La Playa de Bira (Indonesia, Sulawesi)

La playa de Bira es un pequeño pueblo turístico del sur de Sulawesi, bueno, en realidad el pueblo es Bira y su playa es el objeto turístico por excelencia de la zona. A diferencia de otros lugares turísticos de Indonesia, esta playa es un lugar turístico mayoritariamente local, ya que por su cercanía a Makassar es usado por los habitantes de esta gran ciudad como lugar de descanso semanal. Eso significa que durante los fines de semana va a estar atestada de gente y de lunes a viernes será un lugar tranquilo. Elige bien cuando quieres visitar este sitio, ya que el cambio es como del día a la noche.

Un atardecer en la playa de Bira es algo especial. Los fines de semana cientos de indonesios abarrotan el mirador.
Un atardecer en la playa de Bira es algo especial. Los fines de semana cientos de indonesios abarrotan el mirador.

Nosotros llegamos un domingo por la mañana en un taxi compartido junto a unas tirolesas y unos catalanes desde Makassar (5 horas). Nos encontramos a las tirolesas esa tarde en la playa y estaban asqueadas: les habían pedido hacerse un millón de fotos con ellas (a nosotros también) y habían tenido que esconderse debido a la curiosidad que suscitaban entre los locales (y eso que no se atrevieron a ponerse en bikini). Cuando las dejamos en su hotel esa noche, tenían pensado irse al día siguiente, pero cuando nos las encontramos en el restaurante el lunes por la noche, todo había cambiado y estaban encantadas con el lugar. Finalmente se quedaron toda la semana. Si no estás preparado o no te apetece ser tu el centro de atención, mejor elegir fechas entre semana, pero si te da lo mismo, puedes venir cuando quieras. A mi, personalmente, me gustó llegar un domingo, ver como era aquello con los turistas locales y luego pasarnos unos días con la playa para nosotros solos.

Como acceder a la playa de Bira gratis

Una de las sorpresas que nos encontramos al llegar a la playa de Bira es que es una zona cerrada y de pago, es decir, que para entrar en lo que ellos llaman “Pantai Bira” (literalmente “Playa de Bira”) tienes que atravesar un arco de entrada y abonar una tasa de 20.000 rupias. Según nuestras amigas tirolesas, se paga una vez y ya se puede entrar y salir cuantas veces se quiera conservando el ticket, pero no podemos confirmar este extremo ya que nosotros no pagamos. No pagamos al entrar la primera vez porque llegamos en un coche de un policía que nos había encontrado en el puerto desesperados por no encontrar a nadie que hablara inglés para que nos explicara qué pasaba con el barco. Este policía de paisano nos ayudó con las 4 palabras en inglés que él sabia y luego nos entró en Pantai Bira sin pagar y nos dejó en uno de los mejores alojamientos baratos de la zona (Riswan Guesthouse, 150.000 rupias la noche sin aire acondicionado y después de un intenso regateo). Luego, tampoco pagamos cuando entrábamos y salíamos porque encontramos un truco para saltarnos el control (sin buscarlo, simplemente surgió).

En este mapa se puede ver en rojo la calle principal de Bira que está tras la puerta de entrada. En amarillo he marcado el camino que hay que hacer para saltarse el control de accesos. En verde tenéis la zona de snorkeling de más calidad y en azul algunos puntos de interés como son la playa de Bara, el lugar de avistamiento de delfines, el puerto desde dónde sale el ferry a Flores o los lugares dónde están los cajeros (ATM) y un cibercafé.
En este mapa se puede ver en rojo la calle principal de Bira que está tras la puerta de entrada. En amarillo he marcado el camino que hay que hacer para saltarse el control de accesos. En verde tenéis la zona de snorkeling de más calidad y en azul algunos puntos de interés como son la playa de Bara, el lugar de avistamiento de delfines, el puerto desde dónde sale el ferry a Flores o los lugares dónde están los cajeros (ATM) y un cibercafé.

Como personalmente estoy en contra de la privatización de espacios públicos (máxime cuando el dinero que se recauda ni siquiera se utiliza en esos espacios), os explicaré el truco para entrar y salir sin pagar: para salir no hay ningún problema, podéis hacerlo por la puerta principal, pero para entrar hacedlo por una calle lateral que hay antes de llegar al control. Encontrar esta calle es muy sencillo: frente al puerto (dónde están los ATM), al otro lado de la carretera, hay una calle flanqueada por dos pequeños supermercados. Son unos 300 o 400 metros y luego encuentras una vieja barrera que seguramente en algún momento del glorioso pasado de esta zona de playa estuvo vigilado. Ahora está medio en ruinas y se puede atravesar tanto a pie como en moto (por la derecha). La calle principal de Pantai Bira queda a otros 300 o 400 metros a mano izquierda y por la derecha os vais directos a la playa de Bara y sus resorts bastante más tranquilos.

Los desayunos en el Riswan Guest House eran realmente exquisitos. Además del ambiente familiar y lo mucho que nos ayudó el propietario, siempre recordaré que este fue el único lugar en el que he estado en el sudeste asiático dónde había servicio de habitaciones. Sí, nos limpiaban cada día la habitación.. y por 5 euros la noche cada uno! Increíble!
Los desayunos en el Riswan Guest House eran realmente exquisitos. Además del ambiente familiar y lo mucho que nos ayudó el propietario, siempre recordaré que este fue el único lugar en el que he estado en el sudeste asiático dónde había servicio de habitaciones. Sí, nos limpiaban cada día la habitación.. y por 5 euros la noche cada uno! Increíble!

La playa de Bara

Os acabo de hablar de la playa de Bara y es que resulta que además de Bira, que es la zona más desarrollada, hay otra playa aledaña menos frecuentada e ideal para escapar durante los fines de semana: la playa de Bara. Allí hay menos opciones de alojamiento, pero están algunas de las usadas como base de operaciones para hacer submarinismo (son hoteles para submarinistas, pero también los puedes utilizar aunque no practiques este deporte). A la playa de Bira llegas directamente desde el sitio de control por una calle que es la “calle principal” de Pantai Bira. Hay algunas calles perpendiculares a esta, pero son cortas y no tienen ningún interés a no ser que te alojes allí. Cuando llegas al final de la calle principal hay un mirador (que se llena de parejitas para ver el atardecer) y a mano derecha tienes unas escaleras para bajar a Bira. Si continúas andando por la playa de Bira (por la arena), tras unas rocas, tienes la playa de Bara.

Qué ver y qué hacer en la playa de Bira: snorkeling

¿Que hay en la playa de Bira? Pues básicamente lo típico de cualquier zona turística de playa: hoteles, restaurantes y chiringuitos y otros servicios básicos (como supermercados). Los hoteles no son especialmente buenos, están configurados para el gusto local, pero no son nada malos (es decir, no son los hotelazos de Kuta, pero tampoco son los cuchitriles típicos de los centros de las ciudades). Dónde nosotros estuvimos, por ejemplo, eran una especie de bungalows con baño dentro sin agua caliente y con un pequeño porche. Lo mismo para los restaurantes, son decentes, pero sin llegar a ser magníficos ninguno de ellos. Los precios son algo más altos de lo normal, pero totalmente asequibles. En temporada baja o entre semana se puede regatear duro para conseguir precios mucho mejores.

Esta es la famosa playa de Bira. Esta foto está tomada el domingo a última hora, cuando ya no queda casi nadie. Unas horas antes no cabía un alfiler en la playa.
Esta es la famosa playa de Bira. Esta foto está tomada el domingo a última hora, cuando ya no queda casi nadie. Unas horas antes no cabía un alfiler en la playa.

Pero lo que tiene verdaderamente de especial la playa de Bira es su mar. La playa es de arena fina, aguas cálidas, cristalinas y muy tranquilas, por lo que para bañarse es ideal (encontramos varias familias francesas con niños pequeños que disfrutaban del lugar con total tranquilidad). Eso sí, el coral roto que el mar arrastra hasta la orilla hace complicado meterse en el agua si no llevas unos escarpines o un calzado con algo de suela. Pero lo verdaderamente significativo y lo que nos atrajo hasta este lugar (aparte de que era el lugar desde dónde debía salir el domingo el barco a Labuan Bajo en la isla de Flores) era su fama como lugar de snorkeling. Visitamos los dos puntos de snorkeling que se encuentran en la misma playa. El primero se encuentra en la playa de Bara, justo al final, cuando termina la playa. Simplemente hay que andar hasta allí y meterse en el agua (son unos cuantos kilómetros que se pueden hacer por la playa soportando todo el sol encima o por un camino sin asfaltar y con algo de sombra que lleva al hotel para buceadores que hay allí). Una vez estás al final de la playa simplemente hay que meterse unos 100 metros hacía adentro. En esta zona hay muchos peces de colores (¡está Nemo!) y no hay nada de corrientes ni elementos que dificulten el acceso, además de que en ningún momento cubre. Eso sí, es posible que si el mar está picado la visibilidad sea baja, aunque esto no es lo normal. Es ideal para una iniciación en el snorkeling (o para llevar a los niños).

Toda la isla es realmente fotogénica. Incluso con una mala cámara como es la del móvil pudimos conseguir reflejar un poco de la magia del lugar.
Toda la isla es realmente fotogénica. Incluso con una mala cámara como es la del móvil pudimos conseguir reflejar un poco de la magia del lugar.

La otra zona, un poco más complicada, pero mucho más bonita es la que se encuentra al final de la calle principal a la izquierda. Aquella zona no tiene playa, son unos acantilados de no mucha altura dónde se han colocado varios hoteles. Los hoteles han puesto escalerillas que bajan al mar para facilitar el baño. Hay 3 escalerillas: las primeras son de libre acceso y están en muy buen estado, pero ahí no hay nada; las segundas están hechas polvo y no son una opción, pero la zona interesante está justo debajo; las terceras son ideales por su cercanía a las segundas, pero están dentro del restaurante de un hotel, por lo que para usarlas tendrás que echarle morro y pasar por delante de la gente que está en la terraza comiendo (nosotros lo hicimos y nadie nos dijo nada). La alternativa es bajar por las primeras escalerillas y nadar hacía las segundas (unos 100 metros). Esa zona está llenísima de coral y peces y aunque ahí hay un poco más de corriente y mayor profundidad, tampoco es una zona complicada.

Esa especie de atechado incompleto marca el lugar dónde están las primeras escaleras de acceso a la zona de snorkeling. Toda esta zona era un viejo hotel que ahora está en horas bajas. Aunque ponga un rótulo de "hotel" entrad sin miedo, ya no está, solo quedan algunos edificios.
Esa especie de atechado incompleto marca el lugar dónde están las primeras escaleras de acceso a la zona de snorkeling. Toda esta zona era un viejo hotel que ahora está en horas bajas. Aunque ponga un rótulo de “hotel” entrad sin miedo, ya no está, solo quedan algunos edificios.

También hay por la zona lugares dónde avistar delfines, sitios con muchas mariposas y algunos monos (pocos), algunos pueblos dónde todavía se construyen barcos de manera artesanal… pero para llegar ahí necesitarás alquilar una moto. En el mapa puedes obtener más información.

Gastos en la playa de Bira

Precios en miles de rupias y los gastos son de la pareja.

Día 3 de agosto

Taxi desde Makassar a la Terminal dónde tomar el taxi compartido: 20
Taxi compartido a Bira: 2×75 (5 horas)
Comida: 25
Cena: 60

Día 4 de agosto

Comida: 39
Cena: 72

Día 5 de agosto

Comida 77
Cena 38

Día 6 de agosto

Hotel: 450 (3 noches)
Comida: 58
Compras para el ferry: 60
Cena: 58

Total: 1.007.000 IDR (~75 €, 2 personas, 4 días). Unos 9 euros al día por persona.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

2 comentarios sobre “La Playa de Bira (Indonesia, Sulawesi)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *