en Articulos

Dani y Jota son una pareja de argentinos que llevan viajando y explicando nuestro mundo desde el 31 de diciembre 2008.


Presentar el blog Marcando el Polo es casi un acto de arrogancia ya que se trata de uno de los blogs más seguidos y prestigiosos en habla hispana. Es por eso que no lo haré y dejaré que se presenten ellos mismos en este vídeo que montaron recientemente al terminar su proyecto “Eliminando Fronteras”, un viaje de 3 años en autostop por toda Asía.

Podéis seguir los viajes de Dani y Jota por el mundo en su blog, su página en Facebook o en Twitter.

Cuando empezasteis a viajar en el 2009, teníais un billete de regreso, ¿cuando os distéis cuenta de que ese vuelo no lo tomaríais?

Sí, en principio pensábamos viajar solo por tres meses… pero viste como es esto, se vuelve adictivo. Cuando salimos de Argentina en realidad sabíamos que el viaje se podría extender hasta un año, que era la duración de nuestra visa y, en nuestras mentes, lo máximo que una persona podía viajar. Pero sacamos el regreso a los tres meses para calmar los miedos que uno siempre tiene, para engañar a la razón y decirle “nada puede ir tan mal, a lo sumo en tres meses volveremos”. Creo que a la semana de haber pisado Nueva Zelanda nos dimos cuenta que nada era tan grave como habíamos pensado, y que tres meses definitivamente no serían suficientes.

Marcando el polo en ChinaY, ¿cómo se lo tomó la familia y amigos? ¿Se podían imaginar que vuestro viaje de 3 meses se convertiría en algo indefinido?

No algo indefinido, pero ellos también sabían que se podría extender hasta un año por lo que te comenté antes. Por supuesto que sienten la distancia, pero también están felices con nosotros en cada logro, así que se va llevando.

Una de las cosas que más me gusta de vuestro blog es que no solo contáis las bonito del viaje, sino también lo complicado. En concreto, en la entrada en la que celebráis 6 años viajando, apuntáis a 3 grandes problemas: afectos, enfermedades y la plata, ¿qué es lo que peor se lleva?

Mmm… creo que los afectos es lo más difícil, pero en viaje uno aprende a lidiar con todo lo que se le presenta. El dinero se consigue, la salud se cuida, y las distancias se acortan buscando la forma de estar más cerca de nuestros seres queridos. Es verdad que no es lo mismo, pero ahora con acceso a internet y a Skype desde cualquier lado es mucho más fácil. Los primeros tres años de viaje no fue tan así, y sólo podíamos contactarnos una vez por semana… ahí sí que era más difícil.

Marcando el Polo SenyalHablemos de la plata… Aparte de trabajar en Nueva Zelanda y Australia, ¿todavía queda dinero de ahí? ¿Y el blog y el libro, llega dinero por esa vía? ¿Vais a continuar con las postales después de terminar el proyecto Eliminando Fronteras?

Como siempre decimos, viajar puede ser tan caro o tan barato como uno quiera. Formas de financiarse hay miles, queda en cada uno lo que quiere hacer. Trabajar en Australia y Nueva Zelanda nos sirvió para empezar, no solo desde el punto de vista monetario, sino para prepararnos mentalmente a lo que vendría. Fueron muchos los desafíos que tuvimos, además de que éramos muy chicos (Dani 19 y Jota 21), así que fue el gran empujón inicial.

El blog es nuestra carta de presentación por la que siempre salen algunas propuestas, además de conectarnos con personas que se volvieron grandes amigos. El libro va muy bien, así que estamos muy agradecidos a toda la gente que lo compra día a día. A mediados de este año esperamos tener la versión en papel de “Un viaje interior”, mientras seguimos trabajando en el libro sobre “Eliminando Fronteras”.

¿Habéis calculado en algún momento cuanto os habéis gastado hasta ahora en el viaje? ¿Alguna aproximación del gasto anual que supone?

No, sinceramente no es algo que calculemos meticulosamente. Pero en “Eliminando Fronteras” tuvimos un promedio de USD 10 diarios entre los dos en la mayoría de los países, con lo cual queda comprobado que para viajar hace falta tener ganas, lo demás se consigue.

Otro tema interesante que tocáis en un artículo de Marcando el Polo es si uno puede cansarse de viajar. ¿Habéis experimentado ese cansancio en algún momento? ¿Os sigue pasando o habéis llegado al punto de no sentir cansancio de viajar?

Sí, este artículo habla justamente de esto. En tantos años de viaje nos hemos cansado más de una vez. Pero siempre es cansancio físico, las ganas de viajar siguen intactas (aunque es verdad que viajamos cada vez más lento). La solución que funciona en nosotros es frenar en algún lugar por un tiempo, al menos un mes, donde podamos tener una habitación, un lugar donde dejar la ropa sin tener que armar la mochila todos los días y hasta un barrio que podamos sentir “propio”. Trabajar por alojamiento es ideal para darse estos lujos sin gastar tanto.

SONY DSCTuve la oportunidad de asistir a vuestra charla sobre Couchsurfing en La Comunidad Viajera, ¿creéis que el CS es para todo el mundo? ¿O hay viajeros que deberían replanteárselo?

No, definitivamente no es para todos. Hay gente que en sus viajes solo busca ir a cada lugar, ver lo más posible, sacar fotos, e irse a los dos días, entonces no le queda tiempo para pasar con la persona que lo aloja. Uno cuando hace couchsurfing tiene que estar dispuesto a seguir los horarios y planes del anfitrión. Si te estuvieron esperando hace un mes y organizaron una salida específica para vos, no da decirle que querés ir a un museo, por ejemplo.

Dicho esto, Coushurfing -junto con viajar a dedo- fue una de las mejores cosas que nos pasó en el viaje. El intercambio cultural y la cantidad gente que conocimos es increíble.

Hablando sobre viajar a dedo, ¿qué país ha sido el más complicado para conseguir que te suban al vehículo? ¿y el más sencillo?

El más complicado fue Laos, y principalmente se debe a que son pocos los que tiene vehículo, y no entienden -ni aceptan- el concepto de autostop. Pero siempre hay gente más abierta que nos terminaba llevando… aunque el tiempo de espera fue largo, tres horas era lo normal.

Los más fáciles son Tailandia y Turquía, realmente es más sencillo que tomarse el bus.

Y ahora que ya habéis llegado a Turquía, el proyecto Eliminando Fronteras se podría dar por concluido, ¿y ahora qué? ¿Europa? ¿África? ¿Otro proyecto similar?

Sí, esta parte de Eliminando Fronteras llegó a su meta, pero no a su fin. Ahora estamos trabajando en el libro, que esperamos tener listo para la segunda mitad de este año. Se vendrán charlas y presentaciones por Argentina, y después tenemos otro proyecto en puerta que anunciaremos en su debido momento. Si hay algo que aprendimos en viaje es a no comunicar las cosas hasta que estén totalmente formadas en nuestro interior, así que en eso estamos también, pero hay un nuevo viaje…

¿Qué le aconsejaríais al Jota y Dani de 2008? ¿Qué habéis aprendido sobre viajar en estos años? 

Que no se dejen vencer por los miedos. Que en viaje todo se soluciona, porque de alguna forma u otra hay que salir adelante. Que escuchen los consejos de todos pero que los tomen como de quien viene, porque quien nunca viajó sólo se guía por lo que ve en los medios. Que el mundo no es tan peligroso como nos hicieron creer. Ni tampoco tan grande. Ni mucho menos, inalcanzable.

Compartir es el mejor agradecimiento

Escribe un comentario

Comentario