yangón

En la época de lluvias en Yangón llueve prácticamente todos los días a todas horas. Es como Bombay.

Nuestra idea era llegar, comprar un billete de tren en el sleeper de esa noche, dejar las mochilas en consigna y salir a ver algo de la ciudad. Nuestro gozo en un pozo. En la estación de Yangón no hay taquillas, ni consigna, ni te dejan siquiera rogándolo dejar tu mochila en un rincón. Mala suerte. Eso y la lluvia nos cambiaron totalmente los planes.

Salimos a comer en un momento en el que la lluvia paró un poco y cuando volvió a empezar nos pilló en la puerta de un KFC por lo que no tuvimos más remedio que dejarnos atracar a mano armada y comer allí. ¡Cómo llovió en las dos siguientes horas! Menos mal que de allí no te echan aunque ya te hayas terminado la diminuta porción de pollo que habías pedido.

Desayunando en el tren a Mandalay
En el tren puedes ir al vagón restaurante y comer, pero te sale mucho más a cuenta pasarte por un supermercado o por los puestos de la calle y comprar lo que te apetezca.

Teníamos una precaria wifi que nos permitió decir ‘hemos llegado bien’ a los familiares, por lo que estuvimos entretenidos. Luego nos daríamos cuenta que esa wifi fue una de las mejores que tuvimos en todo el viaje.

Cuando dejó de caer agua torrencialmente salimos con el tiempo justo para comprar algunas provisiones para cenar en el tren en los puestos callejeros. ¡Aquellos precios sí eran lo que esperábamos! Luego nos dimos cuenta de que el tren tenía un vagón restaurante que no utilizamos, entre otras cosas, porque el precio estaba bastante inflado también.

Descubriendo a una reportera nómada – Entrevista viajera

Lola Hierro (Madrid, 1983) es una periodista amante de la fotografía y los viajes, tres vocaciones que se complementan muy bien entre ellas. Lola escribe en varios medios y blogs que tratan especialmente temas como la inmigración (blog Migrados), la pobreza, las desigualdades y otros temas de especial sensibilidad social (sección Planeta Futuro en El País). Además, tiene el blog Reportera Nómada, un blog de viajes personal que actualiza frecuentemente con crónicas de sus viajes por el mundo, como el que realizó en 2011 al sudeste asiático. Ahora mismo Lola estará en Niger haciendo un reportaje, pero es complicado saber dónde estará mañana esta reportera nómada.

Sigue leyendo Descubriendo a una reportera nómada – Entrevista viajera

Cómo elegir hoteles en Birmania (Myanmar)

Antes de visitar Birmania los comentarios de todos los viajeros que había pasado por allí coincidían en un punto: «los hoteles en Birmania tienen una mala relación calidad-precio». En concreto, respecto a los alojamientos económicos, dependiendo de con quién hablaras te decía que o bien eran más caros que en los países de los alrededores (Tailandia, Vietnam, Indonesia…) o bien que eran muy cutres.

Sigue leyendo Cómo elegir hoteles en Birmania (Myanmar)

El poder sanador de un viaje – Entrevista a Cintia Castelló

El viaje de Cintia Castello (Barcelona, 1981) tiene una perspectiva bastante distinta al resto de viajes que hemos publicado hasta ahora en nuestra sección de entrevistas a viajeros. Hace año y medio, Cintia estaba sufriendo una terrible depresión que la había llevado a pasarse 7 meses de baja laboral y que no parecía tener arreglo por los cauces médicos habituales. Fue entonces cuando decidió tomarse dos años de excedencia para viajar. Tras 18 meses viajando en los que ha pasado una buena temporada aprendiendo a meditar en Sri Lanka, Cintia nos cuenta su historia. Sigue leyendo El poder sanador de un viaje – Entrevista a Cintia Castelló