Presupuesto: Indonesia por libre un mes

Hace un par de días nos preguntaron cuanto nos gastamos en nuestro viaje de un mes a Indonesia. Teníamos este artículo pendiente explicando con pelos y señales los gastos totales del viaje y aquí está. Sigue leyendo Presupuesto: Indonesia por libre un mes

Compartir es el mejor agradecimiento

10 propuestas económicas o gratis en Ho Chi Minh

Vietnam no es un país caro, al contrario, podríamos decir que es un país muy económico para quién viaja por libre. Sin embargo, la ciudad que fuera capital de Vietnam del sur y que ahora se ha convertido en la mayor urbe del país, no es tan económica para el viajero independiente como lo es el resto de Vietnam. Aún así, todavía hay muchas actividades gratis que hacer en Ho Chi Minh y resulta una ciudad económica comparada con otras grandes urbes del mundo. Sigue leyendo 10 propuestas económicas o gratis en Ho Chi Minh

Compartir es el mejor agradecimiento

Cómo elegir un buen saco de dormir para viajar

Viajar sin saco de dormir solo se puede justificar en casos en los que o bien estés 100% seguro de que vas a poder encontrar siempre un alojamiento “decente” (y estás dispuesto a pagar por él) y en los casos en los que lleves una micro-mochila de menos de 20 litros. En todos los demás casos, que es lo más habitual, hay que llevar un saco de dormir. ¡Si incluso un viajero como Jorge Sánchez que viaja con 3 kilos de mochila lo lleva! Sigue leyendo Cómo elegir un buen saco de dormir para viajar

Compartir es el mejor agradecimiento

Ubud qué ver y qué hacer

Tras recuperar las ganas de viajar en las Gili, nuestro siguiente y último destino era Bali una vez descartado el periplo por Java. Pasamos casi todo el día transportándonos de las Gili a Ubud (Bali), pero es que los transportes en Indonesia son así: o pagas mucho o te mueves lento. Sigue leyendo Ubud qué ver y qué hacer

Compartir es el mejor agradecimiento

El final del viaje

Regreso de nuevo a Bangkok.
Regreso de nuevo a Bangkok.

El autobús nos dejó en Bangkok a las 6 de la mañana. Ya había amanecido y estábamos al lado de Khao San, así que fuimos a la calle dónde solíamos alojarnos y buscamos un lugar dónde dormir. Uno de los hostels anunciaba camas a 150 B y habitaciones dobles a 350 B, por lo que preguntamos allí. Para el día de hoy solo teníamos la posibilidad de dormir en el dormitorio, pero al día siguiente podríamos cambiarnos a la doble. Y volvimos a tener suerte, estábamos en racha: nos dejaban entrar ya en el dormitorio. Así que entramos y nos acostamos hasta eso de las 10 o las 11 de la mañana.

Sigue leyendo El final del viaje

Compartir es el mejor agradecimiento