Red de alojamiento seguro y económico en Cuba ($15)

Cuando empezamos a planificar y organizar el viaje a Cuba del pasado verano, nos dimos cuenta que uno de los factores que más iba a encarecer el viaje sería el alojamiento, como finalmente así se demostró. Los hoteles se nos salían de presupuesto, con precios que empezaban en los 40 y 50 dólares la noche, mientras que las casas particulares legales raramente bajaban de los 25 dólares en verano debido a la temporada alta. Encontramos algunas casas particulares por $20 pero había que buscar mucho y nunca sabías dónde te metías. Sigue leyendo Red de alojamiento seguro y económico en Cuba ($15)

Compartir es el mejor agradecimiento

¿Cuanto dinero llevar a Cuba?

Un interrogante que teníamos cuando preparamos nuestro viaje a Cuba fue cuanto dinero había que llevar. Veíamos cifras muy disparatadas en función de qué blog leyéramos. Algunos hablaban de gastos diarios de 20 dólares y otros de 100, por lo que no teníamos claro cuales serían nuestras necesidades presupuestarias. Basadas en estas informaciones hicimos una estimación de entre 800 y 2000 euros y finalmente llevamos a Cuba un total de 2200 euros de los que volvió más de la mitad. Sigue leyendo ¿Cuanto dinero llevar a Cuba?

Compartir es el mejor agradecimiento

Trusted House Sitters sortea un año gratis de membresia

Lo primero, ¿sabes que es Trusted House Sitters? Se trata de una red de alojamientos gratuitos mientras los dueños están fuera. Normalmente solo piden a cambio que cuides la casa durante un periodo de tiempo, aunque la mayoría de las veces también tienes que cuidar de la mascota de la casa o regar las plantas o cuidar el jardín. A veces, incluso te dejan usar el coche o la moto familiar.

Sigue leyendo Trusted House Sitters sortea un año gratis de membresia

Compartir es el mejor agradecimiento

Kuta: el destino odiado por los viajeros españoles

Tras nuestra agradable estancia de 3 noches en Ubud, con nuestra scooter, pensábamos recorrer el centro y el sur de la isla de Bali, pero las cosas se volvieron a torcer en un giro inesperado de los acontecimientos. Sigue leyendo Kuta: el destino odiado por los viajeros españoles

Compartir es el mejor agradecimiento

Bocas del Toro (Panamá)

Para llegar hasta Bocas del Toro desde Panamá City, teníamos dos opciones: o comprar un caro vuelo y pagar una noche de hotel extra o correr hasta la estación de autobuses de Albrook nada más llegar al país y tomar el bus nocturno que nos llevaría hasta Almirante dónde se toman las lanchas o el ferry para Bocas del Toro. Por supuesto, elegimos la segunda opción.

Sigue leyendo Bocas del Toro (Panamá)

Compartir es el mejor agradecimiento

Hostal La Y griega: el mejor alojamiento barato en Bocas del Toro (Panamá)

Cuando empezamos a planificar el viaje a Panamá, nos encontramos con el problema de la dificultad de encontrar alojamiento barato en Bocas del Toro que sería nuestro primer destino. Normalmente cuando viajamos solemos echar un vistazo para saber cual es el nivel de precios en cada zona y así poder negociar mejor si se da el caso. Así es como encontramos el hostal La Y Griega, viendo que era el lugar más económico que encontraban las diferentes páginas de búsqueda de alojamiento.

Sigue leyendo Hostal La Y griega: el mejor alojamiento barato en Bocas del Toro (Panamá)

Compartir es el mejor agradecimiento

Cómo ir al archipiélago de San Blas por libre : 5 días por $100

Para llegar al archipiélago de San Blas por tierra hay cuatro formas de hacerlo. Dos de estas maneras de visitar San Blas son muy costosas: la primera es el tour organizado, que te recoge en tu hotel de Panamá y que no costará menos de 200 dólares (durmiendo una noche y con las entradas aparte) y la otra forma costosa de visitar las islas es viajar en velero desde Colón o desde Colombia, que a la vez es una de las maneras más glamurosas de visitar el archipiélago de San Blas desde Panamá o de cruzar el tapón del Darien. El problema es que un viaje en velero de dos o tres noches de duración, no bajará de los 500 dólares por persona.

Este fue nuestro hogar durante 5 días en nuestra visita por libre a la isla Perro Chico en el archipiélago de San Blas. Los panameños lo llaman acampar en survivor.
Este fue nuestro hogar durante 5 días en nuestra visita por libre a la isla Perro Chico en el archipiélago de San Blas. Los panameños lo llaman acampar en survivor.

Las otras dos maneras de viajar hasta San Blas son mucho más económicas y son las que explicaré en este artículo, ya que encajan a la perfección con la filosofía de Apeadero: se puede viajar completamente por libre o contratar el transporte hasta el puerto de Cartí.

Transporte hasta el archipiélago de San Blas por tierra

Nuestra forma de viajar al archipiélago de San Blas fue hacerlo completamente por libre. Sin embargo, es posible encontrar un término medio entre viajar por libre y a la aventura y tener la comodidad de hacerlo a través de un tour organizado. Esta forma intermedia consiste simplemente en contratar un transporte desde Panamá hasta el puerto de Cartí dónde se cogen las embarcaciones para las islas. El precio de dicho transporte varia entre unas agencias y otras, pero la más económica de las que encontramos cuando investigamos fue Lam Tours que hace el trayecto en todoterrenos de Panamá hasta San Blas por 60 dólares por persona. Se trata de taxis compartidos que hacen el recorrido dos veces al día a unas horas determinadas (sí, irás con más gente en el vehículo). Una vez en el puerto se deben seguir las mismas instrucciones que haciendo el viaje completamente por libre.

Sinceramente, no creo que valga la pena gastarse 60 dólares en ir y volver en taxi. Lee la explicación de cómo llegar a San Blas por libre y si no te convences, llama a una agencia y negocia un precio para el transporte.

El archipiélago de San Blas por libre

¿Te acuerdas que decíamos que solo el transporte desde Ciudad de Panamá a San Blas costaba 120 dólares por persona? Pues nosotros lo hicimos por 3 dólares. ¿Cómo? Aprovechando que hay muchos vehículos 4×4 que van casi vacíos. Instrucciones:

  1. Ve muy pronto a la estación Albrook (acude allí a las 6 o 6:30).
  2. Desde allí tomarás un bus hacía “Cañita”. Busca el punto de venta de tikets dónde pone “Cañita” arriba o pregunta.
  3. Este minibus tardará unas 3 horas en llevarte y hará una parada justo antes de llegar. Es muy importante que le digas al conductor que quieres bajarte en el cruce hacía San Blas. Recuérdaselo justo después de la parada del almuerzo, pues estás a 15 minutos del sitio. Este bus cuesta solo $3 y es lo único que pagarás para llegar al archipiélago de San Blas por libre. Si tienes GPS las coordenadas son:  9.224105, -78.965837
  4. Pararás en un cruce en medio de la nada. A mano izquierda aparecerá el camino hacía San Blas. Plántate en ese cruce y saca el dedo, el ritmo de coches que pasan es bueno (uno cada 5 minutos o más). Nuestra experiencia haciendo auto-stop es buena, tardamos menos de media hora en que nos pararan, fue el sexto o séptimo coche que pasó, unos italianos que trabajaban en Panamá e iban solo para una noche con un coche alquilado. Otros amigos que probaron la misma técnica, como los chicos de Cuento Latino, también tuvieron experiencias similares. Los fines de semana San Blas se llena de panameños que van a pasar el día o se quedan una noche, así que es el mejor día para conseguir un coche rápidamente. En el peor de los casos (si vas por la tarde y se te va a hacer de noche), puedes volver a coger el minibús y continuar hasta Cañita dónde hay alojamientos.
  5. Antes de llegar al puerto de Cartí te pararán en dos controles y te pedirán que muestres el pasaporte y que pagues una entrada para acceder al área de San Blas ($20).
  6. Una vez llegues a la costa debes tener en cuenta que existen diferentes puertos. Pídele a la persona que te ha recogido que te deje en el puerto Cartí, no tendrá problema pues es el primero que te encuentras (como mucho, si va a quedarse en la costa, te dejará en la bifurcación y de ahí tienes el puerto a 5 minutos andando, pero lo normal es que también se dirija al puerto).
  7. Para regresar, seguro que conocerás a alguien en la isla que volverá el mismo día que tu y que te querrá llevar a Panamá. Si no, cuando regreses al puerto de Cartí desde tu isla, pregunta por Elvira: seguro que ella te encontrará un transporte gratuito hasta el cruce y desde allí podrás coger de nuevo el minibus para regresar a Ciudad de Panamá.
  8. En el puerto tendrás que ir hasta una caseta dónde pagarás una tasa portuaria ($2) y luego tendrás que elegir que isla es la que más te conviene. Dependiendo de la distancia a la que esté la isla tendrá un precio u otro. Tienes islas que están a solo $15 y otras que te costarán $40. Para nosotros la mejor opción es alojarse en la Isla Perro Chico que cuesta $30 (ida y vuelta) y te permite hacer camping por libre con tu propia tienda por $8 por persona la noche.

Comida y alojamiento en San Blas

Para comer y alojarse en San Blas tienes diferentes opciones. Cada isla la lleva una familia Kuna Yala y establece sus propias reglas. Algunas islas permiten alojarse en cabañas, otras tienen la opción “acampada libre”, otras tienen sus propias tiendas de campaña pre-montadas y hay alguna que hasta tiene un resort. La mayoría de islas tienen un pequeño chiringuito que hace las veces de bar y restaurante. Allí puedes comprar bebidas y comidas (normalmente pescado) a un precio bastante más alto que en la costa (el doble). Muchas de las islas ofrecen un servicio de pensión completa en el que pagas por el alojamiento, desayuno, comida y cena. Este servicio suele costar alrededor de $40, pero el precio depende en gran medida de la isla elegida y el tipo de alojamiento. En Perro Chico ese era el precio por persona por dormir en una cabaña y comer 3 veces al día.

La cabaña más grande de la isla suele ser el restaurante.
La cabaña más grande de la isla suele ser el restaurante.

¿Cómo abaratar el precio de tu viaje por libre a Kuna Yala? Puedes traerte la comida y la bebida por tu cuenta, además de llevar tu propia tienda de campaña. Los precios por noche son los siguientes (basado en Perro Chico y por persona):

  • Pensión completa en cabaña: ~$40
  • Noche en tu propia tienda de campaña: $8
  • Noche en las tiendas pre-montadas: $10
  • Comida en el restaurante: $10
  • Comida supermercado para 5 días: $15

El día anterior fuimos al supermercado y compramos comida enlatada (atún, frijoles, etc), sobres de fideos chinos (esos que se echa agua hirviendo en un vaso y ya están listos), pan de molde, galletas, briks de leche, tang para darle sabor al agua y, lo más importante, muchos litros de agua (mínimo 1 litro al día por persona). Llegamos a San Blas con todo eso metido en las mochilas, salvo las 4 botellas de 1 galón de agua que las llevábamos una en cada mano. A nadie le parecerá extraño, es lo que hacen la mayoría de los panameños. En las islas podrás comer coco (y beber su jugo) gratis y hacer hogueras para calentar la comida. Nosotros compramos una lata de frijoles y después de comérnosla usamos la propia lata para hervir el agua con la que cocinábamos los fideos chinos. Un lujazo hubiera sido traer un hilo de pesca con un anzuelo. Algunos panameños era lo que hacían para comer barato en la isla y no creo que fuera muy difícil sobrevivir así viendo a los locales pescar con esa técnica (primero cogían un pez pequeño de los muchos que hay en la orilla y luego lo usaban de cebo para pescar uno grande).

Con solo 15 dólares pudimos sobrevivir los 5 días enteros que pasamos en la isla, de hecho nos sobró comida ya que los Kuna Yala fueron muy amables con nosotros y nos invitaron en dos ocasiones a comer pescado con ellos.

Si quieres ir para más tiempo, quizás no sea posible cargar con toda la cantidad de comida y sobre todo la gran cantidad de agua dulce que necesitarás. Lo que tienes que hacer en ese caso es pedirle a los visitantes que se marchen que te vendan el agua que les ha sobrado. Normalmente no te la querrán vender: te la regalarán (“un peso menos que cargar hacía Panamá“). Lo mismo sucede con la comida o el hielo, puedes pedir que te lo vendan y así podrás estar más días en el paraíso sin gastar mucho dinero.

Las islas de San Blas son tan solo pequeños bancos de arena con unas decenas de palmeras y rodeadas de mar. Un lugar impresionante e imperdible.
Las islas de San Blas son tan solo pequeños bancos de arena con unas decenas de palmeras y rodeadas de mar. Un lugar impresionante e imperdible.

¿Cuanto cuesta viajar a San Blas por libre?

¿Sacamos cuentas? Esto es lo que nos costó a cada uno de nosotros pasarnos 4 noches y 5 días completos (de sol a sol) en San Blas por libre:

Transporte de Panamá a Puerto Cartí: $3
Entrada a la zona Kuna Yala de San Blas: $20
Tasa del puerto: $2
Barco ida y vuelta a la isla: $30
4 noches en tienda de campaña: 4x$8 = $32
Comida y agua para 5 días: $15

Total: 102 dólares 5 días en San Blas, $20 al día.

Si va más días te saldrá a menos dólares por día y si te quedas solo una noche te resultará más caro por día. Puedes elegir una isla más cercana para bajar costes, pero no te lo recomiendo (en otro artículo explicaré porqué Perro Chico es la mejor isla). También puedes hacer excursiones de 3 o 4 horas entre las islas por unos 8 dólares (5 por el transporte y otros 3 que te cobran en cada isla por visitar su playa).

Como nota final, recordar que ésta parte del archipiélago Kuna Yala recibe muchos visitantes de la ciudad de Panamá los fines de semana, por lo que la imagen idílica de las playas podría verse empañada en caso de que vayas un sábado o domingo. Avisados estáis 😉

Actualización de Precios (Agosto 2019)

Los compañeros de Viaje Interminable nos han enviado una actualización de los precios:

-Bus «Cañitas»: U$S 2
-Tarifa de la terminal: U$S 0,1
-Transporte privado desde «El Llano» hasta Puerto Cartí: U$S 40
-Impuesto por ingresar a San Blas: U$S 20
-Impuesto Portuario: U$S 2

-Costos para isla PERRO CHICO
-Lancha ida y vuelta: U$S 35
-Costo para acampar por día (si vos llevás la carpa): U$S 10
-Cabaña por día: U$S 40 (3 comidas incluidas)
-Equipo de snorkel: U$S 5 + 15 en garantía que se devuelven cuando la persona devuelve el equipo.
-Alquiler de hamaca por día: U$S 6
-Lata de 330 ml de Coca Cola: U$S 2
-Botella de 500 ml de agua: U$S 2


Compartir es el mejor agradecimiento

¿Dónde debería alojar mi blog de viajes?

¿Tienes un blog de viajes y estás descontento con el sitio dónde lo tienes alojado? ¿Quieres abrir un nuevo blog de viajes y no sabes dónde alojarlo? En este artículo trataré de despejarte las dudas. Empezaré por explicar qué es eso del alojamiento: tu blog, es decir, los textos de los artículos, las imágenes, vídeos y otro material que lo forman, deben guardarse en un medio físico (un disco duro, para entendernos). Dicho medio físico debe ser accesible a través de Internet a todas horas y para ello necesitas usar un servicio de alojamiento. Eso es el alojamiento, es la plataforma que mantiene tu blog en línea, accesible 24 horas al día.

Existen dos grandes tipos de alojamientos:

  • Las plataformas específicas para blogs: como son Blogger, WordPress.com (no confundir con wordpress.org que es una plataforma libre para instalar en un servidor), Bloggia, etc.
  • Los servidores generalistas: que son servidores de Internet dónde se puede instalar cualquier programa (desde un gestor de blogs como WordPress, hasta una plataforma de comercio electrónico como PrestaShop o una aplicación específica para tu empresa como Facebook, BlaBlaCar o SkyScanner).

Plataformas específicas para blogs

Cuando se empieza, lo habitual es irse a las primeras opciones, las plataformas específicas para blogs, ya que ofrecen mayor facilidad para gestionar el blog: solo te debes preocupar de escribir buenos artículos. Esa es la gran ventaja que ofrecen y por lo que mucha gente empieza sus blogs en este tipo de plataformas. Las desventajas de las plataformas para blogs son:

  1. Pierdes la libertad de instalar o desinstalar plugins, editar el código fuente del tema y modificar algunas otros aspectos que podrían resultar de tu interés en algún momento de la vida útil del blog.
  2. Se perjudica tu posicionamiento entre otros motivos por esa falta de libertad que no te permite “hackear” hasta los más mínimos detalles de tu blog.
  3. Corres el riesgo de que un día la plataforma en la que estés decida cerrar y tengas que buscar rápidamente otro alojamiento.
  4. Es complicado cambiar de empresa proveedora si no estás contento con el servicio (porque va lento, no solucionan algún problema que te molesta, etc). Cuando no estás contento con tu plataforma y decides cambiar, el impacto que va a suponer sobre tu blog y tu persona es muy alto comparado con el cambio en un servidor generalista.

Otro aspecto que no se debe perder de vista, es que algunas de estas plataformas se anuncian como gratuitas, pero en realidad lo que hacen es financiarse a través de la venta de publicidad en tu sitio web o tienen limitaciones a tu crecimiento, de manera que cuando el blog de viajes llegue a un determinado volumen tendría que pagar por seguir allí alojado.

¿Cuando sería recomendable empezar en una plataforma de este tipo? Apeadero, que ya tiene casi 10 años, empezó sus andadas en una de estas plataformas. Personalmente creo que fue un error que me costó varios años de posicionamiento hasta que cambié a un servidor generalista con WordPress. Sin embargo, creo que estas plataformas son ideales siempre que se den TODAS estas condiciones:

  • que el blog esté empezando (blog nuevo o con pocos años, jamás cambies de un servidor tuyo a uno de estos);
  • que no se aspire a monetizar el blog (es posible que un blog de plataforma dé dinero, pero es más fácil conseguirlo con tu propio servidor);
  • que no se tengan conocimientos técnicos suficientes (nulos).

Si no se da alguna de las anteriores condiciones, mi opción sería siempre utilizar un servidor generalista. Lo que sí que recomendaría encarecidamente para evitar males futuros es que se utilice un dominio propio (jamás un blogspot.com.es !!). Los dominios cuestan menos de 10 euros al año y en caso de que tu blog algún día crezca y quieras cambiar a un servidor generalista o a otra plataforma de blogs, podrás hacerlo sin perjudicar a tus lectores ni tu SEO.

Servidores generalistas

Los servicios que nos ofrecen los servidores generalistas son de muchos tipos, pero los más habituales y recomendables son los siguientes.

Imagen Creative Commons de Wikimedia
Imagen Creative Commons de Wikimedia

Servidor compartido

En un mismo servidor se instalan muchos clientes que comparten recursos. Existen dos variedades, los compartidos puros y los VPS (Servidor Privado Virtual). Los compartidos puros están en franco retroceso debido a sus limitaciones (es muy complicado separar unos usuarios de otros y es bastante habitual que un usuario se “coma” los recursos de otro o le infecte con algún virus o troyano, como me pasó en un par de ocasiones estando en DreamHost).

Solo recomendaría esta opción cuando se den estas condiciones:

  1. Presupuesto bajo
  2. Blogs con menos de 30.000 visitas únicas al mes
  3. Pocos conocimientos técnicos

Existen algunas empresas que ofrecen servicios llamados “one-click-install” que te permiten instalar en unos pocos clics una plataforma para blogs como WordPress sin apenas conocimientos técnicos.

Servidor dedicado

Alquilar un servidores dedicados es algo similar a alquilar un ordenador. Tendrás que instalar un sistema operativo (normalmente un Linux), los programas que quieras que funcionen (entre ellos un CMS como WordPress para tu blog) y configurarlo todo para los usuarios puedan acceder al blog.

Existen dos variedades de servidores dedicados:

  • Supervisados (managed): dónde un experto de la misma empresa gestionará el servidor por ti (en cuanto a temas de seguridad, gestión del sistema operativo, etc).
  • No supervisados (unmanaged): dónde tu te debes encargar de todo.

La diferencia entre uno y otro es el precio, que puede llegar a ser entre 5 y 10 veces superior en el primer caso.

Recomendaría este tipo de servidores cuando se den las siguientes condiciones:

  1. Presupuesto medio-bajo (no supervisados) o medio-alto (supervisados)
  2. Blogs con más de 30.000 visitas únicas al mes o con aspiración de conseguirlas
  3. Conocimientos medios (supervisado) o altos (no supervisado) de gestión de servidores

Otra opción para abaratar costes sería unir varios blogs en un único servidor (de la misma persona/empresa o de diferentes). Esto convertiría el servidor dedicado en un compartido, pero a diferencia de los servidores compartidos que se ofertan en la web, en este caso (a) se controlaría perfectamente el tipo de contenido y (b) el número de servicios instalados sería bajo (algunos compartidos comerciales instalan cientos de usuarios en un único servidor).

Servidor Cloud

Es la opción más novedosa: una mezcla entre el servidor dedicado supervisado y el VPS. Se trata de un tipo de servidor en el que se pueden asignar los recursos a conveniencia, según la demanda. Es decir, que si hay un pico de tráfico, se añaden más recursos (más procesadores, más memoria) y se supera el pico, regresando luego al estado normal. El problema de este tipo de servidor es el precio, ya que se paga según los recursos que se consuman y las facturas, además de impredecibles, suelen ser altas.

El servidor cloud más famoso y uno de los que mejores resultados ofrece es el AWS de amazon. Solo recomendaría este sistema si tu blog de viaje lo peta:

  1. Presupuesto alto
  2. Blogs con más de 100.000 visitas únicas al mes
  3. Conocimientos medios (algunos hacks solo podrá hacerlos un experto, pero en general no es tan complicado como un servidor dedicado no supervisado)

Por cierto, encontraréis a veces servidores que se llaman “cloud” a bajo precio, como los que oferta OVH. En realidad sí son “cloud”, pero no son como AWS, tanto en dinamismo (capacidad de asignar recursos) ni en rendimiento general del sistema. Serían la versión “cloud” más cercana a los VPS y descartable totalmente bajo mi punto de vista.

¿Dónde debería alojarme?

Bien, una vez ya están claros los términos, la pregunta es ¿dónde debería alojar mi blog de viajes? Si no te ha quedado claro en los anteriores puntos y quieres un resumen, mi recomendación personal tras más de 15 años en el sector, es la siguiente:

  • Blogs sin monetización que empiezan ➞ WordPress.com (+ dominio propio)
  • Blogs con pocas visitas ➞ VPS en OVH
  • Blogs que genere bastante dinero ➞ AWS
  • Blogs con muchas visitas y conocimientos de IT ➞ Kimsufi (dedicado no supervisado)

Apeadero está en Kimsufi, en un KS-3 (15 €), y el cambio respecto a su anterior alojamiento fue simplemente brutal. Tengo también blogs en KS-1 (5 €) y no hay ni punto de comparación con un VPS en rendimiento. El precio es el más bajo del mercado sin ninguna duda, a veces por debajo de algunos servidores compartidos, lo cual es ridículo.

En estos años he probado hasta 6 compañías de hosting que recuerde (sí, me muevo mucho) y ahora estoy con Kimsufi (que es una filial de OVH) por los precios y la calidad del servicio. Anteriormente estuve en algunas compañías tan potentes como 1&1 y salí de allí asqueado. Estuve en 1&1 (no solo con mi blog de viajes, sino con más de 30 dominios y aplicaciones profesionales) hasta hace 4 o 5 años y me fui por el desprecio total a los clientes. Si ni se dignaban en responder adecuadamente a un gran cliente, imaginad lo que haría con uno pequeño. Su alojamiento no era malo, pero fallaba de vez en cuando la conectividad y no respondía (OVH también falla a veces, pero al menos tienes una respuesta).

Por supuesto, estar en Kimsufi significa que te lo vas a administrar tu todo. Si no tienes unos conocimientos medio-altos te va a resultar imposible hacerlo funcionar siquiera, así que esta es una excelente opción para profesionales o aficionados avanzados a la informática. Si no lo eres, pero aún así quieres tener un servidor dedicado a un precio realmente bajo, entonces necesitas a un experto que te gestione el servidor. Quizás conozcas a alguien que lo haga (algún primo o amigo que estudió informática en su día), pero en caso contrario ponte en contacto conmigo y hablamos.

Compartir es el mejor agradecimiento

Los alojamientos en Kenia

En los hoteles en Uganda se suelen encontrar biblias en los cajones, como en las pelis americanas.
En los hoteles en Uganda se suelen encontrar biblias en los cajones, como en las pelis americanas.

Los alojamientos en Kenia y Uganda, de la misma manera que sucede con los campings, se dividen entre los cutres-baratos y los caros-lujosos. No digo que no existan sitios cutres y caros, pero creo que la diferencia de precio entre los baratos y los caros no justifica alojarse en un sitio de nivel intermedio. Mi recomendación es siempre que vayas al sitio más barato dentro de unos límites y eso suelen ser pensiones o pequeños hoteles.

Sigue leyendo Los alojamientos en Kenia

Compartir es el mejor agradecimiento

Los campings en Kenia y Uganda

Las duchas de un camping de nivel intermedio. El agua caliente se obtiene con una fogata bajo el depósito metálico.
Las duchas de un camping de nivel intermedio. El agua caliente se obtiene con una fogata bajo el depósito metálico.

Como en todas partes, hay campings de mayor o menor categoría. Los de las categorías más bajas suelen ser más baratos y suelen ser a los que te llevan las empresas baratas de organización de safaris. A este respecto he de decir que si vais a comprar un safari a una agencia local (y me imagino que lo mismo si la compráis a través de una web) os mostrarán fotos que raramente se parecerán a lo que en realidad es el camping (quizás sea el mismo camping 10 años atrás).

Sigue leyendo Los campings en Kenia y Uganda

Compartir es el mejor agradecimiento

Costa Swahili: conclusiones

Mientras sacábamos dinero en un cajero, Nuria posaba para la fotoSin lugar a dudas, mi conclusión del paso por la costa swahili fue que mejor hubiera sido no venir. Kenia es un país demasiado interesante en cuanto a safaris y culturas como para perder el tiempo visitando sitios de playa y pueblecitos costeros. Definitivamente no me gustó. Quizá si hubiera tenido mucho más tiempo para el viaje, tendría otra opinión, pero como no era así, mi recomendación es no perder el tiempo en la costa y dedicarlo a visitar parques nacionales.

Sigue leyendo Costa Swahili: conclusiones

Compartir es el mejor agradecimiento

Como organizar un safari en Kenia por libre (II)

Que no te engañen: ver animales es tan fácil por tu cuenta como si va contigo un "conductor-guía"En el anterior artículo de esta mini-serie hablé de los conceptos básicos y de como organizar el safari con una agencia local. En este artículo quiero ir un paso más allá en la cadena de intermediarios y mostraros que es fácil, barato y recomendable organizar un safari por libre en Kenia. También podría haber titulado a este artículo “los 200 euros mejor gastados de mi vida”, ya que fue el precio por persona de 5 días en Masai Mara todo incluido.

Para empezar me gustaría que entendierais algo que cuesta ver al principio: a igualdad de precio es siempre mejor un safari a tu aire. No me estoy refiriendo a la oportunidad de organizártelo a tu gusto, poder marcar tu el ritmo, no tener que compartir viaje con desconocidos, etc. Me refiero a algo mucho más elemental: el aprovechamiento del tiempo. Como ya expliqué en el anterior artículo, en un tour organizado se suelen hacer 2 o 3 game-drives al día (el tercero opcional, pagando un extra), es decir que por el precio estipulado consigues unas 6 horas de visita al parque. Sin embargo, el parque está abierto 12 horas (de 6:30 a 18:30) y tu tienes ganas de ver animales… y tu oportunidad de verlos es ahora o nunca, ya que en unos días regresarás a Europa y lo más cerca que estarás de un león será en el circo… Así que, ¿porqué desaprovechar esas 6 horas extra que estás pagando igualmente?

Una de tantas estampas típicas de Masai MaraPor si todo esto fuera poco, sucede que como el conductor es un trabajador de una subcontrata de la agencia que has contratado, los gastos del vehículo tiene que minimizarlos. Por eso circula a muy poca velocidad (menor gasto de gasolina) y no se “arriesga” a meterse por determinados lugares (evita pinchazos y desgastar la mecánica del vehículo). Esto significa que si vas con una excursión organizada, al final del día habrás recorrido en total 50 o 60 kilómetros y gran parte de ellos serán por carreteras principales atestadas de furgonetillas como la vuestra. Nosotros no bajamos de los 100 kilómetros cada día de safari.

En cuanto al precio de un safari por libre y uno de agencia local, dependiendo de cuantos vayáis a compartir coche, os saldrá al mismo precio o más barato. Si vais solo una pareja el precio del safari será más o menos el mismo, pero si sois dos parejas, además de conseguir la libertad de viajar a vuestro aire, obtendréis un mejor precio.

Busca el segundo león...Transporte

Como supongo que no llevas tu propio coche, tendrás que alquilar uno. Para Masai Mara basta con un 4×4 pequeño, el más barato que tengan. Según algunas guías, hay parques que en determinadas épocas del año se necesita un “buen todoterreno”, así que consultadlo si pretendéis ir a otros parques. Como ya expliqué, también hay zonas para las cuales no os alquilarán ningún vehículo.

La agencia más barata que encontramos en Nairobi fue la de Budget Kenia. Son un desastre, mal organizados, irresponsables y poco colaborativos, pero son los más baratos. Por unos 200 euros puedes conseguir un 4×4 pequeño (Montero corto) para una semana (mucho más barato que en Europa) y por poco más de 300 un coche más grande que te permitirá viajar más cómodamente. Si quieres una agencia que parecía más seria, a solo 20 metros de Budget, en los bajos de un hotel hay otra pequeña compañía de alquiler que tampoco tiene malos precios. Su único problema es que tiene pocos coches.

Las cebras están por todas partes, han colapsado mi album de fotos.Para conducir por Kenia no hace falta ser Carlos Sainz. Las carreteras están bastante bien indicadas y con un mapa desplegable puedes guiarte perfectamente. Evidentemente si llevas un GPS o un mapa bueno mucho mejor. El tráfico dentro de las ciudades es un poco caótico, pero no tanto como en Marruecos, por ejemplo. Nosotros llevábamos un mapa de un libro guía que trajimos de Alicante, pero si no lo tienes puedes acercarte a una librería y comprar uno (en la agencia de alquiler te indicarán).

Por lo demás, la experiencia de conducir por Masai Mara es simplemente alucinante. Poder pasear a tu aire entre miles de ñus y cebras que se apartan a tu paso, acercarte a pocos metros de leones y elefantes o perderte por caminos poco transitados y llegar a lugares dónde otros no te llevan.

Una "tranquila" familia de guepardosNOTA: Cuando os comentaba los problemas de contratar un safari con agencia os decía que estos te llevan siempre por los caminos principales. En esos caminos encontraréis muchos animales y el conductor se desviará por caminos más estrechos o fuera de pista para ver de cerca a un animal en concreto. Sin embargo, os ocultará grandes zonas del parque a las que no quieren ir para no “gastar” unos euros extras. Por ejemplo (y este ejemplo es muy significativo) nosotros estuvimos con una excursión organizada en pleno agosto, con el “doble cruce” en marcha y ni nos enteramos. Un par de semanas más tarde volvimos y por casualidad nos encontramos el espectáculo. El doble cruce es el momento en el que los animales se dedican a cruzar el río Mara en las dos direcciones. Puedes encontrar una fila de animales cruzando de un sector a otro y a otra fila cruzando al revés. Todo ello mientras el cocodrilo espera impaciente su comida. Uno de los mejores espectáculos que he podido presenciar en mi vida y por el que le hubiera pagado al conductor el triple del precio de la gasolina que costaba llevarnos a verlo. Junto a nosotros sólo había grandes 4×4 con “millonarios” alojados en los lodges de más de 150 euros la noche. Solo por eso vale la pena alquilar tu propio vehículo.

Estos "guardas" tienen un buen negocio montado. Ni se os ocurra pagar por lo que podéis ver por vuestra cuenta unos cientos de metros río abajo.Por último comentar que en cuanto al tema de la gasolina, tienes que tener claro dónde están las gasolineras para poder llenar el vehículo de vez en cuando. Para Masai Mara, por ejemplo, podréis poner gasolina en Narok, unos kilómetros antes de llegar al parque, y rellenaréis en uno de los lodges del parque (eso sí, a un precio ligeramente superior).

Alojamiento y comida

Uno los puntos a tener en cuenta a la hora de planificar es el del alojamiento y la manutención debido a que los tendréis que comprar ambos en el hipermercado. Me explico. Alojarte en un lodge tanto dentro como fuera del parque tiene un precio prohibitivo, por lo que el mejor recurso para viajeros con bajo presupuesto es acudir a los campings y acampar por libre (también se pueden alquilar tiendas pre-montadas, pero salen muy caras o son muy cutres). Para acampar necesitas lo mismo en España que en Kenia: una tienda de campaña, un aislante, un saco de dormir y provisiones para comer. Pues eso mismo es lo que conseguirás en el hipermercado 24 horas de Nairobi si no lo traes de casa.

Las furgonetas con techo levantable son la mejor manera de ver la fauna, pero los 4x4 altos tampoco están mal.Nosotros compramos allí un iglú para 2 personas (1500 KES) y unas colchonetas que nos hicieron de aislantes (400 KES, imposibles de traer desde casa debido al volumen que ocupaban). El saco de dormir lo teníamos ya. Luego, el precio gastado en la tienda lo podéis recuperar como lo hicimos nosotros: en el mismo camping negociad darles la tienda y los aislantes al final de vuestra estancia a cambio de algunas noches de alojamiento. Nosotros solo pagamos 2 noches de las 4 que estuvimos en el camping Aruba (junto a la puerta Talek), ahorrándonos 2000 KES (se paga 500 KES por persona/noche). Es decir, que llevar nuestra tienda recién comprada hasta nos salió rentable ahorrando 100 KES de la factura final. También se puede alquilar la tienda en el camping, pero entonces pagarás 500 KES al día mínimo y será una tienda usada y vieja (si es que les quedan).

La comida que compramos se basaba en productos enlatados, algo de fruta, pan embolsado para que se conservara, napolitanas y otros productos “perecederos” para los primeros días y algo de pasta y salsas para cocinarnos la cena por las noches (conseguimos que por 1 euro nos cocinaran en un bar nuestra propia comida, por lo que no necesitamos “cacharros” para cocinar ni platos). La bebida que compramos fueron grandes botellas de 5 litros de agua y unas cuantas botellas de 2 litros de coca-cola y fanta. En total nos gastamos en comida y bebida para 5 días 45 euros por pareja (a lo que hay que sumar algunos euros más para tomar algo en el bar).

La mejor hora del día para ver animales es el aterdecer y el amanecerLas rebajas

Lo que definitivamente marca el precio de un safari es el precio de las entradas. Los 60 USD que te cobran por cada día que pasas allí son realmente un rompe-presupuestos. Sin embargo nosotros tuvimos suerte de nuevo…

Llevábamos los carnets de estudiantes internacionales y conseguimos que colaran. Las entradas de estudiante cuestan la mitad (30 USD), pero se necesita, además de acreditar la condición de estudiante, un papel firmado por un ministerio autorizando tal descuento. Nosotros no se muy bien como conseguimos que no nos pidieran tal documento y compramos 4 entradas por 240 euros (la pareja).

Un buitre consiguiendo algo de comidaCon el coche también conseguimos una rebaja. El coche que nos dieron tenía algunos problemas con la batería que hacían que de vez en cuando se desconectara un borne y no arrancara. También se sobrecalentaba a veces y eso provocaba una ralentización de la marcha dejándonos a 20 km/h de velocidad punta (¡como para tener que haber huido de un elefante enfadado!). Por eso y porque no vinieron a cambiarnos el coche debido a una empleada incompetente, conseguimos una buena rebaja en el precio final, no sin antes haber tenido que pelearlo bastante.

Las cuentas claras

Recapitulemos y hagamos las cuentas de lo que cuesta un safari de 5 días en Masai Mara “todo incluido” y con libertad absoluta para una pareja que viaja junto a otra pareja (4 personas en total pero el precio es por la pareja):

  • Alquiler del coche: unos 100 euros por pareja.
  • Gasolina: 5000 KES
  • Reparación de un pinchazo: 150 KES
  • Comida: 45 euros
  • Compra tienda y aislantes+precio camping: 1900 KES + 2000 KES (nos perdonaron 2 días de alojamiento)
  • Entradas al parque: 240 USD (entradas por pareja) + 300 KES (por pareja por el coche)

En total y pasándolo a euros son 420 euros por pareja, 40 euros al día por persona de safari por Masai Mara.

Compartir es el mejor agradecimiento