Aunque la opción de alquilar una bicicleta es la más barata, en los días más calurosos puede ser muy duro pedalear por el recinto.

¿Viajar en bicicleta por el mundo es lo más económico?

Hace no demasiados días tuve un interesante debate con unos compañeros viajeros en la que nos preguntábamos si viajar en bicicleta por el mundo era o no la forma más económica de viajar. Aquí en Apeadero hemos entrevistado a muchos viajeros en bici como Virginia y Alejandro de Por Las Rutas del Mundo o Vladimir que recorrió Europa con solo 5 euros al día.

Buscando información sobre este tema, encontré una impresionante infografía (muy reciente, además) que nos da una buena idea de cual puede ser el gasto diario de una ruta en bicicleta rodando por esos mundos. La currada es total, ya que los chicos de IceBike han obtenido los datos de 121 viajeros bicicleteros que han realizado una gran ruta por el mundo. Echadle un ojo a la infografía antes de continuar (por cierto, las bicis que hay dibujadas son una reproducción de la bici real que usaron los viajeros para moverse y ojo en especial a la bici de Joff Summerfield) .

Viajar en bicicleta por el mundo o por Europa

Entonces, ¿viajar en bici es la manera más barata de viajar?

Eso siempre va a ser discutible. Mi teoría es que viajar en bicicleta por el mundo puede ser la forma más fácil de bajar costes, pero no tiene porque ser la forma más económica.

Me explico:

Lo que hace que baje el coste de moverte en bicicleta es la posibilidad de transportarse gratis. El coste de la comida y del alojamiento, en principio, es el mismo.

Pero, ¿no se transporta de manera más económica alguien como los chicos de Marcando el Polo cuando se cruzan Asia de punta a punta haciendo autostop? Porque la bici, quieras que no, tiene una serie de gastos (reparaciones, cambio de neumáticos, etc).

“Viajar en bicicleta no te hace bajar costes, pero te prepara para viajar más barato”

Sin embargo, viajar en bici por el mundo te cambia la mentalidad. Prácticamente todos los viajeros que usan la bicicleta, añaden a su equipaje una tienda de campaña para poder dormir en cualquier lugar. Además, en una bici puedes tener espacio suficiente como para llevar comida, un hornillo, etc. lo cual hace que viajar en bicicleta, suponga en la práctica, viajar con media casa encima. Evidentemente, hay viajeros como que viajan con una mochila gigante y llevan el hornillo, la tienda, el saco y un montón de comida.

Viajar en bicicleta por el mundo es una forma bonita de viajar
Recorrer el mundo en bicicleta además de barato es una forma preciosa de viajar.

En definitiva, mi opinión es que viajar en bicicleta no te hace bajar costes, pero te prepara para viajar más barato. Además, te obliga a viajar más lento: no puedes ver Vietnam en 15 días viajando en bicicleta. Eso, el slow-travel, es bien sabido que hace que bajemos el coste total del viaje (repartes los gastos grandes, como el vuelo entre más días).

¿Cuanto cuesta viajar en bicicleta por el mundo?

Viajar se compone de ciertos gastos fijos y otros variables. En cuanto a los gastos fijos, el viajar en bicicleta te hace bajar muchísimo los gastos de transporte, casi a 0 y, como hemos dicho antes, puede hacerte bajar también los gastos de alojamiento y comida.

El resultado va a depender mucho de tu estilo de viaje. Si cada noche vas a dormir al mejor hotel de la zona y comes en los mejores restaurantes, lo que ahorras en transporte se irá rápidamente en alojamiento y comida. Ahora bien, si duermes en una tienda o couchsurfing y cocinas tu propia comida, entonces puedes estar viajando por 200 euros al mes por persona como el tandem de Steve y Kat Turner o como el español Pablo Mandado y su pareja que gastan 3 euros diarios.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *