Por qué viajar a los 40 es genial

Hace un par de semanas leí un artículo en el blog de Ida y Vuelta que se titulaba “Por qué viajar (más y mejor) a los 40“. Era un artículo en línea con otros dos artículos, uno de Kris y otro de Nati que partían de un debate abierto sobre una conferencia titulada “viajar a los 40; porque no sólo se viaja de joven”.

Pues bien, yo acabo de llegar a la cuarentena y quería contaros algo a “los jóvenes”.

Así eran los aviones en mi juventud... :P
Así eran los aviones en mi juventud… 😛

Empecé a viajar antes de los 20 con los típicos viajes de estudios, con excursiones organizadas por entidades locales y con intercambios de verano en ciudades como Manchester.

Cuando empecé a salir con Ivan empezamos a viajar más. Primero fueron pequeños viajes por libre (Barcelona, Portugal, Canarias, Italia, Finlandia…) hasta que llegó el punto de inflexión que fue nuestro viaje a Perú en 2006. Mientras tanto y entre medias fueron cayendo algunos viajes organizados (Egipto, Turquía, Túnez) simplemente porque nos salían más baratos que por nuestra cuenta en una época en la que las lowcost apenas empezaban a aparecer.

Cuando tenía 20 años contaba las monedas par ver si me llegaba para comprarme una hamburguesa en el McDonnals de Piccadilly. Con 30 años simplemente pasaba la tarjeta.

Cuando tenía 20 años cargaba con una mochila de 50 litros. Durante mi treintena aprendí a vivir con lo justo y necesario y empecé a cargar la mitad de ese volumen.

Cuando tenía 20 años todavía caía en la trampa de hacer algún viaje organizado. Ahora ni siquiera lo hago cuando me invitan porque he aprendido a apreciar mi libertad e independencia por encima de todas las cosas.

En Egipto aprendí muchas cosas, especialmente, que no debía viajar nunca más con guías.
En Egipto aprendí muchas cosas, especialmente, que no debía viajar nunca más con guías.

Cuando tenía 20 años no tenía ni idea de viajar, a los 30 aprendí un poco y en esta nueva década espero seguir perfeccionando lo aprendido y aprender nuevas cosas.

En la última década he visitado casi 50 países y he salido de la cómoda y previsible Europa occidental. Con los 40 años ya cumplidos estoy segura que dentro de 10 años (los mismos que tiene ya este blog) os contaré que he viajado más y mejor que la década precedente.

Eso sí, al contrario de lo que le sucedía a Cristina, nuestros viajes ahora son cada vez más por libre, menos cerrados, más largos, más mochileros. Hemos ganado experiencia. Nos encanta dormir en hostels, aunque tengamos dinero para pagar un 5 estrellas; preferimos cargar con nuestra mochila a arrastrar una maleta con ruedas; comemos en la calle a pesar de poder elegir grandes restaurantes para turistas; disfrutamos por igual de una playa desierta o de una ciudad en hora punta…

Viajar a los 40 por Finlandia
En Finlandia con veintipocos años estrenando las compañías Ryanair y Easyjet que entonces todavía casi nadie en España conocía.

Es genial viajar a cualquier edad. A los 20 tienes el entusiasmo y la ilusión por verlo todo. A los 30, con tus primeros ingresos serios, tienes capacidad para emprender los primeros grandes viajes. A los 40 acumulas una experiencia enorme y dinero suficiente como para no sufrir jamás.

Evidentemente no hay ninguna verdad inmutable. Hay gente que a los 20 emprende grandes viajes sin tener un duro como muchos de los viajeros que hemos entrevistados o hay otros que sus papás les pagan un viaje por todo lo alto. También los hay que viajan todo lo que pueden antes de tener su primer hijo porque entonces sufren un parón hasta la emancipación. Hay quienes a los 40 se sienten viejos y cansados y ya no viajan más…

“Viajar es un aprendizaje a cualquier edad”

En definitiva, lo importante es no parar de viajar, de vivir, de sentir la libertad y la emoción de cruzar una nueva frontera y participar de otra cultura, de otras tradiciones, de otra manera de ver el mundo.

Si alguien con 20 años piensa que la edad la marca el DNI es que todavía le falta mucho por viajar.

Compartir es el mejor agradecimiento

7 comentarios sobre “Por qué viajar a los 40 es genial”

  1. El tema de la edad me incomoda, no por el hecho de que me acerco a los 40. Mas bien me incomoda cuando la gente se pone en plan de a X edad ya no puedes/o debes hacer tal o cual cosa. No estoy de acuerdo. Si uno quiere, puede hacer cualquier cosa (incluido viajar) sin importar la edad.

    Tu sigue con lo tuyo y que nadie te diga que eres muy mayor para eso o que deberías hacer otra cosa por la edad que tienes blabla…

    Saludos!

  2. Hola! estoy de acuerdo con Gaolga, el viajar no tiene edad, sino que mejora o cambia, pero que no lo impide. Yo estoy en la cincuentena y espero viajar hasta que mi cuerpo aguante, sea donde sea, incluyendo el ir por libre y con mochila.
    Que es posible que los 40 sea la década más genial, pues es posible, uno está en forma, si no tienes hijos tus padres son todavia jóvenes y no te necesitan, estas en la plenitud de tu vida laboral (eso espero, maldito paro!) y tienes ya vida y experiencia para aprovecharlos a tu favor.
    Pero si te cuidas y quieres viajar, la edad no importa.
    Saludos a todos

  3. Viajar, como tantísimas otras cosas, no tiene edad, ¡faltaría más! Como bien dices, con el tiempo creo que los miedos se esfuman, se madura y uno se atreve a arriesgar un poco más en los viajes (me refiero a destinos, formas de viajar, etc.). Ser mochilero, hacer autostop, visitar ciertos países menos seguros o cómodos, es algo que no está en el ADN de cualquiera (por lo menos en el mío, a mis 25 años no lo está), así que ojalá que pueda ser una de esas personas que va sumando años a la vez que experiencias 😀 ¡Un abrazp!

  4. Para mí la edad nunca ha influido a la hora de viajar, ni por joven ni por mayor. He viajado desde bien pequeña y tengo el ejemplo de mi madre que con 50 años se fue una temporada a África. Sí que es cierto que muchos se van acomodando con la edad y cambian sus viajes, en mi caso y casi con 40, sigo prefiriendo mi mochila, callejear, improvisar y dejar que el lugar me sorprenda 🙂
    Un saludo viajeros!!!

  5. Sería bueno que hablen también desde otro punto de vista, hablan como si a los 40 “TODOS” tuvieran dinero y “MUCHA EXPERIENCIA DE VIAJE”, están dejando fuera a toda esa gente que tiene ganas de desconectarse del sistema, tiene 40 o mas, no tiene dinero y tampoco experiencia, pero son jóvenes por dentro. He leído el artículo y estoy seguro que no soy el único en sentirse excluido.

    1. No Travis, todo lo contrario. Esa es nuestra experiencia en particular, pero no tiene porque ser la de todo el mundo.

      Lo que queríamos transmitir con este artículo y que por lo visto no hemos conseguido es que la edad no importa para nada. Es un simple número. Si tienes las energías suficientes (yo las tengo y por eso me voy a dar una vuelta al mundo de bajo coste dentro de 2 meses) puedes seguir viajando como cuando tenías 20 años. ¿Qué importa la edad? Pero lo que queríamos expresar explicando que a los 40 años tienes dinero y experiencia es que si ya no tienes las energías suficientes, el dinero te va a permitir comprar comodidades y la experiencia te va a permitir saber cómo te gusta viajar para no tener que “perder” el tiempo descubriéndolo (lo cual consume energía).

      Si que es cierto que, bajo mi punto de vista, hay un potencial problema: si llegas a cierta edad y te sientes como que no tienes energía suficiente y tampoco tienes ni dinero ni experiencia. Ahí sí que creo que puede ser problemático. Por que si te falta una cosa (p.e. experiencia) puedes suplirlo con la otra (energía) o viceversa, pero si te faltan las tres cosas… entonces mi recomendación sería que trataras de mejorar una de ellas y como la experiencia no es posible, entonces tendría que ser el dinero o la energía.

      Pero sí, en definitiva estoy de acuerdo contigo: la edad es una tontería, lo importante es cómo te sientas. Conozco gente de 20 años que no son capaces de levantarse de un sofá y gente de 60 que no para de subir montañas.

      Saludos

  6. Pues yo sí creo que la edad es importante. Todos sabemos que los pibes son genios aprendiendo idiomas. No es igual aprender el inglés u otra lengua a los 10 años que a los 40. Tampoco llegarás muy lejos si a los 40 años empiezas a aprender ballet. El ser adulto de una persona se forma hacia los 18 años, así como los valores de la sociedad y el mundo. Con 40 años uno ya tiene sus prejuicios y el viajar no le aportará tanto a nivel de apreciar los valores de la sociedad y otros pueblos como si tuviera 20 años. Tampoco a los 40 años no agarrará la mochila y se subirá en el techo de un tren repleto de pasajeros en la India para conversar allá arriba con los sadus. El viajero de 40 años comprará un boleto de primera en un tren confortable.
    Viajar a los 40 es saludable, mejor que quedarse en casa sentado en un sofá viendo la tele, pero los beneficios del viajar es ensanchar la mente, aprender de otras sociedades para educar tu manera de pensar, ser tolerante con la diferencia, y ello es más fácil a los 20 que a los 40 o a los 60. Ya sé que hay excepciones y jóvenes de 20 no aprenderán viajando como un buen observador de 40, pero por norma general es así, el más joven se forma gracias a los viajes, y para el más adulto, de 40 o más años de edad, el viajar también le enseña cosas pero ya no penetrarán en su ser, pues ya está formado y con sus prejuicios difíciles de extirpar.
    Es de cajón. Podría dar ejemplos de conocidos míos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *