¿Como saber en que avión voy a volar, es posible?

Tras el trágico accidente del vuelo GWI9525 de German Wings, mucha gente ha estado cuestionando la aeronave que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf. Se ha hablado de que el aparato tenía 25 años, que ese modelo de Airbus había tenido ciertos problemas en el pasado, etc. Además se ha cuestionado la seguridad de las líneas de bajo coste y en ciertos momentos he tenido la sensación de que los periodistas han estado agitando el fantasma del miedo a volar más de la cuenta. Por ello no está de más recordar que el avión sigue siendo el medio de transporte más seguro a día de hoy.

Dicho esto, un par de personas me han preguntado “cómo saber en que avión voy a volar”. Es una pregunta que yo también me he hecho en muchas ocasiones, no por el miedo a que sea un modelo u otro, sino para saber cual sería el asiento más adecuado a elegir o para saber que sistema de entretenimiento tendré a bordo.

La información en la reserva

La respuesta más evidente es que cuando realizas la reserva de un vuelo, la compañía o la agencia suele enviarte información acerca de qué aeronave usará para cubrir la ruta. Sin embargo, esta información no es contractual, es un “best-effort”, es decir, la compañía en el momento de emitir el billete o en su confirmación, tiene planificado que esa sea la aeronave que cubra el trayecto, pero si por cualquier causa no pudiera ser (por ejemplo, un retraso o un problema mecánico), no está obligada a volar en ese modelo en concreto de avión.

Por ejemplo, en el regreso de nuestro viaje a Indonesia, tras la escala en Estambul, Turkish nos cambió el Airbus A321 en el que íbamos a volar a Madrid por un Boeing 777, más incómodo y viejo. Cualquier queja a la compañía es redirigida a su condiciones de transporte dónde se especifica:

“El transportista hará el máximo esfuerzo para llevar al pasajero y su equipaje con diligencia razonable ajustándose a los horarios publicados en la fecha de viaje”

Vamos, que no te prometen nada más que llevarte de un punto A a un punto B. Esto está propiciado, entre otros motivos, por la fuerte presión que tienen las compañías para llegar a tiempo debido a las fuertes compensaciones económicas que tienen que afrontar en caso de retrasos.

Dicho esto, debo decir también que el 90% de las veces que he volado lo he hecho con el avión que me habían confirmado unos días antes (en el momento en el que se abre la reserva de asientos), por lo que entiendo que es poco habitual el cambio de aeronave.

¿Puedo saber en que avión voy a volar antes de comprar el billete?

Entiendo esta pregunta como dos dudas diferentes. Por una parte la gente que se pregunte en que avión va a volar para saber dónde sentarse y qué se va a encontrar (o simplemente porque le gusta el mundo de la aviación y quiere saberlo) y aquellos que se lo pregunten para saber si el avión será muy nuevo o muy viejo. Entiendo este segundo argumento sobretodo ahora que se está cuestionando tanto la antigüedad de los aviones.

Bien, la respuesta en el primer caso es que sí se puede llegar a saber. Algunas páginas de reserva de vuelos como LastMinute así lo indican. Para verlo en el caso de LastMinute hay que hacer clic en el enlace “Ver Detalles” y aparecerá algo así como esto:

detalles

Ahí se puede ver que el vuelo se realizará con un Airbus A320-100/200.

Pero claro, si en tu caso quieres saber en qué avión en concreto volarás para saber la edad del aparato, esto no te da ninguna pista. Según la wikipedia, la familia de los A320 están en funcionamiento desde el año 1988, así que podría tener 25 años o 4. ¿Cómo saberlo? Para eso existe una web llamada Air Fleets que tiene una base de datos actualizada con la mayoría de las flotas de aviones del mundo. La página en sí es bastante caótica, pero si entras y buscas por ejemplo “Iberia”, y haces clic en el enlace de Iberia que aparecerá, verás la flota completa de esta compañía. Ahí puedes ver que Iberia tiene 13 aeronaves A320-200 en activo y si haces clic en este número, te aparecerán las fechas de entrega (cuando empezaron a funcionar) y los nombres de cada aparato. Con esta información, podemos ver que el Airbus que nos llevará de Madrid a Barcelona puede ser uno “matriculado” en 2002 (13 años) o uno de 2014 (1 año), aunque si queremos saberlo a ciencia cierta tendremos que esperar al momento de embarcar en el avión ya que todo avión lleva su nombre impreso en el fuselaje y podremos contrastar la información de esta página con el avión en concreto que nos haya tocado.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *