Empezando el regreso

El parque que rodea a la catedral de Oliwa es muy bonito, pero no tuvimos mucho tiempo de disfrutarlo.El camino de regreso tenía fecha y hora: hoy a las 14:34. Habíamos empezado en Wroclaw y habíamos estado recorriendo Polonia de forma circular hasta llegar al punto más al norte al que íbamos a estar en este país: Sopot. Ahora tocaba empezar a volver sobre nuestros pasos. Pero antes nos quedaban un par de visitas obligadas en Gdansk. Una de ellas era la catedral de Oliwa dónde cada día a las 11 y las 12 se hace sonar el órgano para los visitantes con una sorpresa muy especial: las figuras animadas, cual carrillón medieval, que se concentran alrededor de los potentes tubos de la catedral. La otra visita era al interior de la iglesia de Santa Maria que es la iglesia de ladrillo más grande del mundo y tiene un impresionante reloj zodiacal en su interior.

Sigue leyendo Empezando el regreso

Compartir es el mejor agradecimiento

Gdansk y Sopot

Esta es la casa torcida de Sopot, una pasada por fuera que me hubiera gustado ver por dentro.Gdansk es la ciudad de nombre impronunciable (al menos para nosotros, puesto que nunca nos entendían), tiene un casco histórico pequeño pero con una impresionante concentración de edificios y monumentos históricos. Además, los martes hay 4 museos que son gratuitos: el del ambar, el ayuntamiento, una casa burguesa y la Corte del Rey Arturo. En estos museos pasamos una mañana entera. Luego comimos en nuestro restaurante BBB de Gdansk (36 PLN) y nos fuimos a descansar al hostel. Por la tarde merendamos en el mismo hostel te y unas pastas que nos compramos en un puesto de la calle (2 PLN, ver foto) y compramos pan para la cena (5 PLN).

Sigue leyendo Gdansk y Sopot

Compartir es el mejor agradecimiento