Descubriendo Varsovia

Nada más llegar a Varsovia nos encontramos con esta impresionante visión.Nos habían hablado bastante mal de Varsovia. Mal en el sentido de que apenas íbamos a encontrar nada interesante que visitar y que era una mole de ciudad, descomunal y poco interesante. Sin embargo, nos encontramos con una ciudad animada y bonita, ejemplo para la UNESCO de la reconstrucción tras las destrucción y ejemplo también del realismo socialista. Simplemente hay que decir que tuvimos dos días completos en la ciudad y nos quedaron por ver muchas cosas (no fuimos a ningún museo, el mercado ruso lo habían anulado o trasladado por la Eurocopa, la ciudadela y el barrio de praga nos quedaron muy lejos…)

Sigue leyendo Descubriendo Varsovia

Compartir es el mejor agradecimiento

Callejeando por Cracovia

Bienvenidos a CracoviaAunque nos habíamos planteado hacer un día light descubriendo Cracovia, la verdad es que terminamos recorriendo toda la ciudad y llegando molidos al hostel.

El día empezó con un desayuno a base de tostadas (mantequilla o mermelada) y cereales en el hostel (había leche, pero no vimos ni café ni cola-cao o similares). Salimos un poco tarde, pero empezamos a patearnos la ciudad, empezando por el Rynek (el ayuntamiento y una de las mayores plazas de Europa) y continuando por el Castillo (Wawel), aunque sin entrar en ninguna de las partes de pago. A medio día ya estábamos bajando hacía el barrio judío y recorriendo sus calles sin demasiado atino (es complicado saber qué es lo que hay que ver). Casi a las 3 de las tarde cruzábamos a la otra parte del río Vístula y callejeábamos por la Cracovia austriaca (ya que según nos contaron en principio fue un ciudad espejo que crearon los austriacos durante el periodo de dominación del país).

Sigue leyendo Callejeando por Cracovia

Compartir es el mejor agradecimiento