Vistas desde Hengifoss

Paso a paso íbamos ascendiendo a paisajes cada vez más espectaculares. Dejábamos abajo la autocaravana, el lago y las carreteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.