Viajar de otra forma es posible

ApeaderoJPG
Foto: Seven Resist (Flickr)

La gente a la que nos gusta viajar de forma diferente, que adoramos la aventura y preferimos tener experiencias auténticas en vez de comprarlas, solemos huír de viajes organizados con agencias multinacionales, de hoteles con piscina, de estar rodeados de turistas de tu propio país aún estando en el lugar más remoto y de ser una pieza más en el engranaje que se encarga de exprimir cada bello lugar que queda sobre el planeta, en vez de tratar de enriquecerlo.

Yo prefiero conocer el lugar que visito explorando por mí mismo, mezclándome con la gente que vive allí, observando cómo viven, cómo son, qué hacen e intentar aprender de lo que desconozco. Muchas veces comprar billetes de avión es imprescindible, aunque procuro tomar los menos posibles, debido al tremendo impacto que tal quema de combustibles a diario causa sobre el ecosistema.

Viajar en tren, en autobús o incluso a dedo por un país que no conoces es maravilloso, pues incluso el pueblo más desconocido tiene secretos que ofrecer, y las sorpresas están aseguradas.

Igualmente, Internet nos ofrece infinitas posibilidades e improvisar se convierte en algo fácil y con buenos resultados, lo que dota de gran libertad al viajero que no quiere planificar hasta el último detalle.

Los transportes compartidos es una opción barata y ecológica de moverse a cualquier parte que podamos imaginar; no es difícil encontrar en la web autóctonos que saben lo que es ayudar a un viajero en ruta, gente a la que le gusta compartir. Un sofá en Ciudad del Cabo o en Phuket por una sonrisa y una conversación. Una cama en una casa de un local en Taipéi o en Hua Hin por muy poco dinero y ayudarás a alguien de verdad en vez de una cadena hotelera.

Ahora es más fácil que nunca encontrar este tipo de cosas, sólo hay que estar abierto a lo nuevo y decidido a no solamente recibir, sino también a compartir y a entregar cuando, una vez en tu ciudad, veas a alguien en tu misma situación.

Compartir es el mejor agradecimiento

3 comentarios sobre “Viajar de otra forma es posible”

  1. Muchas gracias por toda la información que aportáis, aderezada con valoraciones que comparto al 100%.
    Tengo ya muy avanzado el ir a Kenya por libre (completamente) con mis dos hijas de 16 y 15 años en agosto de 2012. Estuve meditando Zambia, Zimbawe, pero creo que para una primera introducción en el Africa subsahariana, será mejor algo más europeizado como Kenya.Aunque no sea comparable, ya tenemos (tengo) experiencia de haber ido con ellas por libre a Marruecos, Turquía, Siria y Jordania (en Autocaravana desde España). ¿Hasta qué punto creéis que condiciona el ir por libre a Kenya con dos hijas de esas edades? No tengo aún todo concretado, valoro opciones como entrar en Tanzania, entrar en Uganda, etc. pero a la vez quizá esos países condicionan aún más lo de mis hijas. Es fácil entrar con vehículo alquilado en Kenya? la compañía de alquiler keniata admite sacar el vehículo del país? lo cubre el seguro que se pague con el alquiler? los parques de Tanzania y Uganda funcionan de forma similar a los de Kenya?
    El billete de avión, salvo oferta extraordinaria de compañías fuertes, es imbatible vuestra opción España-Estambul-Emiratos-Nairobi.

  2. Hola Daniel, gracias por tus comentarios. En cuanto al tema del coche de alquiler, en el post sobre Kenia por libre, hay varios comentarios que preguntan lo mismo, te copio por ejemplo el comentario 58:

    “Pues que si tienes un coche con matricula de Kenia y quieres entrar en un parque de Tanzania te van a cobrar 50 euros por entrar el coche, mientras que si el coche lleva matricula de tanzania te costará un par de euros. Todos los vehículos tiene que pagar entrada, igual que las personas.”

    Es decir, que si la idea es alquilar un único coche y recorrer diferentes parques en diferentes países, la broma puede salir muy cara. Para hacer lo que dices es mejor alquilar un coche en Kenia y otro en el país que quieras visitar.

    Sobre lo de viajar con dos jóvenes, creo que no vas a tener ningún problema. Kenia está muy europeizado en sus hoteles y restaurantes y es muy normal ver incluso niños viajando por libre con sus padres. Además veo que tus hijas tienen una buena preparación 🙂

    De Tanzania no te puedo decir nada pq no cruzamos, pero Uganda.. bueno, yo de Uganda tengo muy buenos recuerdos y grandes imágenes, muy diferentes a las de Kenia. Si tenéis la oportunidad no os la perdáis, pero claro, tenéis la dificultad del coche, que tendríais que dejar el coche en Nairobi y tomar un autobús toda la noche o todo un día para llegar a Kampala y alquilar allí algo.

    Bueno, ya contaréis que tal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *