En la parte derecha de vuestra pantalla teneis una selección de enlaces que nos resultan útiles a la hora de preparar un viaje.

Habitualmente para encontrar un viaje barato lo mejor suele ser conseguir por uno mismo el vuelo y el lugar donde dormir. La web WhichBudget permite encontrar vuelos en compañias low-cost con destino u origen en una determinada ciudad. Lo hace cruzando los datos de ciudad/pais origen y destino. Usarlo es bastante sencillo. Cuando entras en su página principal, aparecen todos los paises en los que opera alguna compañia aerea low-cost bajo 2 titulares: «I want to fly from» (quiero volar desde) y «I want to fly to» (quiero volar a). Cuando pulsemos sobre un pais apareceran todas las ciudades de ese pais donde haya vuelos low-cost. Se selecciona la ciudad origen o destino y aparece una lista con todos los posibles vuelos desde o hacia esa ciudad.

Por ejemplo, supongamos que estamos en Alicante y queremos volar a Praga. Primero seleccionamos «I want to fly from… Spain», luego elegimos como ciudad «Alicante» y nos aparece una lista con todas las posibles combinaciones de paises y ciudades. Buscamos la Republica Checa (Czech Republic) pero no está. Significa que no hay vuelos baratos desde Alicante. Bien, vamos a intentar ver si hay desde alguna ciudad cercana. Volvemos a la pagina inicial y seleccionamos «I want to fly to… Czech Republic», seleccionamos la ciudad de «Praga» (Prague) y buscamos «Spain» en la página de resultados. Aparecen vuelos desde Barcelona, Madrid, Gran Canaria, Malaga y Palma de Mallorca. Ahora ya es una cuestión personal el plantearse si conviene salir desde alguna de estas ciudades o buscar otro destino. Si decidimos comprobar el precio de salida desde una de estas ciudades basta con pulsar sobre la ciudad origen deseada para que aparezca la página principal de la compañia aerea.

La otra web es SeatGuru. Su función es ayudar a seleccionar un buen asiento en tus vuelos. Si conoces el tipo de avión en el que vas a volar, en esta web puedes comprobar con un mapa de colores lo cómodo que va a resultar estar en un determinado asiento dependiendo de ciertas variables (si se puede reclinar, lo cerca que se encuentra de los aseos, etc). Lo malo es que pocas veces se conoce el avión en el que se va a volar y menos veces se puede elegir el asiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.