Del aeropuerto de Makassar a Rantenpao en Autobus nocturno

Nuestro primer destino en Indonesia fue la región de Tana Toraja (pronunciado “tana toraia”). Como la mayoría de viajeros elegimos la ciudad de Rantenpao como base de operaciones para visitar la zona. Para llegar hasta Rantenpao primero tuvimos que tomar un avión que nos trajera hasta Makassar desde Kuala Lumpur, dónde se encuentra el principal aeropuerto de Sulawesi y también el más cercano a Rantenpao.

Para llegar a Makassar hay vuelos directos desde Kuala Lumpur, Singapur y desde diversas ciudades de Indonesia (Surabaya, Yogyakarta, Balikpapan, Baubau, Bali, Yakarta…) El aeropuerto de Makassar nos sorprendió bastante ya que imaginábamos un aeropuerto de segunda categoría bastante peor de lo que nos encontramos. No es que sea un aeropuerto dónde me gustaría quedarme a pasar la noche, pero estaba bien.

El aeropuerto de Makassar

El vuelo de Air Asia llegó puntualmente a las 5 de la tarde y un rato después ya habíamos sacado 2’5 millones de rupias, el máximo que nos permitió cualquiera de los muchos cajeros que hay en el aeropuerto (todos concentrados dentro de una zona cerrada y bastante segura). De los cajeros he decir que no todos funcionaban y que el límite de cada uno es bastante bajo. Esto es un problema si tu banco te cobra un mínimo por cada extracción ya que no puedes sacar todo el dinero que piensas gastarte de una vez y tienes que ir “racionando” las extracciones. No solo pasa en el aeropuerto, es un problema de los cajeros y, de hecho, en el aeropuerto de Makassar fue el lugar dónde más fácilmente encontramos cajeros con límites superiores al millón de rupias.

En cuanto sales a la zona abierta del aeropuerto te asaltan todos los taxistas que trabajan allí a modo de mafia. Hay pacto de precios y vayas dónde vayas el precio que te quieren cobrar todos son 80.000 rupias por vehículo. Quizás lo más inteligente hubiera sido formar un grupo para ir todos a la terminal de autobuses hacía Tana Toraja, pero los únicos occidentales que quedaban cuando terminamos de sacar dinero eran 6 españoles que habían alquilado un coche para ir a Rantenpao a su aire y nosotros. Otra opción hubiera sido salir andando de la terminal y tomar un taxi en la calle, pero la verdad, no tuvimos ganas de pelear demasiado por un par de euros (en ocasiones somos débiles! 😉 ).

Una cosa importante que hay que recalcar es que quieres ir a la terminal de autobús que va hacia Rantenpao. Es importante recalcarlo porque hay varias terminales de autobuses en Makassar y es posible que el taxista te lleve a otra. Intenta que el taxista hable un poco de inglés o utiliza a un indonesio de interprete para que le indique al taxista a qué terminal te tiene que llevar.

El autobús nocturno de Makassar a Rantepao

Tras el primer sablazo, llegamos a la terminal de autobuses, conseguimos unos tickets, cenamos y esperamos a la hora de salida de nuestro bus. Lo de conseguir tickets no fue especialmente fácil, aunque tampoco fue complicadísimo. La mayoría de las compañías tenían algunos asientos disponibles para ir de Makassar a Rantepao en el autobús nocturno, pero pocos. La que más nos convenció fue Batutumonga que tras regatear un poco el precio nos ofreció por 140.000 rupias asientos centrados abatibles 30º (el 90% de las compañías tiene este tipo de asientos, el otro 10% tiene asientos más incómodos). Es importante en un viaje en el que quieres dormir tranquilamente tener un asiento lo más adelante posible, puesto que el “culeo” de los autobuses, unido a las malas condiciones de las carreteras, hace que los saltos en la parte de atrás sean espectaculares y tengas más tendencia al mareo. Eso sí, en el regreso desde Rantepao hasta Makassar también en autobús nocturno, que lo hicimos con la misma compañía porque no había (literalmente) billetes con ninguna otra (¡cuidado en agosto que suelen quedarse sin billetes de bus!), tuvimos la suerte de viajar en los asientos traseros justo detrás de la puerta trasera como se ve en el vídeo.

Aunque al principio pensamos que pasaríamos mal viaje, finalmente fue muchísimo mejor que el viaje de ida en el que íbamos apretadísimos debido a la falta de espacio (Ivan lo llevó peor que Nuria). En el viaje de regreso pudimos estirarnos y dormimos como en una cama a pesar de los saltos que dio aquél aparato que en algunas ocasiones nos hicieron despertar al unísono alarmados por el sobresalto. Por tanto, si quieres dormir bien en el trayecto de Makassar a Rantepao en el autobús nocturno, mi recomendación personal sería comprar el asiento de justo detrás de la puerta trasera o si no está disponible el asiento que más adelante te puedan ofrecer.

Pronto nos acostumbramos a comer los deliciosos Pop Mie que venden en cualquier lado por muy pocas rupias. Eso sí, el sobre de picante es mejor no usarlo.
Pronto nos acostumbramos a comer los deliciosos Pop Mie que venden en cualquier lado por muy pocas rupias. Eso sí, el sobre de picante es mejor no usarlo.

Por tanto y resumiendo, a la hora de viajar en autobuses en la ruta de Makassar a Rantenpao o viceversa, es importante:

  • Conseguir los billetes tan pronto como sea posible, ya que hay una alta demanda local de este transporte.
  • Elegir (si es posible) los asientos de delante del todo o los de justo detrás de la puerta trasera.
  • No viajar en ningún autobús que tenga más de 32 plazas, porque eso significaría que es un autobús de una categoría inferior al 90% de las compañías que operan por aquí. Si consigues en un bus de menos de 32 plazas, ¡enhorabuena!, estarás viajando en uno de los raros autobuses de calidad superior.
  • Aunque lo anuncien, no esperes que haya wifi en tu autobús. Si lo hay alégrate.
  • En algunas compañías como Batutumonga te dan una almohada y una manta, pero el aire acondicionado está tan alto que es útil llevar un saco de dormir.
  • Te digan lo que te digan, se hacen diversas paradas por el camino y los conductores (a su discreción) suelen encender todas las luces. Además, algunos conductores llevan música durante todo el camino, así que tanto tapones como un antifaz son útiles para conciliar el sueño.
  • Un truco que solemos utilizar desde el viaje a la India es tomarnos una pastilla para el mareo (biodramina) sin cafeína justo al subir al bus. Además de prevenir el mareo, te induce el sueño y descansas más y mejor. Por cierto, en la ruta de Rantenpao a Makassar hay curvas al principio del viaje, por lo que es posible el mareo ya que quizás todavía no hayas conciliado el sueño. Varios pasajeros vomitaron tanto a la ida como a la vuelta, lleva algo para taparte la nariz o para oler y evitar así tener que oler cosas desagradables.
  • Los autobuses suelen salir entre las 20:30 y las 22:00 para llegar sobre las 6 de la mañana y son sorprendentemente puntuales.
  • Los precios suelen estar entorno a las 130.000 rupias. Desconfiad de precios sustancialmente más bajos y no os creáis que vale la pena pagar las 200.000 rupias que piden algunos.

La llegada a Rantenpao

Una vez llegas a Rantenpao si haces el trayecto de Makassar a Rantenpao, vas a encontrar una ciudad medio dormida todavía. Seguramente llegarás antes de que salga el sol. Especialmente en verano, temporada alta, todos los viajeros suelen cargar sus mochilas y realizan una infructuosa peregrinación hotel por hotel preguntando si hay algo libre. La respuesta suele ser “no” prácticamente siempre debido a que todo está copado desde el día anterior. Cuando deis con alguien que hable inglés no preguntéis “¿hay sitio para dormir?” ya que ellos interpretan que quieres dormir ahora. Preguntad si se va a quedar alguna habitación libre luego (la palabra clave es “later”). Ahí la cosa cambia. De recibir un “no” rotundo pasamos de esa manera a conseguir una habitación que se liberaría en 2 horas y podríamos ocuparla nosotros. Justo antes de nosotros unos chicos franceses habían preguntado y se fueron sin habitación ni esperanza de encontrar nada.

Mi recomendación personal es quedarse en la Rainbow Homestay. La lleva una familia Toraja, aunque no vive en una vivienda típica. La madre es la cocinera y hace unos banana pancakes buenísimos para desayunar (incluido en el precio), una hija es guía y aunque nosotros no usamos sus servicios, vimos que ofrecía unos precios muy competitivos y parecía solvente. Salvo la guía, apenas hablan inglés, pero son tan amables que se hacen comprender. Tienen wifi, sala común, está razonablemente limpio y hacen comidas por encargo.

Gastos de viajar por libre de Makassar a Sulawesi

Por cada euro nos daban aproximadamente 15.000 rupias indonesias (IDR)

Visado “on arrival” al llegar a Indonesia: 35 usd + 28 € (pagamos uno con dólares y otro con euros)
Taxi aeropuerto-bus: 80000 IDR
Bus Rantenpao: 2×140000 IDR
Cena (en la estación de autobuses): 38000 IDR
Compras para desayunar al día siguiente: 15000 IDR
Usar el baño en la estación: 2×2000
Agua: 10000
Bollitos: 8000

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

3 comentarios sobre “Del aeropuerto de Makassar a Rantenpao en Autobus nocturno”

  1. Hola,

    Un pequeño añadido a este artículo. A nosotros nos robaron en el viaje de Makassar a Rantepao durante la noche. Nos abrieron las mochilas y todo el dinero voló, y no era poco, por desgracia. Así que mucho cuidado con dejar desantendidas las pertenencias. Por suerte, no nos robaron las cámaras de fotos ni tablets… Cuando lo contamos y lo denunciamos en la policía y en nuestro hostel, nos comentaron que es bastante habitual este tipo de robos, sobre todo a turistas, y también a los estudiantes…

    Un saludo!!!

    1. Vaya cuanto lo siento Raul 🙁

      Una pregunta, ¿os robaron la mochila en el maletero o la llevabais con vosotros arriba en el bus? Lo pregunto para que quién vaya a hacer este mismo viaje en bus lo tenga en cuenta.
      Gracias por el testimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *