Cómo ahorrar cientos de euros en tu próximo vuelo cambiando de ubicación

Siguiendo la serie de artículos sobre cómo encontrar vuelos baratos, hoy presentaremos una técnica realmente simple que permitirá ahorrar cientos de euros en algunos vuelos. Esta técnica no tiene un nombre en concreto, pero suele referirse como “cambio de ubicación” o nombres similares, porque la técnica consiste justo en eso.

¿En qué consiste el cambio de ubicación?

Sin entrar mucho en detalle, tenemos que saber que nuestro ordenador se identifica ante cualquier web con una serie de número que se denominan IP. Es algo similar al DNI. Esos números permiten al servidor saber dónde nos encontramos con cierta precisión. No es tan preciso como un GPS, pero al menos sí puede saber el país desde dónde se hace la petición y muchas veces acierta con la ciudad (otras no). Para más información descubra la velocidad y caracteristicas de ExpressVpn en este articulo proporcionado por el team Anonymster.

El caso es que esta IP con la que nos identificamos es posible cambiarla de manera que la página web al otro lado se crea que estamos en un sitio en el que realmente no estamos. Por ejemplo, puedes estar buscando un vuelo desde Asturias en LastMinute y decirle que estás en París.

¿Cambiar la ubicación te permite ahorrar?

Sí, por supuesto, si no fuera así no estaría explicando esta técnica. Vamos a verlo con un ejemplo real usando ITA Matrix que te permite definir la ubicación de compra (pero no te permite comprar). Pongamos que queremos volar desde Madrid (España) a Quito (Ecuador) con Iberia.

El resultado que nos da esa búsqueda es este:

Ahora utilizaremos lo explicado en el artículo sobre los códigos ITA avanzados para cambiar la ciudad. Simplemente tenemos que establecer algún valor en “Sales City” y darle a “Search” (atención: si no lo has hecho ya, pon el “Currency” en Euros para evitar que devuelva los precios en la moneda local).

Ahora los resultados son un poco diferentes:

El ahorro no es excesivamente grande, algo más de 50 euros, pero hay destinos en los que el ahorro puede suponer cientos de euros. Observa, por ejemplo, las diferencias que hay en precio entre el mismo vuelo de Los Ángeles a Melbourne poniendo diferentes ciudades de salida del 1 al 8 de enero de 2016:

Desde Los Ángeles:

Desde Madrid o Melbourne:

¿Qué significa esto? Significa que si queríamos volar con la compañía más económica, hay 300 euros de diferencia entre una y otra opción. Significa también que si queríamos reservar ese vuelo desde España, no vamos a conseguir el precio de 1433 € sin más. Este es el resultado que ofrece SkyScanner para Fiji Airways (el resulado de AA sí que nos lo da con un precio como si estuviéramos en Los Ángeles, pero no es el más barato, son 1666 €):

La cuestión es, ¿cómo se podría conseguir el precio de 1433 €? La respuesta: haciendo pensar al buscador de vuelos que estamos en Los Ángeles.

¿Cómo engañar a un buscador de vuelos?

La respuesta es usar una VPN o un proxy. No quiero entrar en detalles técnicos que nada importan a la hora de usar esta técnica, pero la idea general que pilota sobre esta técnica es que se trata de acceder a Internet de manera indirecta a través de otro ordenador. Como se ve en la siguiente figura, el acceso no se realizaría de manera directa, sino a través de un tercero que sería el que efectivamente estaría situado en el país dónde queremos hacer creer al buscador de vuelos que estamos.

 

proxy

Así, cualquier pregunta que le hagamos al buscador se la respondería pensando que se la está preguntando el servidor intermedio y no nosotros.

proxy2

Ahora que ya está claro el concepto, veamos cómo hacerlo. Hay diversas opciones:

  • Usar un proxy anónimo: por ejemplo, cualquiera de la siguiente lista o alguna de sus alternativas. Para instalar el proxy anónimo, busca aquí las instrucciones para tu navegador.
  • Usar un proxy online: existen varias alternativas como Ninja proxy o Zend2. Son páginas web dónde indicas la página a la que quieres ir y son ellas las que navegan por ti. El problema es que normalmente no puedes elegir desde dónde se conectan y, por tanto, solo sirven cuando el problema es que el vuelo es más caro desde el país en el que estás ahora (como en el caso de Iberia que vimos antes).
  • Usar una VPN o Tunel: hay varios servicios gratuitos de este tipo, algunos de ellos explicados aquí. Algunos de ellos tienen el problema de no poder elegir la ciudad de destino, pero en otros sí se puede.
  • Usar la red TOR: TOR es otro mundo, otra Internet. Si no la conoces, te recomiendo que empieces a informarte sobre ella. También presenta el problema de no poder elegir la ciudad objetivo.

Si no encuentras el proxy en la ciudad que necesitas, búscalo en Google. Algunas búsquedas interesantes podrían ser “proxy CIUDAD free” o “vpn CIUDAD free”.

Una vez instalado el proxy o VPN, usa esta página para averiguar desde dónde cree ahora Internet que estás conectado.

IMPORTANTE: Por tu propia seguridad, utiliza los proxy y VPN con cuidado. Usa solo fuentes fiables, que se conecten a través de HTTPS y ten la precaución de usar tarjetas de crédito desechables durante el proceso de compra. Jamás compres a través de un proxy o VPN con una tarjeta de crédito real.

¿Qué ciudades debería probar?

Para ahorrar trabajo, a la hora de buscar qué ciudades/países son las que van a conseguir rebajar el precio del billete, se deberían probar las siguientes alternativas:

  1. La ciudad desde dónde se parte (opción por defecto en ITA).
  2. La ciudad destino.
  3. La ciudad dónde estás ahora mismo si es diferente a alguna de las anteriores.
  4. Una ciudad en el mismo país de salida alejada al menos 200 km de la ciudad de salida.
  5. Una ciudad fuera del país de salida y llegada, pero en el mismo continente.
  6. Una ciudad en un continente diferente al país de salida y llegada.

Con esto debería ser suficiente, aunque a veces hay sorpresas en ciudades inesperadas.

 

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

3 comentarios sobre “Cómo ahorrar cientos de euros en tu próximo vuelo cambiando de ubicación”

    1. Algunos bancos permiten crear números de tarjetas de banco virtuales. Por ejemplo, yo en Evo Banco tengo esa posibilidad. Desde la página de usuario del banco, tienes una opción dónde le dices que necesitas un número de tarjeta de crédito temporal que se vincula con tu cuenta, le dices el límite máximo de dinero disponible y el tiempo de caducidad. De esta manera, puedes hacer un pago en concreto y estás seguro de que tras ese pago no te llegará ningún cargo extraño a tu tarjeta porque ese número será destruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *