Phu Quoc: cómo llegar y salir de la isla

Phu Quoc es uno de los lugares más caros de todo Vietnam. Eso lo explicaremos en el próximo artículo, pero en este voy a contaros las 3 formas diferentes que hay de llegar y salir de Phu Quoc. Lo más gracioso es que llegar a Phu Quoc no es especialmente caro, ni siquiera si estás en Ho Chi Minh, pero mantenerte allí…  Continúa leyendo Phu Quoc: cómo llegar y salir de la isla

Compartir es el mejor agradecimiento

Autobuses low cost en Europa

Hace unos años aparecieron en Europa las líneas aéreas Low Cost. Apareció Ryanar, EasyJet y otras muchas. Otros servicios de transporte han tardado más en reaccionar y empiezan a aparecer y a consolidarse ahora, como son los autobuses low cost en Europa.

Empujados por la fuerza de servicios como BlaBlaCar, los transportes de pasajeros por tierra nos sorprende de vez en cuando con ofertas increíbles del tipo Munich – Roma por 1 euro.

Las dos mayores compañías de autobuses low cost de Europa son FlixBus y MegaBus, pero hay otras compañías que aunque no realizan ofertas tan espectaculares, también tienen que ser tenidas en cuenta, como por ejemplo Ecolines.

Megabus, la mayor compañía de autobuses low cost del mundo

Megabus nació en EEUU y allí y en Canadá tiene una gran cantidad de rutas ya establecidas. En Europa está empezando ahora su expansión y suele realizar grandes promociones como las mencionadas arriba.

Algunos ejemplos de tarifas actuales de Megabus:

  • Barcelona-Amsterdam (24 horas): 34 euros
  • Londres-Edimburgo (9 horas): 13 euros

Como veis, son tarifas más económicas de lo habitual, pero no son gangas. Los chollos los suelen sacar solo de vez en cuando.

En España solo llegan hasta Barcelona, aunque está previsto que amplíen sus servicios de autobuses low cost al sur.

Los autobuses low cost en Europa de MegaBus

FlixBus, la competidora europea

FlixBus es una empresa de autobuses low cost alemana que nació para competir directamente con MegaBus y el tren. Esta compañía tiene sus centrales en Alemania (Munich y Berlin), París y Milán.

En general, es una opción más cara que MegaBus, aunque de vez en cuando se encuentran ofertas bastante interesantes. Algunos ejemplos de rutas:

  • Berlin-Paris (20 horas): 48 euros
  • Lyon-Milan (6 horas): 19 euros

Esta compañía todavía no está operando en España.

Compañías de autobuses low cost en Europa como FlixBus todavía no han llegado a España
Compañías de autobuses low cost en Europa como FlixBus todavía no han llegado a España

Otras compañías de autobuses Low Cost en Europa

Además de las dos más conocidas, hay multitud de compañías de autobuses que se podrían catalogar de Low cost, pero que quizás operan rutas más locales. Es el caso de EcoLines que se centra en la Europa del Este. Podemos encontrar ofertas tan interesantes como:

  • Tallin-Berlin (14 horas): 25 euros
  • Amsterdam-Moscú (22 horas): 85 euros

No son ofertas sorprendentes, salvo si conseguimos alguna de las ofertas que sacan habitualmente. No obstante, son precios bajos, si pensamos los precios de los autobuses a los que estamos habituados (por un Alicante-Valencia he llegado a pagar hasta 24 euros por 2 horas de trayecto; ahora se están poniendo las pilas y han bajado a 8 euros el billete más barato).

Prueba también la compañía de autobuses lowcost National Express, especialmente para viajes centrados en las islas británicas. Por ejemplo, un billete entre Londres y París puede salirte por menos de 20 euros, menos de lo que te costaría cualquier compañía aérea lowcost y además sin tener que pagar por el shuttle desde el aeropuerto.

Para encontrar ofertas de autobuses low cost en Europa existe un buscador muy interesante que compara precios de autobuses, aviones y trenes. Se llama GoEuro y es un ‘must‘ si vas a viajar por Europa.

Compartir es el mejor agradecimiento

Los carnavales de La Habana y Cienfuegos

Las semanas antes de viajar a Cuba estuvimos buscando información acerca de cuando serían exactamente los carnavales de ese año en La Habana y en las demás regiones. No encontramos nada, bueno, al revés, lo que encontramos fueron informaciones contradictorias que no nos aclaraban nada. No fue hasta llegar a La Habana cuando empezamos a tener una idea de cuando se celebrarían los carnavales. Al principio obteníamos respuestas ambiguas y poco claras, pero al final todas las fechas empezaron a converger y, por supuesto, hicimos lo que pudimos para poder vivir aunque solo fuera un día de los carnavales de La Habana, como por ejemplo cambiar el orden de las visitas y “hacer tiempo” visitando Matanzas y Varadero.

Barrio chino de La Habana el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
El Barrio Chino de La Habana, a parte de esta entrada, se compone apenas por un par de calles llenas de restaurantes a precios astronómicos.

Día 8: Los carnavales de La Habana

Como la noche anterior nos habíamos acostado tarde, tardamos un poco más de lo habitual en salir de casa. Nos dirigimos a la zona de Obispo y callejeamos por allí. Comimos en un restaurante de San Rafael muy interesante, un pequeño restaurante con mesas y sillas en la calle dónde se paga en moneda nacional y se disfruta de un buen filete por apenas un euro.

Plaza Vieja de La Habana el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
Desconozco qué representará esta estatua en La Plaza Viaje, pero nos gustó.

Después de eso, subimos hasta la Plaza Vieja dónde conversamos con una persona con una afección mental que había decidido dejar la medicación. Ahí nos dimos cuenta de lo potente que es el sistema de salud en Cuba. Una persona como él, tenía que huir y engañar a los médicos y asistentes sociales para no tomarse la medicación. Desgraciadamente, los medicamentos para tratar estas afecciones, tanto allí como aquí, a veces producen al enfermo algunos efectos secundarios que les hacen preferir la enfermedad a la medicación.

Si eres aficionado a los trenes, no dejes de visitar el taller de reparación que está junto al Capitolio. Además, hablar con los viejos trabajadores que están allí es un placer inigualable. Historia viva.
Si eres aficionado a los trenes, no dejes de visitar el taller de reparación que está junto al Capitolio. Además, hablar con los viejos trabajadores que están allí es un placer inigualable. Historia viva.

Tras la charla, bajamos buscando el barrio chino pero antes de entrar en él nos entretuvimos más de una hora charlando con un par de ancianos que andan siempre por el taller de locomotoras ya que fueron mecánicos de aquellas máquinas en su juventud. Increíble la sabiduría y la claridad de ideas que demostraban. Su impresionante cultura nos desbordó en algunos momentos, pero a la vez nos pudimos dar cuenta de su total ignorancia del sistema capitalista. Les encantaba escuchar lo que le contábamos sobre cómo funcionan aquí las cosas.

Tras caminar por las dos calles mal contadas que componen el barrio chino, regresamos a casa de Magnolia para descansar, ducharnos y luego salir hacía la Rampa. Allí cenamos en un restaurante de moneda nacional que hay junto al cine Riviera y luego entramos a ver un espectáculo de Rigoberto Ferreras.

Desgraciadamente esta es la única foto que conservamos del carnaval de La Habana. Tiene una pésima calidad ya que la tomamos con la cámara, pues nos habían dicho que había muchos carteristas en el carnaval y, la verdad, creo que es más peligroso Valencia en fallas. Los cubanos son muy exagerados.
Desgraciadamente esta es la única foto que conservamos del carnaval de La Habana. Tiene una pésima calidad ya que la tomamos con la cámara, pues nos habían dicho que había muchos carteristas en el carnaval y, la verdad, creo que es más peligroso Valencia en fallas. Los cubanos son muy exagerados.

El plato fuerte fue el Carnaval de La Habana que pudimos disfrutar esa noche. Había muchísima gente en la calle, concretamente en el Malecón habanero. El problema era que casi todo el recorrido del carnaval está cerrado y para poder disfrutar del mismo tienes que pagar y acceder al interior. Lo de pagar no sería ningún problema, creo que costaba como un euro, pero el problema es que estaba totalmente lleno, no quedaba sitio y no te dejaban entrar.

El carnaval en sí es como cualquier otro carnaval: en carrozas o a pie, diferentes comparsas van repitiendo de manera incesante su baile, ataviados con vistosos disfraces de colores brillantes. Nada de especial. Quizás si hubiésemos podido acercarnos, nos habría gustado más, como sí que nos pasó en el carnaval de Cienfuegos.

Pasacalles en Cienfuegos el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
A pie o en carrozas, los carnavales de Cienfuegos y La Habana son realmente parecidos, salvo por la cercanía de uno y la inaccesibilidad del otro.

Día 9: El carnaval de Cienfuegos

Madrugamos y tomamos un par de autobuses (un P9 y luego un P7) hasta el amarillo dónde se va hacia las provincias orientales. Para ir a Cienfuegos desde La Habana por libre, en modo barato, hay que ir al Puente de Cotorro y desde ahí preguntar para el primer anillo, está cerca, pero es conveniente ir en algún tipo de transporte (un camión nos cobró 5 pesos a cada uno, no vale la pena andar con las mochilas a cuestas por ese dinero). Desde allí esperamos mucho tiempo hasta encontrar algo que nos llevará, era domingo y un poco tarde.

En Cienfuegos nos hospedamos en la casa de Roberto Carlos, un lugar magnífico, con una terraza increíble dónde pasar horas y horas disfrutando de la fresca. Casa muy recomendable.
En Cienfuegos nos hospedamos en la casa de Roberto Carlos, un lugar magnífico, con una terraza increíble dónde pasar horas y horas disfrutando de la fresca. Casa muy recomendable.

Tras esperar más de 3 horas en las que comimos y bebimos todo lo que quisimos en el barecillo que han montado para los viajeros en tránsito, pasó un Yutong que nos llevó directamente a Cienfuegos (pasaron otros en dirección a Santa Clara que nos podían dejar en el entronque pero no los tomamos, aunque tampoco hubiera sido mala idea). Al final tuvimos suerte, un Yutong (un autobús) es lo más cómodo que se puede encontrar para este tipo de trayectos.

Cabezudo de Cienfuegos el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
Un cabezudo del carnaval de Cienfuegos

Medio durmiendo llegamos a Cienfuegos. Desde dónde nos dejó el autobús, caminamos un poco llegamos a la casa. Genial! Una ducha y un poco de descanso y nos vamos a ver los carnavales de Cienfuegos, que nos habían recomendado por ser mucho más abiertos que los de la Habana.

Un disfraz musical de Cienfuegos el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
La cercanía en el carnaval de Cienfuegos es total, puedes hacerte incluso selfies con las estrellas.

Ciertamente, nos encantaron estos carnavales. Son algo diferente, mucho más cercano, abierto, con mucha mayor variedad de puestos de comida y bebida, mejores precios, gente más amable… Quizás sean menos espectaculares, pero se compensa con facilidad este hecho al poder llegar a tocar literalmente las carrozas y los vestidos. En la misma feria cenamos unos bocatas y unos espaguetis por menos de un euro y medio los dos. Desgraciadamente, poco después de la medianoche se puso a llover y nosotros, junto a la mitad de los espectadores, nos batimos en retirada buscando las marquesinas de los edificios para no acabar empapados.

Puesto de comida en Cienfuegos el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
Una de las cosas que más nos gustó fueron los múltiples puestos de comida y bebida que había en el carnaval de Cienfuegos

Día 10: La playa del Rancho Luna

Nos levantamos muy tarde, disfrutando de la mejor habitación que hemos tenido hasta ahora, un lujo. Salimos a desayunar y comprar limonada y bocatas para irnos a la playa. Fue bastante sencillo encontrar un camión que iba hacía Pasacaballo y que tenía parada en la playa de Rancho Luna.

Las coreografías en el carnaval de Cienfuegos eran muy similares a las de La Habana, nada que envidiar en este sentido.
Las coreografías en el carnaval de Cienfuegos eran muy similares a las de La Habana, nada que envidiar en este sentido.

La playa del Rancho Luna es una playa bonita, con algo de arrecife de coral, aunque está algo alejado de la costa y a cierta altura (hay que nadar más de 100 metros mar adentro y el arrecife, aunque muy bonito, queda a unos 6 o 7 metros de profundidad, bastante lejos del alcance de un snorkel). Nos gustó pasar un día en la playa. Por cierto que esta playa, al igual que nos ocurrió con las playas del este, la encontramos llena de cubanos pasando un día de playa. ¡Nosotros que esperábamos encontrar las playas tomadas por los extranjeros!

Playa del Ranchón Luna de Cienfuegos el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
La playa del Ranchón Luna es un lugar de visita imprescindible si visitas Cienfuegos

Para regresar perdimos el último autobús y tuvimos que esperar bastante tiempo hasta que pasó un camión. Estábamos tranquilos porque había algunos cubanos que estaban esperándolo y nos aseguraron que pasaría. Viajar por un país dónde dominas el idioma es una tranquilidad increíble.

Otro imprescindible de Cienfuegos es La Casa del Chocolate. Llamad a la puerta porque suele estar cerrada para que no se escape el aire acondicionado.
Otro imprescindible de Cienfuegos es La Casa del Chocolate. Llamad a la puerta porque suele estar cerrada para que no se escape el aire acondicionado.

Nada más llegar fuimos a buscar restaurante para cenar en moneda nacional. Nos costó un poco, pero finalmente encontramos un paladar en moneda nacional, un poco más caro de lo que estamos acostumbrados a pagar, pero con buenas raciones y muy bien servidas. De postre pasamos por la Casa del Chocolate, un local imperdible en caso de que te acerques a Cienfuegos. Se trata de una chocolatería en moneda nacional que solo abre por las tardes y que se ubica enla calle Prado, justo antes de llegar al Malecón. Los amantes del chocolate no deberían perdérsela.

Nuria el día que visitamos el carnaval de La Habana y Cienfuegos
Qué mejor que culminar una visita a los carnavales de Cuba que fumándose un habano en una maravillosa playa.

El día lo culminamos viendo en la televisión pública cubana la última película de Mortadelo y Filemón. Ya explicamos un poco de la idiosincrasia cubana con respecto a la propiedad intelectual en un artículo. En cualquier caso, recomiendo poner de vez en cuando la tele cubana, ya que es un modelo de televisión absolutamente diferente a lo que acostumbramos a ver y que muestra en cierta manera cómo son los cubanos.

Compartir es el mejor agradecimiento

Medios de transporte en Cuba: camiones, Viazul, etc.

En Cuba te puedes mover de muchas maneras, desde las más cómodas, comparables a los estándares europeos, a las más incómodas, pero muy baratas. Empezaremos por las más caras y confortables. Continúa leyendo Medios de transporte en Cuba: camiones, Viazul, etc.

Compartir es el mejor agradecimiento

Planificación: viaje a Cuba un mes

Tenemos ya casi preparado el viaje a Cuba de este mes de agosto. Será un viaje a Cuba de un mes de duración en total saliendo el 29 de julio vía Moscú y regresando también con Aeroflot el 29 del mes siguiente. Exactamente 30 días para así no tener que renovar la tarjeta de turismo (una especie de visado sin comprobaciones previas). Continúa leyendo Planificación: viaje a Cuba un mes

Compartir es el mejor agradecimiento

Del aeropuerto de Makassar a Rantenpao en Autobus nocturno

Nuestro primer destino en Indonesia fue la región de Tana Toraja (pronunciado “tana toraia”). Como la mayoría de viajeros elegimos la ciudad de Rantenpao como base de operaciones para visitar la zona. Para llegar hasta Rantenpao primero tuvimos que tomar un avión que nos trajera hasta Makassar desde Kuala Lumpur, dónde se encuentra el principal aeropuerto de Sulawesi y también el más cercano a Rantenpao.

Continúa leyendo Del aeropuerto de Makassar a Rantenpao en Autobus nocturno

Compartir es el mejor agradecimiento

Boquete (Panamá): Qué hacer y qué ver

A Boquete llegamos después de haber estado en Bocas del Toro con la imagen de una zona residencial, tranquila, fresca y limpia, y eso fue precisamente lo que nos encontramos. Boquete es una zona que acoge a muchos expatriados jubilados (especialmente norteamericanos) que encontraron en este pueblo de montaña panameño el lugar ideal para pasar sus últimos años. Sinceramente, no creo que sea para tanto, podría enumerar 20 lugares mejores ahora mismo, pero cada uno es libre de gastar sus cientos de miles de dólares de la manera que le venga en gana.

Los caminos y rutas en Boquete son de extraordinaria belleza. Este es un puente de la carretera.
Los caminos y rutas en Boquete son de extraordinaria belleza. Este es un puente de la carretera.

El camino desde Bocas hasta Boquete, a pesar de que en línea recta apenas supone una treintena de kilómetros, se convierte en una verdadera pesadilla porque en medio está el Parque Nacional Amistad que comparten Panamá y Costa Rica. Básicamente, el traslado desde uno a otro lugar supone tomar en Bocas una lancha o el ferry, de allí un taxi que te acerque a la estación de autobuses y pasarte unas 5 horas en un autobús que te llevará a David y empalmar con un autobús tipo “autobús escolar estadounidense” (¡igualito que en Los Simpsons!) que en unos 45 minutos une David y Boquete. Además, como nuestro hostel se encontraba un poco alejado de la población y era de noche cuando llegamos, tuvimos que pagar un taxi (luego descubrimos que hay unas furgonetas que puedes parar y te llevan por la mitad de precio, que en todo caso no es muy caro).

Para llegar a Boquete tendrás que hacerlo en un autobús escolar.
Para llegar a Boquete tendrás que hacerlo en un autobús escolar.

Dónde dormir en Boquete

El hostel Nomba, que así se llamaba nuestro alojamiento, lo habíamos encontrado en la web Home Away y era el lugar más barato de todo Boquete (10$ pp). Es un hostel bastante apañado, de los típicos hostels con literas y zonas comunes, pero sin cocina. Eso sí, tenía una cocinera que hacía unos pancakes buenísimos y sin límite, buffet libre. El hostel lo llevaban una pareja de argentinos muy simpáticos que imagino que estaban de paso, así que probablemente ahora habrá otras personas gestionándolo. El único problema de este hostel es su ubicación, fuera del casco urbano, lo cual le resta cierta accesibilidad, aunque a cambio consigues mayor tranquilidad si cabe.

Los desayunos del Hostel Nomba son los mejores que tuvimos en todo nuestro periplo por Panamá.
Los desayunos del Hostel Nomba son los mejores que tuvimos en todo nuestro periplo por Panamá.

Si tuviera que elegir volvería a este hostel, por dos motivos: los desayunos y el precio. Sin embargo, si el precio fuera el mismo que en uno de los hostels del pueblo, elegiría el del pueblo para poder tener más opciones dónde cenar y encontrar algo más de vidilla. Para cenar solo hay un restaurante cerca del hostel Nomba, un pequeño restaurante tipo fast-food (a la panameña) que se llama Stop and Go y que no está mal si lo encuentras abierto.

Para acceder a algunas casas y a determinadas plantaciones de café, quizás tengas que cruzar puentes en condiciones más precarias.
Para acceder a algunas casas y a determinadas plantaciones de café, quizás tengas que cruzar puentes en condiciones más precarias.

Que hacer y que ver en Boquete

La principal atracción de Boquete son sus senderos y sus montañas, en especial el volcán Baru. Conocimos bastante gente que había hecho la caminata y en algo coincidían: es dura y hace frío. Si en Bocas del Toro tuvimos casi todo el tiempo un calor insoportable, en Boquete, abajo, en el pueblo, por las noches nos abrigábamos y todos los días nos llovió, así que imaginad lo que puedes ser subir al volcán: llevad ropa de abrigo, buen calzado y no lo hagáis si no estáis en forma. En otra cosa en la que había bastante consenso es que no valía la pena. No por el camino, del que todos hablaban bien, pero sí por el hecho de llegar a lo alto del volcán y darte cuenta que está todo lleno de antenas de televisión y que se puede subir por una carretera. Para ver la naturaleza solo hay que darse una vuelta por Boquete.

Los Cangilones de Gualaca son una zona muy tranquila dónde puedes refrescarte, saltar desde el acantilado y nadar.
Los Cangilones de Gualaca son una zona muy tranquila dónde puedes refrescarte, saltar desde el acantilado y nadar.

Otra cosa típica que “hay que ver” en Boquete son las plantaciones de café. Ni que decir tiene que sí o sí vas a ver plantaciones de café con solo salir a pasear por la carretera que sale del pueblo y se adentra en el Parque. No pagues por ir a verlas, simplemente camina un poco o toma un taxi hasta el inicio de los senderos.

A las familias de la zona les encanta venir y monar un picnic en el río, así que es bastante probable que no te encuentres solo.
A las familias de la zona les encanta venir y montar un picnic en el río, así que es bastante probable que no te encuentres solo.

A todo esto, todos los senderos sin excepción tienen una caseta de vigilancia y te cobran una entrada por caminar por allí. Nosotros subimos caminando desde el hostel hasta la entrada a los senderos y nos negamos a pagar por visitar la naturaleza. Es uno de nuestros principios irrenunciables en un viaje. Si quieres pagar, paga, si no quieres hacerlo y te limitas a visitar la zona como nosotros, pasea por las zonas abiertas, si quieres colarte búscate la vida que no es nada complicado. Lo que sí te recomiendo es que tomes un bus hasta la puerta de entrada al parque y empieces a andar allí.

Desde los laterales del cañón puedes saltar. Asegúrate antes que hay profundidad suficiente y que no hay rocas que sobresalgan. Los saltos no son muy grandes, pero 5 o 6 metros son suficientes para divertirte un rato.
Desde los laterales del cañón puedes saltar. Asegúrate antes que hay profundidad suficiente y que no hay rocas que sobresalgan. Los saltos no son muy grandes, pero 5 o 6 metros son suficientes para divertirte un rato.

Por último, ya fuera de Boquete hay dos lugares que merecen una visita y así lo programamos: el mini cañón de Gualaca y las aguas termales de Caldera. La idea era visitar los dos lugares y para ello nos levantamos pronto el último día y nos dirigimos a David dónde tomamos un bus a Gualaca. Nos habíamos informado y existía un bus que unía Gualaca y Caldera, así que dedicaríamos la mañana al mini-cañón de Gualaca (los Cangilones) y la tarde a las aguas termales de Caldera desde dónde hay un bus hacía David. Sin embargo, hizo tanta calor, fue un día tan horriblemente caluroso que pensamos que sería una locura bañarnos en aguas termales. Decidimos finalmente pasar el día entero a remojo en el mini-cañón (agua fresca, pero no helada). Por cierto, si vas en transporte público, cuando subas al bus avisa al conductor para que te deje en Gualaca en la carretera que va a los Cangilones. Es un pueblo pequeño, pero si te deja y te indica cómo ir mucho mejor (son unos 15 minutos andando). En principio no se cobra entrada, pero hay unos carteles amenazando de ello. Nosotros entramos nada más llegar al parking por una entrada secundaria que hay y nadie nos pidió nada.

Mi recomendación personal es subir hasta aquí en una de las furgonetas ($2) y empezar a andar ya metidos en el bosque. Pedidle que os suban hasta la cascada San Ramon o a la entrada al sendero de las 3 cataratas.
Mi recomendación personal es subir hasta aquí en una de las furgonetas ($2) y empezar a andar ya metidos en el bosque. Pedidle que os suban hasta la cascada San Ramon o a la entrada al sendero de las 3 cataratas.

Dónde comer en Boquete

Sin lugar a dudas, el mejor lugar es el restaurante El Sabrosón, pero cuidado, hay dos sabrosones y por alguna razón, el bueno es el que está subiendo hacía los senderos, no el de la plaza. El local hace honor a su nombre y está todo buenísimo y muy barato.

La comida de El Sabrosón es rica y variada y cuesta menos de $5. Con ese precio es realmente difícil encontrar nada mejor.
La comida de El Sabrosón es rica y variada y cuesta menos de $5. Con ese precio es realmente difícil encontrar nada mejor.

En la ciudad hay más restaurantes, algunos más lujosos (y caros), pero creo que no hay ninguna excusa posible para no comer en El Sabrosón. En la ciudad hay también un supermercado bastante grande por si quieres cocinarte tu propia comida.

La Cascada de San Ramón es una pequeña catarata al lado de la carretera. Es bonita por el entorno, pero tampoco te pierdes nada si no la visitas. A sus pies hay quien se baña, pero el agua está realmente fría y necesitas calzado adecuado por las piedras que hay.
La Cascada de San Ramón es una pequeña catarata al lado de la carretera. Es bonita por el entorno, pero tampoco te pierdes nada si no la visitas. A sus pies hay quien se baña, pero el agua está realmente fría y necesitas calzado adecuado por las piedras que hay.

Dia 8:
Taxi a la estación de autobuses de Almirante: 2 x $0.75
Bus Almirante-David: 2 x $8.5
Hamburguesa (parada a mediodía del bus): $2
Palmera de chocolate (estación de David): $0.75
Bus escolar David-Boquete: 2 x $1.75
Taxi al hostel (desde el centro de Boquete): 2 x $1
Cena para 2 en restaurante Stop and go: $8

Día 9:
Furgoneta desde la montaña al pueblo: 2 x $1.5
Comida El Sabrosón para 2 personas: $7.5
Supermercado (comida para San Blas): $10.9
Cena El Sabrosón: $8.4
Furgo al hostel: 2 x $0.75

Día 10:
Bus Boquete-David: 2 x $1.75
Consigna (dejamos las mochilas para visitar Los Cangilones): $1 + $1.5
Bus David-Gualaca: 2 x $1.5
Comida (en Gualaca): $8.2
Bus Gualaca-David:  2 x $1.5
Cena (en la misma estación de David): $5.4
Bus David-Panamá: 2 x $18.5

2 noches en Hostel Nomba: 2 x 2 x $10

TOTAL BOQUETE ~168.65 dólares

Compartir es el mejor agradecimiento

Cómo ir del aeropuerto de panamá al centro (o a Albrook)

Cuando llegas al país tienes que elegir cómo ir del aeropuerto de Panamá al centro o a tu destino. En nuestro caso, nuestro destino fue la estación central de autobuses que está situada en Albrook, pero las instrucciones sirven igualmente para cualquier destino que se pueda alcanzar en bus. ¡Ojo! la red de autobuses metropolitanos de la ciudad de Panamá está fuertemente centralizada en la estación de Albrook, por lo que es posible que para ir a tu destino tengas que ir primero hasta Albrook. Eso significa que tendrás que cruzar la ciudad entera y eso, dependiendo de la hora que sea, puede costarte más de una hora. Puedes consultar las rutas de autobús aquí.

Continúa leyendo Cómo ir del aeropuerto de panamá al centro (o a Albrook)

Compartir es el mejor agradecimiento

El final del viaje

Regreso de nuevo a Bangkok.
Regreso de nuevo a Bangkok.

El autobús nos dejó en Bangkok a las 6 de la mañana. Ya había amanecido y estábamos al lado de Khao San, así que fuimos a la calle dónde solíamos alojarnos y buscamos un lugar dónde dormir. Uno de los hostels anunciaba camas a 150 B y habitaciones dobles a 350 B, por lo que preguntamos allí. Para el día de hoy solo teníamos la posibilidad de dormir en el dormitorio, pero al día siguiente podríamos cambiarnos a la doble. Y volvimos a tener suerte, estábamos en racha: nos dejaban entrar ya en el dormitorio. Así que entramos y nos acostamos hasta eso de las 10 o las 11 de la mañana.

Continúa leyendo El final del viaje

Compartir es el mejor agradecimiento

De Mae Sot a Kanchanaburi pasando por Bangkok

Este día fue un día de puro trámite, de comprar billetes, buscar hoteles, desplazarse... nada reseñable.Aunque es seguro que es posible ir de Mae Sot a Kanchanaburi con transportes locales sin pasar por Bangkok, pensamos que lo más fácil, rápido y cómodo sería ir a Bangkok con un bus nocturno y de allí coger el primer tren a Kanchanaburi. Fácil y rápido no lo dudo, pero lo de cómodo no tenía por qué ser así, pero tuvimos suerte…

Continúa leyendo De Mae Sot a Kanchanaburi pasando por Bangkok

Compartir es el mejor agradecimiento

Camino de Chiang Mai

Chiang Mai es una ciudad apasionante, mucho más pequeña que Bangkok, pero repleta de sorpresas y rodeada de lugares de interés.La verdad es que el día de hoy tiene poca historia. Simplemente nos despertamos en Sukhothai tras una tarde-noche entera lloviendo. El manager de la guest-house nos dijo que creía que seguiría lloviendo durante 4 días seguidos. Tuvimos suerte pues de haber podido ver la ciudad un día sin lluvia. Aunque pensábamos que durante las más de 5 horas de trayecto a Chiang Mai dejaríamos atrás la lluvia, no fue así y nos encontramos con que durante todo el camino no paró de llover y ya en Chiang Mai siguió lloviendo toda la noche.

Continúa leyendo Camino de Chiang Mai

Compartir es el mejor agradecimiento

El viaje a la isla de Lamu

La primera vista de la isla de Lamu
La primera vista de la isla de Lamu

Tras Mombasa nos fuimos directamente a Lamu, haciendo, eso sí, una pequeña escala técnica en Malindi. La carretera que va de Mombasa a Malindi es relativamente buena, sin muchos sobresaltos, pero la carretera de Malindi a Lamu es un verdadero suplicio. Si, además, a la mala carretera, le sumas ir en la parte de atrás de un autobús sin suspensiones, estás jodido. No se lo recomendaría ni a mi peor enemigo.

Continúa leyendo El viaje a la isla de Lamu

Compartir es el mejor agradecimiento