Crónica Argentina XXVI: Final abrupto

Los barcos históricos de Puerto Madero son muy fotogénicos12/4 – La sorpresa

Hoy deberíamos irnos de Argentina. La compañía aérea Pluna nos avisó un par de días antes de que había cancelado nuestro vuelo y que tendríamos que tomar el siguiente vuelo (al día siguiente). Como nosotros siempre apuramos al máximo nuestras vacaciones, eso significaba que el lunes no íbamos a poder ir a trabajar. Y, a pesar de todo, a Pluna le daba igual. Ni nos dio una acomodación, ni nos dio una compensación, ni unas disculpas. Pero a esos “pájaros” los dejo para otro momento.

Sigue leyendo Crónica Argentina XXVI: Final abrupto

Compartir es el mejor agradecimiento