Nacho Luque, viajando con lo puesto – Entrevista viajera

Nacho Luque es un creador y un viajero. Su manera de viajar quizás no tenga nada que ver con la forma de viajar de otros viajeros que han pasado por esta ronda de entrevistas. Él viaja a pie, en solitario y por el territorio Español. Esa es su carta de presentación y Con Lo Puesto es su sitio web que os recomiendo encarecidamente. No os perdáis la entrevista, pues considero que es una de las mejores que hemos publicado hasta la fecha. Sigue leyendo Nacho Luque, viajando con lo puesto – Entrevista viajera

Compartir es el mejor agradecimiento

Un viaje indefinido – Entrevista viajera

Javi y Marijke se conocieron en 2012 y pronto decidieron que tenían que  Vivir Para Viajar. Esta filosofía de vida y de viaje se plasmó hace algo más de 7 meses en un viaje definitivo, un viaje indefinido en el que esta pareja de viajeros se han embarcado y que de momento está moviéndose por tierras del sudeste asiático. Os recomiendo que les sigáis en Facebook y en el blog y que os empapéis de su filosofía de vida.

DCIM117GOPRO
Javi y Marijke, los protagonistas de Vivir para Viajar

Sigue leyendo Un viaje indefinido – Entrevista viajera

Compartir es el mejor agradecimiento

Andrea Bergareche y su Lápiz Nómada – Entrevista viajera

Andrea se define como escritora, artista, tatuadora, ilustradora y viajera inquieta, mitad vasca, mitad asturiana. Un viaje de estudios a México DF fue lo que lo cambió todo: aunque desde bien pequeña había viajado, México supuso el cambio de mentalidad definitivo para decidirse a no parar de viajar. Y no ha parado. Con 23 años ha visitado ya 12 países y los que caerán… Sigue leyendo Andrea Bergareche y su Lápiz Nómada – Entrevista viajera

Compartir es el mejor agradecimiento

Por las rutas del mundo – Entrevista viajera

Virginia y Alejandro son dos argentinos que, desde 2012, recorren el continente americano con dos amigas muy particulares: Pioja y Pumba, dos compañeras de 4 patas. Iniciaron su viaje con una autocaravana (“El forastero”), pero por diversos motivos decidieron sustituirla y empezar a recorrer mundo con un par de bicicletas. Empezaron el viaje bajando hacia el sur de Argentina y luego recorriendo Chile de regreso y cuando pasaron por Buenos Aires decidieron cambiar el tipo de viaje, dejar el motor y empezar a pedalear. Ya en bicicleta y con el propósito de unir Ushuaia con Alaska, nuestros amigos viajeros andan ya por Uruguay pedaleando y conociendo mundo. Sigue leyendo Por las rutas del mundo – Entrevista viajera

Compartir es el mejor agradecimiento

Latinoamérica en furgoneta – Entrevista viajera

A bordo de La Zaigua recorrieron Latinoamérica Andrea (México, 22 años) y David (España, 33 años) de julio de 2012 hasta febrero de este año. Casi tres años conviviendo en 8 metros cuadrados dónde dormían, comían y se movían cruzando las fronteras de países como Argentina, Bolivia, Perú o Ecuador. Tras adquirir su furgoneta Volkswagen Combi de segunda mano en México, se lanzaron a recorrer el continente de norte a sur.

Todo el proyecto está plasmado en su blog, el cual es altamente recomendable para quienes quieran recorrer el continente en cualquier tipo de vehículo o en transporte público. Aunque su gran viaje ya ha concluido, podéis seguir las próximas aventuras de esta pareja viajera en su Facebook. Os dejo un vídeo de la preparación de la Combi y vamos con la entrevista.

1. Decidisteis que una combi con casi 20 años de edad sería la mejor opción para recorrer Latinoamérica, ¿qué tal se portó? ¿acertasteis?

Adquirir una combi ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado. Cuando la compramos no estaba en condiciones óptimas para el viaje, así que la pusimos en manos de nuestro amigo y mecánico Iván Lomelí, quien se encargó de dejarla lista para ir y regresar de la Patagonia. La combi se portó muy bien, solo tuvimos que encargarnos de reponer piezas que se iban desgastando (como los rodamientos y filtros). Aprendimos que lo mejor era haber salido de México con piezas de repuesto ya que no en todos los países las encontrábamos –en especial para nuestro modelo de combi que ya viene refrigerada por agua-, o el precio era más alto. En general, nuestra combi con 22 años de antigüedad se portó mejor –mecánicamente-que vehículos mucho más modernos que vimos en la ruta.

2. Cuando os robaron algunas cosas del interior de la furgo empezasteis a mejorar la seguridad, ¿qué medidas recomendarías tomar a quienes decidan viajar en furgo por Sudamérica?

Lo más importante es utilizar el sentido común y la observación. Siempre que llegábamos a alguna ciudad o pueblo (especialmente si era grande) antes de dejar aparcada la Zaigua nos cerciorábamos de la zona reuniera ciertas garantías de seguridad y si había algo que no nos gustaba nos íbamos a buscar otro sitio.

Para dormir buscábamos preferentemente apoyarnos en las gasolineras o con las estaciones de policía, bomberos, protección civil, etc. Aunque esto dependía del país y lugar en el que estuviéramos ya que muchas veces hemos dormido en parques, playas, lagos, parkings de centros comerciales, etc.

Antes de ese incidente en Argentina ya nos habían tratado de robar pero por fortuna no lo habían conseguido. Después de ese robo lo que hicimos fue poner candados por dentro de la furgoneta, aunque fuera para hacérselo un poco más difícil.

Zaiguat - Llegamos al fin del mundo

 

3. En Acapulco la policía intentó quedarse con la Zaigua, ¿por qué? ¿os han dado muchos problemas “las autoridades”?

En México debemos hacer renovación de placas cada cierto tiempo, cuando emprendimos el viaje nos fuimos con las placas ya vencidas y ese fue un motivo que la policía de Guerrero aprovechó para intimidarnos pensando que ambos éramos extranjeros y no conocíamos la ley. Por suerte teníamos muy claro que ese caso únicamente concernía a la policía estatal (por ende nuestro caso no era de su jurisdicción). Al final terminaron por darse cuenta que de nosotros no obtendrían ni un peso, y por supuesto, no se llevarían la camioneta. Hemos tenido muy pocos incidentes con la policía, y por suerte han sido irrelevantes. Lo importante es llevar todo en orden: las licencias para conducir, los papeles del vehículo, permisos, y respetar la ley, eso basta para que no tengan motivos para molestarte.

4. Una de las características de vuestro viaje ha sido el estar cerca de la gente que vive en cada lugar, ¿qué es lo que más destacaríais de vuestra experiencia?

El viaje nos ha cambiado totalmente la forma de ver la vida, el destino nos ha juntado con muchísima gente con la que hemos compartido grandes momentos y hemos aprendido una gran cantidad de cosas, sin lugar a dudas hay un antes y después del viaje.

Para nosotros lo más importante es que hemos comprobado en primera persona como es en realidad Latinoamérica, y no tiene nada que ver con los estereotipos que suelen perpetuar los medios de comunicación a su antojo.

5. Convivir en tan pocos metros cuadrados no suele ser fácil¿algún truco para sobrellevarlo?

La verdad es que sea cual sea el truco que apliques, debes saber que va a ser una experiencia intensa y difícil, aunque también es una experiencia que te une a la otra persona de una forma difícil de lograr cuando se está en un espacio más amplio y con rutinas diferentes cada uno. Vivir en una combi mientras se viaja, es como tener una relación de pareja intensiva las 24 horas del día, 7 días de la semana. Creo que conocerse uno al otro es fundamental para poder sobrellevar los retos que trae el viaje, pero en nuestro caso, nos dimos cuenta de que no nos conocíamos tan bien como pensábamos hasta que estuvimos ahí. No existe la privacidad y la mayor parte del tiempo se pasa en pareja. Creo que lo mejor es tratar de enfocar todo con una actitud positiva y mucha tolerancia, y a la vez, tratar de hacer cada uno lo que le gusta.

Descubrí que eso de “la importancia de irse a la cama contentos” es un gran mito ya que hay ocasiones en las que las cosas simplemente no dan para ser habladas y asimiladas a la media noche, lo mejor es dormir, descansar y por la mañana tratar de solucionar el desacuerdo con un ánimo más fresco.

Zaiguat - Buenos aires

6. En vuestro blog tenéis los gastos detalladísimos de cada país y separado por partidas, pero me falta un dato ¿habéis calculado el gasto total durante el viaje (aunque sea aproximadamente)?

En nuestra web están los gastos, digamos imprescindibles, es decir gasolina, peajes, seguros, reparaciones mecánicas, etc. Lo único que no hemos llevado la cuenta es de lo que nos hemos gastado en alimentarnos, pero teniendo en cuenta todo, posiblemente nos habremos gastado aproximadamente $USD20,000 en 30 meses de viaje.

7. Respecto a las formas de financiaros, habéis trabajado en todo lo que salía, desde hostels hasta restaurantes, ¿qué ha sido lo más beneficioso? ¿alguna recomendación? ¿Y teníais algún ahorro inicialmente del que ir tirando?

Teníamos un ahorro que debía ser suficiente para 6 meses (el tiempo que creíamos duraría nuestra travesía), pero el dinero se acabó y nosotros seguíamos con ganas de estar en la ruta. Así que comenzamos a abrirnos camino y buscar oportunidades. Lo mejor de esto fue que aprendimos que somos capaces de hacer cualquier cosa que nos propongamos. Nuestra recomendación, es no tener miedo a probar hacer cosas nuevas, lo peor que puede pasar es que no lo hagas tan bien.

“El turismo corrompe la gran mayoría de los lugares turísticos. Los intereses económicos cambian a la gente y en vez de verte como una persona, te ven como una cartera con piernas”

8. El 24 de febrero pasado, finalizó la aventura, ¿tenéis ya en mente la siguiente? ¿qué estáis pensando?

Tenemos en mente dos viajes largos a medio plazo pero todavía no queremos desvelar nada porque será una sorpresa. Ahora a corto plazo nos vamos a centrar en ahorrar dinero para volver a salir a viajar y estamos sopesando diferentes opciones de trabajo (diferentes a las que hicimos durante el viaje) para poder trabajar de una manera más efectiva mientras viajamos, esta es la clave de todo viaje de gran duración.

9. Si alguno de los viajeros que nos está leyendo solo pudiera visitar un país de vuestra ruta, ¿cual le recomendaríais?

Esta pregunta sí que es imposible de responder… Cada país tiene algo que atrapa, todo depende qué es lo que quieras conocer. Todos y cada uno de los países en los que estuvimos tuvieron algo especial que ofrecer (incluso conflictos sociales, que están marcando la historia y pudimos presenciarlos).

10. En vuestra entrada “¿Viajando o turisteando?” decís que vosotros vais a “conocer a la gente del lugar y no solo el paisaje” y os mojáis bastante con el famoso y recurrente tema de viajeros frente a turistas, ¿todavía quedan lugares en Sudamérica libres de turistas o la industria turística ya lo ha colonizado todo?

Por lo que hemos podido comprobar, el turismo corrompe la gran mayoría de los lugares turísticos. Los intereses económicos cambian a la gente y en vez de verte como una persona que ha llegado para aprender de su cultura, simplemente te ven como una cartera con piernas que vienes a gastarte lo que sea necesario para disfrutar de esos 15 días de vacaciones o tomarte la foto perfecta para enseñarle a tus amistades.

En este sentido, nuestra forma de viajar nos ha abierto muchas puertas ya que no nos veían como los típicos turistas que llegaban a gastar y a gastar, sino como viajeros que llegaban a aprender.

En Latinoamérica hay grandes puntos turísticos, pero todavía hay muchos más lugares libres del turismo internacional (que es el que más daño hace) y llegar a ellos no es complicado, solo hay que ir preguntando a la gente local. De esta manera nosotros hemos podido llegar a lugares que no aparecen en ninguna guía de turismo y ojalá que siga así porque ahí radica su encanto. En este sentido Latinoamérica tiene mucho más que ofrecer que Europa.

Compartir es el mejor agradecimiento

Magia en el camino: repartiendo ilusión – Entrevista viajera

Continuamos la serie de entrevistas viajeras con Dino (1970) y Aldana (1976), la pareja argentina que está detrás de Magia en el Camino. En 2010 iniciaron un viaje sin fecha de retorno, recorriendo a dedo el camino desde Venezuela hasta su Argentina natal. Fue un viaje de un año y medio de duración que incluía un proyecto educativo. Tras ese primer viaje juntos (por separado ya habían hecho varios), hubo una sucesión de viajes de mayor o menor duración que les llevaron por distintos lugares del mundo, siempre con la magia como recurso para dar ilusión a los más desfavorecidos y para ayudar a financiar los viajes.

En 2014 se unió al viaje vital el pequeño Tahiel que, por supuesto, está llamado a convertirse en un gran viajero desde bien pronto. Charlamos a continuación con estos tres viajeros que, por cierto, se encuentran actualmente en Portugal. Si queréis seguir su viaje o preguntarles cualquier duda, os recomiendo encarecidamente su blog o sus cuentas de Twitter o Facebook.

El proyecto educativo Magia en el Camino es uno de los ejes que guían a Aldana y Dino
El proyecto educativo Magia en el Camino es uno de los ejes que guían a Aldana y Dino

1. Desde 2014 a vuestros viajes se ha sumado un joven compañero, ¿ya ha hecho su primer gran viaje? ¿que tal se ha adaptado? ¿y vosotros?

Estamos en estos momentos viviendo este primer gran viaje de Tahiel. Creemos que él se ha adaptado sin problemas. Es un niño muy sociable y simpático. Y nosotros tratamos en la medida de lo posible de respetarle sus horarios y sus deseos, y de que haga las cosas que en general los niños hacen a su edad. Por ejemplo, si está en la edad de jugar con masa, lo hacemos jugar con masa, o si está en la edad de leerle cuentos, se los leemos. A nosotros nos costó (y nos cuesta) un poco más adaptarnos. Es que estar tan acostumbrado a viajar de a dos y a vivir de a dos, que al ser tres todo cambia. Lo que más cambia son los tiempos. Es difícil aprender a que el bebé es el que maneja los tiempos. Y si hace se suma que uno durante el viaje trabaja, se complica un poco más. Pero claro que es lo que elegimos y lo que preferimos.

2. La definición de Dino de libertad es “viaje sin fecha de retorno”, ¿tenéis planes de volver a hacer un gran viaje sin fecha de retorno?

Por ahora no tenemos esos planes porque la idea es hacer viajes un poco más cortos, de unos tres o cuatro meses por vez (o uno o dos meses, según el destino). Pero más adelante, puede ser. La idea siempre está. Por otra parte, creo que el haber tomado la decisión de hacer de los viajes y de la movilidad un estilo de vida es como que estamos en un viaje permanente “sin fecha de retorno”, pero en este caso de retorno a lo anterior, no a un lugar. A lo mejor podemos ver todo nuestro presente como un viaje sin vuelta a nuestra vida pasada. Pero sí con vuelta al lugar que elijamos para vivir.

Magia en el camino - Saltando

3. Vuestros viajes “sin fecha de retorno” han tenido duraciones diversas, ¿a que se debía el dar por finalizado cada una de esas etapas viajeras? 

Siempre el regreso se debió a mi, Aldana. Yo fui siempre la que necesité volver. Cuando uno viaja por mucho tiempo y con bajo presupuesto llega un momento que el viaje se torna cansador. Muchos lo que hacen en ese momento es parar, trabajar en algún lugar, juntar dinero y energía y seguir. Es lo que siempre quiso hacer Dino, pero yo siempre preferí o necesité volver. Y ese “volver” creo que se relaciona con volver a lo que en ese momento sentís tu lugar, que es donde están tus afectos o tus cosas. (Digo “cosas” y me refiero a que puede ser que uno necesite o quiera volver a dormir en su cama, a visitar el bar de la esquina o a leer un libro que tiene guardado, lo digo en una idea amplia).

4. ¿Con que presupuesto diario os manejáis en vuestros viajes?

Todo depende. No tenemos un presupuesto diario. Eso lo teníamos cuando viajábamos 15-20 días que sabíamos que eran esos días solos y dividíamos lo que teníamos por esos días y nos daba un número. Ahora, como generamos dinero en el camino no tenemos un presupuesto fijo. Con los años, fuimos generando más dinero en el camino, por ejemplo ahora con la venta de nuestro libro y con la magia, y nos propusimos tratar de viajar un poco más tranquilos desde lo económico, es decir, tratar de darnos algunos gustos y de no hacer locuras como hacíamos antes con tal de ahorrar dinero. Además, ahora que estamos con Tahiel hay cosas que no podemos hacer. Si antes caminábamos 30 cuadras con 35 grados de calor al mediodía para ahorrarnos el taxi, ahora no podemos exponer al bebé a eso. O esperamos a que baje el sol o nos tomamos un taxi.

Lo ideal cuando uno viaja por mucho tiempo es buscar los medios para generar dinero en el camino.

5. ¿Se puede viajar, ilusionar y sobrevivir al mismo tiempo?

Sí, se puede! Lo que hay que tener en cuenta es que no siempre es todo color de rosa. Todo en la vida lleva un esfuerzo y el vivir viajando también. Lo importante es que eso que elegimos hacer sea lo que nos gusta y, de esa manera, el esfuerzo se hace con más ganas porque sabemos que es para lograr lo que queremos.

Magia en el camino - escribir y viajar
Escribir cuando se viaja es una tarea realmente gratificante.

6. Leí en una ocasión que si hacías de “clown” solo para financiar tu viaje, terminarías convertido en uno en el peor sentido de la palabra, ¿sucede lo mismo con la magia?

Si uno está más pendiente de trabajar para ganar dinero que de disfrutar del viaje o del arte, la sensación de sentir que estás haciendo las cosas solo por dinero es independiente a la actividad que lleves adelante para financiar tu viaje. En mi caso, yo (Dino) hago magia para ganar dinero, pero también para regalar y arrancar sonrisas y para divertirme. No siento que esté trabajando cuando hago magia. Una vez un camionero peruano mientras hacíamos dedo nos dijo “Si no te gusta es trabajo”, entendiendo que en general la gente trabaja de cosas que no le gustan. Como en mi caso hago lo que me gusta y lo hago tanto por dinero como por diversión y por llevar adelante un proyecto social, no lo siento como trabajo.  Creo que el secreto de la felicidad (o uno de ellos) está en hacer lo que te gusta, disfrutarlo y, que además, te dinero para vivir.

7. La parte de proyecto educativo de vuestros viajes me parece genial, pero, ¿cómo lo organizáis? ¿movéis hilos antes del viaje o va todo sobre la marcha? ¿algún problema destacable?

En general lo vamos haciendo durante la marcha. Muchas veces es por personas que vamos conociendo en el camino, que nos alojan por couchsurfing, o que nos contactan a través del blog. En general siempre alguien conoce una escuela rural o alguien que trabaje en un hospital o en alguna institución. Por ejemplo, ahora que nos vamos a Portugal, uno de los chicos que nos va a alojar es scout y conocer varios lugares a donde vamos a ir a hacer el proyecto.

Una de las cosas que más nos llamó la atención cuando lo hicimos en Sudamérica y en sur de África es que a la gente le costaba creer que éramos solo nosotros y que lo hacíamos gratis. Nos preguntaban varias veces si realmente era gratis.

Pero nunca tuvimos mayores dificultades. En nuestro libro, Magia es Viajar, hay muchas experiencias.

8. De todos los destinos en los que habéis estado, ¿cual ha sido el que más os ha sorprendido y cual el que más os ha decepcionado?

La sorpresa viene desde muchos flancos. No a todos nos sorprende lo mismo. Aldana dirá seguramente los pueblos tibetanos y yo, el lago Baikal, en Rusia. Motivos: Aldana siempre dice que allí sintió verdadera paz y yo, rodeado de un `paisaje de ensueño, cumplí 40 años. Cómo verás, el sorprenderse en nuestro caso vino de la mano de sensaciones. Los que más decepcionaron: Aldana dirá que el Machu Picchu por la cantidad de fotos que vio antes y que al llegar, no sintió sorpresa. Sintió que ya conocía el lugar y eso la decepcionó. A mi, me parece que Siberia en verano. Yo tenía una imagen de la tundra a lo largo de la ruta transiberiana nevada y gélida. Sin embargo, cuando anduvimos por allá, hizo 40 grados de calor y las imágenes que mis ojos registraban, nada tenían que ver con las de mi memoria. Puse estos ejemplos simplemente por responder la pregunta, ya que ambos lugares son igualmente sorprendentes. El problema es cuando uno llega con expectativas muy altas y que por algún motivo no se alcanzan, puede aparecer una sensación de decepción, pero eso no es culpa del lugar, es culpa nuestra.

Magia en el camino - Quienes son
Los tres protagonistas de Magia en el Camino

9. En uno de los artículos de vuestro blog decís que “la falta de tiempo es el enemigo del presupuesto”, ¿sois partidarios del slow travel? ¿que opinión tenéis de la gente que pretende visitar un país en 10 días?

Esa frase que siempre decimos no se relaciona con el slow travel. El significado es que si me tengo que quedar 3 días esperando un tren barato, lo puedo hacer porque el tiempo no es una variable que intervenga en las decisiones y podré ahorrar dinero. En cambio, si estamos con el tiempo justo, tendremos que tomar el primer tren que salga, cueste lo que cueste, porque jamás podré “perder” 3 días de mi viaje en esperar un tren y no hay posibilidad de abaratar el traslado. Ahora bien, esos 3 días de espera pueden ser slow o fast y nada tendrá que ver con el presupuesto.

Por otra parte, sí somos partidarios del slow travel, pero eso varía de acuerdo con las circunstancias de cada viaje. No todos son iguales.

La gente que pretende visitar un país en 10 días tiene todo su derecho a hacerlo. Lo más probable es que no tenga más tiempo disponible y no le quede otra. Si lo hace porque le gusta también está perfecto. Dirá que conoce el país aunque quizás no lo conozca. Pero estar un año en el mismo país tampoco asegurará conocerlo. Creo que cuando los viajeros decimos conocemos 40 países, o conocemos 15 países, lo hacemos de manera generalista. Creo que casi nadie conoce esos 15 o esos 40 países de manera completa. Creo que uno jamás termina de conocer ni siquiera el lugar en donde vive. En definitiva, hay tantos viajes como viajeros y no están ni bien ni mal, sólo son diferentes formas de viajar.

10. ¿Qué le recomendaríais a quien nos esté leyendo y piense “como me gustaría hacer lo que ellos hacen, pero no tengo dinero”?

Les recomiendo que busquen alguna forma de ganar dinero durante los viajes y que fundamentalmente se animen si es realmente lo que desean. La vida pasa como agua entre los dedos y cada segundo no vuelve. El secreto es tomar la decisión de ir por nuestros sueños. Luego las cosas se acomodan solas. La magia del camino aparece siempre. Tenemos que tratar de hacer en nuestras vidas lo que nos guste y poder vivir de eso. Amar lo que hacemos. Lo más lindo es irse a dormir cada noche con algo del día para recordar. Que los días no sean intrascendentes. Y eso se logra luchando por lo que queremos. Animarse. Lo más difícil es dar el primer paso.

Compartir es el mejor agradecimiento

Mos am Perdut: viajando para descubrir – Entrevista Viajera

Iniciamos la serie de entrevistas viajeras con Marc y Úrsula (33 años ambos), un par de catalanes a los que les picó el gusanillo de los viajes que en un viaje a Venezuela en 2009. El veneno que inocula ese bichillo que muchos conocemos les llevó a iniciar el viaje definitivo: en enero de 2014 dejaron el trabajo, la casa, los amigos y la familia y emprendieron un viaje que les ha llevado a recorrer el sudeste asiático, oriente medio y Sur América.

Su blog (CAT) es una fuente de información detalladísima de cada uno de los países que han visitado, con información de los precios/gastos en cada país, información sobre qué llevar en la mochila, botiquín, etc. Os recomiendo que le echéis un ojo si estáis planeando un viaje de este tipo y que les visitéis en su cuenta de Facebook o Twitter si tenéis curiosidad. Vamos con la entrevista viajera a Marc y Úrsula:

Recorrido del viaje de Marc y Úrsula en Tripline.
Recorrido del viaje de Marc y Úrsula en Tripline.

En vuestro blog decís que Venezuela fue la chispa que encendió vuestras ganas de viajar, ¿qué encontrasteis allí?

Bueno pues no te sabríamos decir exactamente, no fue algo concreto, fue un poco todo. Úrsula había viajado a Venezuela ese mismo año unos meses antes y le encantó. Tal vez no fue nada concreto sino el calor de la gente, la calidez del ambiente, de las lluvias tropicales, la música que lo invadía todo,… Descubrimos que viajar era mágico y que no queríamos parar nunca más. No lo sabíamos pero Venezuela marcó un impás que hizo que los cumpleaños se convirtieran en viajes y que desterráramos lo material de nuestras vidas por algo que nos aportara experiencias y vivencias para toda la vida. Y aquí estamos!

Lleváis más de un año de viaje, ¿habéis puesto una fecha de regreso?

Pues sí, justo acabamos de comprar los billetes de vuelta a casa. Nos quedan un par de meses por delante para llegar a Bogotá y volar de nuevo a Barcelona después de 16 meses de viaje! Hemos puesto fecha de regreso porque tenemos nuevos planes en mente que nos llevaran, de nuevo, lejos de casa. Pararemos unos meses para arreglar cosas y trabajar un poco pero la verdad es que una vez emprendes una aventura así; ya es difícil pensar en vivir de forma estática en algún rincón del mundo. Nuestra casa es el mundo que es tan grande y con tantos sitios para explorar… Sólo pedimos poder vivir muchos años para seguir viajando!

¿Qué fue lo más complicado antes de decidiros a empezar un viaje como este?

¿Lo más complicado? Ponerle valor y tomar la decisión. En casa vivimos en una zona de confort relativo y decimos relativo porque nosotros tampoco teníamos hipoteca ni pagos a los que hacer frente. Entonces por este motivo, lo que debíamos hacer era más bien poco, decidirnos, ahorrar y dejar los trabajos.

Entrevista a viajeros singuales: Mos am Perdut

En vuestra web tenéis los gastos del viaje por países con un nivel de detalle total, de manera que se puede ver que vuestro gasto medio está entorno a los 15 euros al día por persona, es decir, menos de 6000 euros al año, ¿os priváis de muchas cosas para mantener este presupuesto?

Bueno, depende de como se mire. Viajando para tanto tiempo y de esta manera hemos aprendido a vivir con menos porque realmente no necesitamos más. En casa ya vivíamos con poco pero claro, después de tanto tiempo, todo es relativo y lo que antes era necesario, ahora ya no lo es. ¡Lo esencial no es material! Entonces tampoco es que nos privemos es que vivimos con lo básico: Un techo, comida, transporte, experiencias de todo tipo y mucho amor. En todo el viaje nos hemos dado un homenaje alimentario un par o tres de veces lo máximo y tampoco bebemos si no es algo especial. Por otro lado, siempre dormimos en los sitios más baratos con estándares que rozan la precariedad pero la verdad es que como ya hemos apuntado, somos mucho menos exigentes.

¿Cual es el lugar más cutre y el más lujoso dónde habéis estado durante el viaje?

Una pregunta complicada de verdad porque básicamente dormimos en sitos de lo más roñosos y decidir cuál es más cutre… Por otro lado, lujos nos hemos dado muy pocos… Vamos a ver… El sitio más cutre fue nuestro hotel en Pyin Oo Lwin, en Birmania. A esta pequeña ciudad llegamos el día de Nochebuena después de un descarrilamiento de tren acabando de pasar el viaducto de Goktiek, uno de los más altos del mundo y más precarios, of course!! Llegamos casi de noche y nuestro alojamiento era lo único que quedaba, el Golden Dream Hotel con el eslogan “Dónde tus sueños se hacen realidad“. Si habéis visto la película Saw, os aseguramos que los decorados se tomaron en nuestro hotel. Por otro lado, el sitio más lujoso dónde hemos estado fue en un restaurante, el Marqués, hace unos días en Tarija, Bolivia. Fuimos a cenar por todo lo alto a este sitio en el que en casa, no nos dejarían ni entrar sin pasar previamente por la ducha y el modisto. Los decorados eran totalmente victorianos y allí comimos unos buenos filetes de Bife Chorizo, una botella de vino de altura, típico de la zona i unos cafés con leche de verdad. Todo por 162Bs, más o menos unos 20€ y como reyes.

“Lo que tenemos claro; es que no queremos dejar de viajar jamás”

¿Cómo financiáis el viaje? ¿Teníais ahorros previos o estáis trabajando durante el mismo?

Pues desde que decidimos emprender un viaje hasta que la idea se hizo realidad, pasaron dos años. Fueron dos años intensos de ahorrar, trabajar, vender todo lo que pudimos, hacer mermeladas de todo lo que os podáis imaginar y sí, recogimos bastante dinero. No trabajamos mientras viajamos, sabemos que podríamos hacerlo de manera virtual o en el camino. La primera opción no nos salió y la segunda no la contemplamos más que nada por el tiempo del que disponemos. Nosotros más o menos desde el principio teníamos idea de fecha de vuelta para empezar nuevos proyectos así que la idea de pasar un mes en una ciudad trabajando en una granja o un Guest House, no la contemplamos y por ese motivo, ya teníamos más ahorros pensados para el viaje por si surgían imprevistos, cambios o cualquier cosa.

Entrevista a mosamperdut

Vuestro viaje ha estado centrado principalmente en el sudeste asiático, ¿hacía dónde pensáis dirigiros ahora?

Actualmente estamos en Sur América y de hecho aquí acabamos nuestro viaje en un par de meses exactos. No recorreremos el continente como nos gustaría pero volveremos pronto porque lo que tenemos claro; es que no queremos dejar de viajar jamás!

En uno de vuestros artículos confesáis que algo que os trajo de cabeza fue qué poner en la mochila, ¿os arrepentís de haber metido algo? O al revés, ¿habéis echado en falta algo?

Hacer la maleta es un pelín complicado para tanto tiempo porque la variedad de climas que nos podemos encontrar puede ser muy diversa así que para tener algo intermedio, hemos trabajado duro! Pusimos muchas más cosas de las que necesitamos pero si pasa eso, es fácil hay varias opciones, enviar cosas a casa, venderlas o regalarlas, esta última fue nuestra opción preferente. En Asia nos faltó una chubasquero potente para la lluvia. Nos encontramos en muchos países con lluvia intensa que se perpetuaba por días y días. Comprábamos chubasqueros baratos en la calle que duraban horas… Y aunque no lo hayáis preguntado, un imprescindible! Nuestra funda del saco de dormir. Esta funda de algodón sirve para dormir en camas indecentes y además para taparnos o usarlo de foulard en trayectos largos donde los autobuses viajan con el aire acondicionada bajo cero!!! Una de las cosas más baratas y útiles que nos hemos llevado.

Sed sinceros y contadnos a qué lugar no volveríais y qué lugar os dejó marcados en vuestro viaje.

No volveríamos a la isla de Phi Phi Dong y es una decisión unánime. Tal vez esperábamos mucho de este rincón de Tailandia pero la isla no nos gustó. Tal vez viajamos con unas expectativas demasiado altas pero la verdad es que quedamos bastante decepcionados por la gestión del turismo y de la isla. Nunca vimos una playa tan llena como la Maya Bay!!! Uno de los lugares que más nos gustó del viaje fue Filipinas tal vez porque es un país para viajar slow, como a nosotros nos gusta pues las conexiones son lentas. Además tiene rincones impresionantes, hay poco turismo y la vida aquí pasa despacio. Volveremos seguro!

Finalmente, quería recomendar a todos nuestros lectores vuestro blog, es una fuente inagotable de información, ¿cómo es que decidisteis iniciarlo?

Decidimos escribir el blog por varias razones pero principalmente tres. La primera para tener un recuerdo del camino, la segunda para estar en contacto con familia, amigos y demás y la última, para ayudar a otros viajeros. Nosotros solemos usar blogs para viajar antes que guías turísticas que todos conocemos. Lo malo del tema es que encontrar blogs que cuenten aventuras hay muchísimos pero por contra, los que tienen información práctica para nuestra forma de viajar y sobretodo, nuestro presupuesto son los menos. Así pues, intentamos escribir y transmitir lo que nosotros creemos básico a la hora de movernos. Por ejemplo cosas tan sencillas como posibilidad de llegar al centro andando (la mayoría de veces te explican cuanto cuesta un taxi, un bus,… ) pero nosotros acostumbramos a movernos a pata…

Compartir es el mejor agradecimiento