Mysore

Mysore es una ciudad realmente bonita y agradable. Vale la pena quedarse un par de días para perderse por sus mercados y visitar sus atracciones.
Mysore es una ciudad realmente bonita y agradable. Vale la pena quedarse un par de días para perderse por sus mercados y visitar sus atracciones.

Mysore es una ciudad que nos sorprendió gratamente en comparación con el resto de grandes ciudades indias que habíamos visitado hasta el momento. Mysore tiene semáforos, aceras y parece que sus autoridades han realizado un esfuerzo consciente para tratar de arreglar el caótico tráfico que aqueja a todo el país. Además, la temperatura de Mysore es cálida, pero agradable, ni tan fría como en las Hill Stations que te obliga a ponerte un poco de ropa de abrigo ni tan calurosa como Chennai o Madurai dónde no paras de sudar.

Sigue leyendo Mysore

Compartir es el mejor agradecimiento

Thanjavur

El Big Temple es uno de los templos más fotogénicos que encontramos en el sur de la India.
El Big Temple es uno de los templos más fotogénicos que encontramos en el sur de la India.

Buscando un poco de aire fresco nos metimos en un tren cama a las 8 de la mañana hacía Thanjavur. Las opciones eran Thanjavur o Pondichery, pero la idea de meternos 2 horas en un autobús sin aire acondicionado nos disuadió bastante. Así que aprovechando que estábamos alojados justo en frente de la estación de trenes, elegimos ir a Thanjavur con la esperanza de que la temperatura bajase un poco. Pero no fue así. Tras dormir las primeras 3 horas de trayecto, el calor empezó a ser tan insoportable que tuvimos que recurrir a la ventilación manual ya que los ventiladores del techo no alcanzaban. El tren, además, se retrasó cerca de 1 hora y llegamos a las 2 y pico de la tarde a Thanjavur con un calor desesperante encima del cuerpo.

Sigue leyendo Thanjavur

Compartir es el mejor agradecimiento