Nueva York, una de las mejores ciudades en invierno

Las 10 mejores ciudades para visitar en invierno

El invierno se acerca, pero esta vez de verdad. Aunque todavía el verano se resiste a marcharse, estamos a punto de empezar la época más fría del año y la que tiene los días más cortos. Pero las ganas de viajar están ahí, nieve o granice ahí fuera, y hay algunos destinos que son especialmente interesantes en invierno. Ahí los tienes.

Mercado de la navidad en Colonia, una de las mejores ciudades para unas vacaciones de invierno

Colonia

He elegido Colonia, pero podría haber elegido Munich, Stuttgart, Berlín o cualquier otra ciudad alemana que tenga un rico y colorido mercado de navidad. Colonia alberga uno de los mayores y más interesantes mercados navideños, aunque vale la pena combinar el viaje y visitar de paso dos o tres ciudades más. Los mercados navideños suelen ponerse un par de semanas antes de navidades y duran hasta fin de año. Tienes vuelos a Colonia desde 20 euros.

Helsinki en invierno, una de las mejores ciudades para unas vacaciones de invierno

Helsinki

La capital finlandesa es una de las mejores ciudades para visitar en invierno ya que posee una gran cantidad de atractivos que se potencian en el invierno, su época del año más característica. Podrás disfrutar de una sauna, del patinaje sobre un río congelado (o incluso el mar!), de sus mercados navideños y sus fiestas invernales, de su comida basada en el pescado… Los vuelos, eso sí, un poco más caros, pero tienes hostales baratos desde 26 €.

Tromso es la mejor ciudad para ir en invierno a ver la aurora boreal
Quedarse quieto durante 20 o 30 segundos para salir en la foto es bastante complicado, pero compensa!

Tromso

Por mucho que te digan, jamás vas a poder imaginar lo que es ver una aurora boreal en directo. Tromso es, sin duda, el mejor sitio asequible para verlo. Hace unos años pudimos realizar esta escapada y te contamos como montarte este viaje invernal de manera económica aquí. Hace menos tiempo, siguiendo nuestros pasos, unos amigos de Apeadero repitieron la experiencia también con buenos resultados. Para ir a Tromso lo mejor es volar a Oslo y de ahí combinar hacía Tromso con Norwegian (sale a partir de 130 €).

Brașov, una buena ciudad para ir a visitar el castillo de Dracula en invierno

Braşov

¿Qué mejor época que un frío invierno para visitar el castillo del conde Drácula? En general, no es mala época para visitar Rumania, con ese ambiente entre decadente y antiguo que ofrece el paisaje invernal. Hasta Braşov vas a tener que desplazarte en coche o autobús ya que no tiene aeropuerto (Drácula podía volar, ¿para qué quería uno?). Aunque el aeropuerto más cercano es el de Sibiu, te conviene volar a Craiova o Bucarest ya que desde ahí te sale por solo 40 euros.

Invierno en Salzburgo

Salzburgo

La ciudad austriaca de Salzburgo es también uno de esos bonitos destinos de invierno. Es una ciudad que rezuma invierno por sus 4 costados y por eso es una candidata ideal a estar en esta lista. Además, también tiene mercados navideños y podrás conocer la “Silent Night“. Ah, y vuelas desde 115 €.

Navidades en Edinburgo

Edinburgo

Edinburgo es una ciudad bonita todo el año, pero en invierno merece una visita. Los Princes Street Gardens se convierten en un gran parque de atracciones, con su noria, una pista de patinaje sobre hielo, mercados navideños… Y además, si no quieres gastarte mucha pasta, tienes aquí 10 cosas que hacer gratis. Vale la pena, os lo aseguro, y más con los vuelos a estos precios.

Icebergs en la playa de Islandia

Reikiavik

Islandia son palabras mayores. “¿Dónde has ido este invierno?”. “Nahh, una escapadita a Islandia”. Bañarse en la Blue Lagoon (o mejor, en una poza gratuita), visitar el triangulo dorado, comer tiburón y ballena o hacerte un trekking entre la nieve y el hielo son solo algunas de las cosas que puedes hacer allí. Y no olvides que con un poco de suerte también podrías ver una aurora boreal. Vuelas por unos 200 pavos.

Praga, una de las mejores ciudades en invierno

Praga

¿Qué te voy a contar que no sepas de Praga? Vale, solo te diré una cosa: si la has visto sin nieve, espera a verla nevada. Es un cuento de hadas y encima, como en invierno la gente no va, la tienes toda todita para ti. Vuelas desde 110 euros.

Nueva York, una de las mejores ciudades en invierno

Nueva York

Otra que tal. Nueva York es una pasada en invierno, igual que el resto del año. El turismo de ciudad en invierno también tiene en Nueva York un gran candidato. Eso sí, dedícale al menos 4 días, pero no más de 7 porque sino te cansarás.Y si crees que no es posible hacer una escapada es que no sabes los precios que hay últimamente para volar a la gran manzana.

Marrakesh una de las mejores ciudades para viajar en invierno

Marrakesh

Un destino exótico para el invierno. En Marrakesh las navidades no son especiales ya que no se celebran, ideal para quienes quieran escapar de las fiestas, que sabemos que sois muchos. Además, la temperatura es muy agradable, pudiendo pasear de día en manga corta y por la noche con una rebequita se está más que bien. Es una de las mejores ciudades para visitar en invierno porque no suele haber mucho turismo en esas fechas y porque vuelas desde solo 20 euros.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *