Hell’s Gate

Cerca de Hell's Gate hay varios lagos que vale la pena visitar (casi más que el parque en sí :)
Cerca de Hell's Gate hay varios lagos que vale la pena visitar (casi más que el parque en sí 🙂

El parque de Hell’s Gate resulta interesante porque es uno de los pocos que hay en Kenia dónde se puede realizar el recorrido en bicicleta o a pie. Dicho esto es necesario avisar al viajero acerca de lo que significa: por una parte significa que no hay depredadores que pudieran atacar al visitante y por otra que hay pocos herbívoros. Es decir, que si visitas primero Masai Mara y luego vas a Hell’s Gate puedes salir bastante decepcionado (como nos pasó a nosotros).

El parque deja estampas de bastante belleza.
El parque deja estampas de bastante belleza.

A pesar de todo, recomiendo ir a Hell’s Gate, no solo por ese parque en sí, sino también por los campings cercanos y los lagos llenos de hipopótamos. Eso sí, mejor visitar este parque el primero de todos.

En el interior del parque se encuentra la garganta que le da nombre y que puede visitarse a pie sin demasiados problemas. Lo mejor que se puede hacer es llevarse la comida y hacer un picnic en esta zona que es de lo más bonito que hay en el parque (aunque tampoco es para echar cohetes).

Ir andando o en bici te permite estar bastante cerca de los pocos animales del parque.
Ir andando o en bici te permite estar bastante cerca de los pocos animales del parque.

La idea de alquilar una bicicleta yo la descartaría. Las bicicletas que alquilan en los campings son viejas y están muy mal cuidadas, por lo que considero que no compensa el esfuerzo que requieren comparado con la cómoda opción de ir en transporte público hasta la puerta del parque y luego recorrerlo andando. Yo en el camino de ida hacía Hell’s Gate pinché (debido principalmente a lo desgastados que estaban los neumáticos) y tuve que dejar la bici allí y hacer auto-stop para volver. ¡Un desastre!

Alquilar una bicicleta para visitar el parque no es muy recomendable.
Alquilar una bicicleta para visitar el parque no es muy recomendable.
Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Un comentario sobre “Hell’s Gate”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *