La autocaravana de Road4World

Road4World: una familia sobre ruedas – Entrevista viajera

Ana, Martín, Genma y Mateo forman Road4World, es un proyecto familiar de viaje que dentro de un par de semana partirá durante 4 años en 5 etapas a recorrer el mundo en una autocaravana. Mejor que presentarlos yo, es ver el vídeo que han creado como presentación:

Podéis seguir a Road4World en su blog, Face, Twitter y también podéis ayudarles a su financiación en el Verkami que tienen abierto actualmente (¡rápido! ¡queda poco tiempo!).

¿Qué os dijeron amigos y familiares cuando empezasteis a destrozar vuestra zona de confort?

Todos nos conocen y saben que además de ser inquietos y siempre tener en mente una nueva idea a desarrollar, la idea de hacer un viaje largo en familia, no era una sorpresa para casi nadie que nos conozca. Lo que hicimos fue primero compartirlo con los amigos más cercanos, para luego cuando ya Road4world había nacido como proyecto, hablar con las familias. En nuestro caso, mamá y papá del proyecto somos uruguayos y nuestras familias viven en Uruguay, por lo cual la distancia era un ingrediente más a la hora de dar la noticia. Todos nos apoyaron desde el primer momento, aunque la familia luego supimos que tenían millones de miedos, que luego el tiempo fue haciendo que se animaran a hacernos las grandes preguntas, contarles nuestras respuestas y que todo fuera más relajado. Ahora mismo que estamos a 20 días de iniciar el viaje, están muy emocionados y nerviosos, se sienten parte de esta aventura y nos encanta que así sea.

Ruta de Road4WorldUna vuelta al mundo de 4 años con una autocaravana y 4 en la familia es una aventura poco común, ¿cómo surgió?

La idea surgió en respuesta a varias inquietudes personales y como familia. El factor que dio origen a la idea fue realizar un alto en nuestra rutina para compartir tiempo de calidad en familia y en especial con nuestros hijos. La dinámica laboral hace que muchas veces renunciemos a momentos únicos con nuestros hijos, en una etapa concreta de su vida, la infancia, que no se repetirá jamás. Un viaje de estas características, lento y pausado, permitirá que compartamos un espacio de experiencias, juegos y desafíos que en el día a día muchas veces perdemos, o peor aún, si quiera reparamos en ello. Por otra parte, llevamos años trabajando con ONGs y en diversos proyectos sociales. Sentimos que era hora de poner nuestros conocimientos profesionales al servicio de un emprendimiento propio donde pudiésemos hacer con total libertar todo aquello que anhelamos. El tercer factor es que nos encanta viajar en familia. De la combinación de estos tres pilares nació el cóctel que hoy es Road4world.

¿Cómo de cerrado está el itinerario y las etapas? ¿Estáis abiertos a la posibilidad de ampliar el viaje o acortarlo o modificar itinerarios? ¿Hasta qué punto?

El itinerario es un punto de partida que trazamos y que también nos ha permitido organizar la logística para una aventura de este calibre (visados, vacunas, fronteras cerradas, estacionalidad climática en ciertas zonas como los Monzones, buques de carga, trámites, etc.). A partir de aquí, tenemos claro que el camino, las experiencias y en particular las personas, irán nutriendo nuestro plan de viaje para modificarlo una y otra vez. Estamos seguros de que cuando nuestro viaje finalice tendremos como resultado un mapa muy diferente al que delineamos de origen. En cuanto a la duración, también somo flexibles, pero sabiendo que no nos planteamos un horizonte temporal mucho más lejano. De aquí a cuatro años nuestra hija mayor será ya una pequeña adolescente y entendemos que para esta nueva etapa en su vida, es importante volver a una vida más estable donde ella pueda moverse con libertad con su núcleo más cercano y familiar.

Entrevista a Road4WorldTenéis un artículo que explica muy bien la forma de financiar vuestro viaje, ¿ya habéis encontrado a los patrocinadores que buscáis? 

Aún no tenemos los patrocinadores que buscamos. Además, nosotros hemos puesto unas líneas muy claras de valores que las empresas que quieran colaborar con Road4world, debían de cumplir. Los pocos casos que nos encontramos de empresas interesadas en apoyarnos desde los momentos iniciales del proyecto, no cumplían con este requisito, y para nosotros era una línea roja que no íbamos a cruzar. Llegó un momento que teníamos que tomar una decisión: o esperar a que llegara la financiación para comenzar el viaje o seguir adelante. La respuesta no demoro en llegar, elegimos la segunda. Miles de personas nos empujan desde las redes sociales, mensajes de email o por la calle, a que continuemos, a que no permitamos que como siempre el dinero frene proyectos sociales. Creamos una Asociación sin ánimo de lucro y comenzamos a trazar vías alternativas. La primera es que mientras no tengamos patrocinadores, continuaremos trabajando desde la ruta (nuestro trabajo nos lo permite si contamos con una conexión a Internet) y así hacer el mínimo necesario para sustentar el día a día. Viajamos en familia y hay una seguridad que para nosotros es imprescindible. Por otra parte creamos lo que llamamos nuestra HFM (herramienta de financiación masiva) que es un libro que auto editamos llamado Viaje al Centro de tu sueño, y con el cual esperamos financiar parte de al menos la primer etapa del viaje. Nos están invitando desde Universidades, centros de co working, campings, escuelas, etc, para que vayamos a dar charlas. Las mismas las daremos de forma gratuita y a quienes quieran colaborar, les ofreceremos el libro que tiene un coste muy bajo y que al ser autoeditando nos da un margen bueno para la financiación. Para pagar la primera edición del libro y poder imprimirlo, estamos realizando una campaña de crowdfunding en Verkami.

El viaje de Road4World¿Habéis presupuestado lo que costará en total el viaje? 

Si, tenemos presupuestos de todo tipo y sí que cabe aclarar que somos muy precavidos, por lo cual todo está aumentando, por imprevistos, que también es una partida.

En el mes a mes viajando por Europa (con excepciones como Suiza o Noruega que son países donde el coste de vida es mayor a la media) nuestro coste mensual es de unos 1.000 €. Nuestro viaje también aclaro que es muy austero y como viajamos pocos kilómetros cada día, también el gasto en gasolina es bajo. Dormiremos, cocinaremos y trabajaremos en nuestra autocaravana y además contamos con colaboraciones logísticas constantes, como campings y áreas de AC que nos invitan a pernoctar sin coste como forma de colaborar con el proyecto. Lo mismo ocurre con Internet, donde hemos cerrado un acuerdo de colaboración con una empresa que nos suministrará esta necesidad básica para nuestro proyecto. Luego a esto debemos sumarle ferrys que depende cuál el coste varia sensiblemente. Pero el más caro que tenemos es de Inglaterra a Irlanda, ida y vuelta, 500 €. El resto nos valen un promedio de 150 € cada uno y no son muchos. Otros gastos grandes que hacen que el presupuesto sea abultado, son los buques cargueros donde debemos transportar la AC entre continentes. Ahí si, el presupuesto aumenta de forma increíble y nosotros, lo que haremos es prorratearlos en la duración total del viaje. De Asia a América, nos valen unos 7000 U$S llevar la AC y a parte debemos viajar nosotros en avión. Luego tenemos dos trayectos más en buques, pero ya son de unos 2500 U$S cada uno. En total el presupuesto inicial nos da unos 120.000 € en los 4 años, siempre tirando hacia arriba, contando con imprevistos, reservas por grandes contingencias. Pero de más esta decir que no contamos con esta cifra para iniciar el viaje, sino que iremos generando los ingresos necesarios en cada etapa para caminar, sino nuestro viaje nunca comenzaría.

¿Pero tenéis algún colchón económico “por si acaso”? ¿Habéis previsto qué hacer en caso de enfermedad, robo, accidente, etc?

Partimos con un pequeño colchón de ahorros, ya que parte de él lo hemos invertido en este último año de preparación del viaje, recortando horas de trabajo. El proyecto lleva unos meses en marcha, en el que hemos rodado unas diez entrevistas y por ello hemos destinado parte de nuestros ahorros al tiempo que hemos invertido. Tendremos una línea roja de la que no podremos pasar, justamente por si ocurre algo inesperado, que sabemos siempre puede llegar. Contamos con la gran ventaja de poder llevarnos nuestras herramientas de trabajo de viaje, y eso nos permitirá generar ingresos mientras hacemos kilómetros, dedicando algunas horas al día a trabajar. El libro también será un complemento, ya que si realizaremos una autoedición para llevarnos algunos ejemplares impresos y también estará disponible, tanto en papel como eBook en Amazon. Somos conscientes que este modelo nos valdrá para los dos primera etapas, pero confiamos que antes de adentrarnos en Asia encontraremos empresas y/o organizaciones afines a los valores de Road4world que vean en este emprendimiento una posibilidad de volcar pequeños recursos económicos obteniendo a cambio una experiencia de marca que ligue con los valores de un mundo más justo, responsable con el entorno, sostenible y humano.

Familia Road4WorldOtra entrada muy interesante de vuestro blog es la que se refiere a la educación de los niños, ¿cómo os organizaréis para que sigan las clases? A priori, ¿es muy complicado des-escolarizar a un niño y empezar a educarle de una manera distinta?

La educación durante el viaje tiene básicamente dos aristas. La primera es la legal y curricular. Sabemos por experiencias cercanas que el proceso de desescolarización es complejo y según algunos factores puede incluso llevar a complicaciones legales. En nuestro caso, Genma y Mateo continuarán escolarizados a través del CIDEAD (Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia) del Ministerio de Educación y Cultura de España. Ello nos permitirá tener el amparo legal, ya que seguirán cursando sus cursos respectivos desde la plataforma online y también que puedan volver a sus respectivos cursos cuando el viaje llegue a su fin. Por otro lado está nuestra visión y enfoque de la experiencia educativa durante estos cuatro años. Creemos en una educación activa y desde la experiencia. El viaje nos permitirá vivir de primera mano todo aquello que ellos estudian en muchos casos en libros de texto. Además hemos planteado y dividido todas las tareas de forma de que el propio día a día contenga en la práctica aquello que veamos en algunos casos desde la teoría. Por citar un par de ejemplos, ellos serán quienes preparen la tablas de conversión de divisas antes de llegar a cada país, y así estaremos trabajando las matemáticas. De la misma forma ocurrirá con los idiomas, para los que han preparado una tabla con las 100 palabras de superviviencia para poder interactuar con la población local en su idioma. Ellos utilizarán la tecnología para completar este cuadro con la palabras tanto escritas como su pronunciación y así enseñarán a los papás esa chuleta mágica en cada idioma.

Un parte muy importante de vuestro viaje es el proyecto que conlleva, ¿cómo surge? ¿cual es su propósito y su objetivo final? 

Las entrevistas que estamos realizando son en parte el corazón del proyecto. Cada corto que rodamos es un capítulo de la WebSerie Otro mundo está ocurriendo. Hasta el momento hemos publicado 5 capítulos y tenemos rodados 9 en total. El objetivo es publicar una entrega al mes. Todos los contenidos son gratuitos y con licencia Creative Commons, ya el objetivo es que puedan llegar a la mayor cantidad de personas posibles. Sí que tenemos programado realizar 4 documentales al finalizar el viaje que serán el colofón luego de visitar tantos países y entrevistar a más de 100 proyectos y unas 65 personas. Pero al margen de esto, no queremos perder el efecto de instantáneo que nos permite la WebSerie donde vamos compartiendo con pocos días de delay lo que vivimos en el camino. El propósito es mostrar el cambio que está ocurriendo en todas las esferas que componen una sociedad. Por ello no nos limitamos a una temática concreta, sino que queremos mostrar que lo que está ocurriendo en la educación, la tecnología o el medio ambiente, también lo que está pasando en la salud, el desarrollo personal o la ciencia. Y todo ello no se limita a occidente o a un grupo reducido de personas, sino que es transversal en todo el planeta, claro que a diferentes ritmos y bajo diversos cánones culturales, pero es un cambio global sin duda. Algunos de los proyectos y personas que visitaremos son muy reconocidas, pero muchas otras son anónimas y por ello no logran obtener la visibilidad ni repercusión de lo que están llevando a cabo. Por ello nosotros pretendemos abrir una pequeña ventana en la red que actué de altavoz y a través de todas las personas que siguen el proyectos desde la red genere un efecto viral multiplicador, que contagie y empuje este sentimiento de cambio global.

Foto familiar Road4World¿Tenéis ya cerrados los proyectos y personas a los que entrevistaréis o estáis abiertos a nuevas incorporaciones? ¿Cómo conseguiréis acceder a personalidades tan carismáticas como el Dalai Lama o Eduard Punset?

Llevamos años conociendo por interés propio muchas personas y proyectos transformadores. Claro está que la mayoría de ellos llegaron a nosotros a través de libros, documentales, charlas o la propia red. A partir de este background y sumado a una pequeña investigación para contrastar y complementar esta búsqueda en áreas donde no teníamos el conocimiento suficiente y también localizar proyectos y personas en zonas del mundo concretas, llegamos a la selección de los 100 proyectos y las 65 personas. Sabiendo que esta muestra venía desde nuestra subjetividad abrimos en la web los canales de participación para que la gente pudiese enviarnos sus proyectos y personas transformadoras. Al día de hoy recibimos una media de entre 3 y 5 correos electrónicos con nuevas propuestas y es algo que nos llena de alegría ya que este proceso no hace más que enriquecer el corazón de este emprendimiento. También somos cocientes que nuestra capacidad logística y de producción es muy limitada, por ello sumaremos algunas de ellas y otros las canalizaremos a través de entrevistas por email que complementarán la WebSerie desde el blog.

A los entrevistados llegamos por diversas vías según cada cual. Algunos por email, otros por teléfono o contactos de enlace y otros por las redes sociales. Hemos realizado una preproducción de los que engloban la primer etapa, ya que cerrar una visita a dos o tres años vista es imposible, con lo cual en ruta continuaremos con esta labor. Tenemos claro que por cuestiones de agenda o localización no llegaremos a todos, pero hasta el momento ninguno nos ha dicho que no, lo que ha resultado una gran alegría para un pequeño proyecto como el nuestro.

La autocaravana de Road4WorldPor último y como forma de motivar a las familias que puedan estar deseando cumplir este sueño pero no se atrevan a salir de su zona de confort, ¿cómo llegasteis a la conclusión de que había que hacer este viaje, que había que arriesgarlo todo para cumplir vuestro sueño?

El día que tomamos la decisión y dimos los primeros pasos en las redes sociales y en Blog, supimos que era lo que teníamos que hacer. Es verdad que muchas cosas no salieron como esperábamos, pero fue tan enriquecedor todo el proceso, la gente que nos escribe, que nos para por la calle, que nos cuenta sin más cuál es su sueño, que nunca puede ser una decisión mala. Dar un primer paso y esperar que ocurra el milagro. No se puede explicar, solo sentir. Animaros, no se van a arrepentir.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *