Tabarca

La isla de Tabarca se sitúa a 20 Km de Alicante y a 8 Km de Santa Pola. Es una de las típicas excursiones que suele realizar la gente que visita Alicante o Benidorm por unos días. Además es un buen punto para hacer submarinismo debido a que tiene un litoral protegido y está relativamente cerca de la costa Alicantina. La isla está habitada, de hecho es la única habitada en todo el País Valenciano.

El viernes pasado realizamos una excursión a la isla en la que además se incluía un paseo en kayak y un rato de submarinismo (sin bombonas). La excursión con todo esto, la comida y una copa antes de regresar costó aproximadamente 90 euros por persona (tranquilos, no me he vuelto loco, pagaba la empresa).

El billete de I/V desde Alicante cuesta 14 euros y lo normal es ir por la mañana y volver por la tarde (consultar horarios, el último suele ser a las 20:00 pero lo cambian si ven que hay poca gente). El barco se toma desde el puerto; caminando paralelo a la explanada pero al lado del puerto se encuentra la venta de tickets (la empresa se llama Kon Tiki). Por cierto, el día que fuimos nosotros el mar estaba un poco picado y fue realmente divertido, el barco se movía a un lado y a otro, parecía que iba a volcar.

Comer allí no es excesivamente caro, aunque hay pocas opciones. Se puede comer por 10 euros, aunque sin ningún tipo de lujos. El plato típico es el Caldero. Desconozco como son los pocos alojamientos que hay en la isla, pero supongo que deben tener un estándar alto de calidad. Hay bastantes tiendas de souvenirs en la zona.

En la isla hay poco que ver, tiene unas cuantas casas, algunas ruinas y unas cuantas playas. Teóricamente todas las playas son nudistas excepto la principal, pero en la práctica la cosa cambia. Lo “bueno” de las playas de Tabarca (aparte de que no están tan congestionadas como las de Alicante) es que siempre tienen al menos un lado en calma. Por otra parte, como ya se ha dicho, sus calas son buenas para practicar el buceo (incluso hay alguna que otra cueva submarina).

La opción más interesante para visitar la isla es alquilar un kayak en Santa Pola bien pronto por la mañana antes de que el sol sea muy fuerte y palear hasta la isla, disfrutar de sus playas, pasear por sus casas y regresar al atardecer. Desconozco cuanto puede costar, pero no debería pasar de los 40 euros. ¡No os olvidéis las gafas de buceo!

Compartir es el mejor agradecimiento