La vuelta al mundo de Daniel en 2 años y por 13.943 euros

Daniel Vieira (Sevilla, 1984) es un viajero insaciable, como él se define, que acaba de regresar de su vuelta al mundo de dos años. En su blog nos ha ido contando todas sus vivencias en los más de 100.000 kilómetros de travesía centrada en el continente americano y el asiático. Os sorprenderá lo poco que ha gastado en alojamiento a lo largo del viaje ya que ha podido ir haciendo Couch Surfing por todas las partes del planeta.

Podéis echar un ojo a su blog o seguid sus planes futuros en Facebook y Twitter.

Llevas viajando desde los 16 años, pero nunca antes te habías lanzado a hacer una vuelta al mundo como esta, ¿por qué?

Desde muy joven, en cuanto pude hacer viajes por mi cuenta, comencé a conocer mundo. Empecé poco a poco. Despacito pero con buena letra. Un par de viajes por España antes de ser mayor de edad, un viaje a Londres a los 18, otro a Perú con una beca universitaria a los 19… y así hasta que a los 29 me lancé a dar una vuelta al mundo de 2 años. No fue antes porque no se dieron las condiciones para ello, principalmente económicas. Lo tuve claro en un viaje de 3 meses que hice por África Occidental con 24 años. Ahí me di cuenta de las ventajas que tienen los viajes largos. En cuanto pude acabar mis estudios y ahorrar para dar la vuelta al mundo, lo hice.

itinerario¿Qué es lo más duro de volver tras una vuelta al mundo así?
 
Bueno, lo más duro es digerir todo lo vivido, pero es a la vez un proceso bonito. Te paras a pensar todas las personas maravillosas que has conocido, a las que difícilmente volverás a ver… igual con los lugares y experiencias vividas. También fue bastante duro ponerse a buscar trabajo y ser consciente de que ya no sería dueño exclusivo de mi tiempo. Pero intenté centrarme más en disfrutar de todas aquellas cosas de casa que había echado de menos durante los dos años: la familia, la comida, que nada me fuese ajeno al caminar por la calle, sentir que dormía en mi cuarto y mi cama… Me gusta quedarme con lo bueno que tiene cada momento, cada lugar. Sea en casa o fuera.
 
El recorrido de esta vuelta al mundo está muy bien detallada en este post, ¿por qué elegiste esa ruta y no otra? 

Tenía bastante claras cuales eran mis prioridades desde un inicio. Obviamente me gustaría conocer todos los países del mundo, pero este era un viaje low cost y en la medida de lo posible tenía que empezar por regiones baratas. Pero más allá de este condicionante, tenía claras dos cosas: que quería visitar por fin Asia, donde nunca había estado en mi vida, y que quería conocer Iberoamérica de cabo a rabo. Así hice: Asia de oeste a este, desde Oriente Medio al Lejano Oriente atravesando los países del sur y sudeste; y América de norte a sur por la Panamericana y de vuelta hacia el norte por la costa este.
 
sri-lankaTus 2 años de vuelta al mundo costaron 13.943 euros que tardaste 4 años en ahorrar, ¿ahora el plan es volver a ahorrar para otro viaje similar o de momento hacer solo viajes cortos?

El plan es seguir viajando. Mi idea al volver del viaje era la de asentarme durante un tiempo para ahorrar y hacer otro gran viaje que me permitiese conocer las regiones del mundo en las que aún no he estado: Asia central, Oceanía, las islas del Pacífico y África sudoriental. Aunque las oportunidades laborales que se han estado dando en estos meses han sido buenas pero intermitentes, sobre todo trabajando como guía turístico. Esto ha hecho replantearme un poco las cosas. No dejar pasar estos trabajos y aprovechar los períodos inactivos para seguir viajando poco a poco por el mundo. Lo iremos viendo.

La mayor parte de tu presupuesto se fue en transporte (5.192 euros), ¿cuales fueron los gastos más grandes?

Efectivamente, por más kilómetros que realicé haciendo autostop, especialmente en aquellos países donde el transporte era caro, el gasto en transporte fue el más elevado. Aviones cogí muy pocos y no supusieron ni el 40% de esa suma, pero a lo largo de dos años, a poco que cogiese un bus aquí, un barco allá y algún que otro tren, era difícil que la cantidad no ascendiese a una cifra como esa. Salen a 7 euros al día, nada mal contando que dí una vuelta al mundo de más de 120.000 kilómetros recorriendo 34 países.

Y gastaste muy poco en alojamiento, solo 2 euros al día, ¿cual es el truco para que te acepten tantas veces CouchSurfing?

Sí, muy poco. Mi primera opción siempre era hacer couchsurfing y allá donde no había nadie de la comunidad, siempre optaba por el alojamiento más barato, por malo que fuera. También intentaba viajar por las noches cuando el transporte era asequible, cuando no siempre hacía dedo. Igualmente pasé más de una noche en la calle esperando el amanecer, sobre todo cuando el transporte llegaba en mitad de la noche. Couchsurfing es una maravillosa comunidad de viajeros en la que apoyarse mientras se viaja, no solo para ahorrarse dinero, sino también para vivir experiencias como si fueses un local.

chapada-diamantina-1Conocemos todos estos gastos tan detallados porque llevabas una contabilidad al día de cada pequeño gasto, ¿es necesario para un viajero con un presupuesto ajustado medir hasta el último céntimo? 

Sé que existen muchas aplicaciones estupendas para llevar la contabilidad de un viaje, pero lo cierto es que usé una misma libreta de principio a fin del viaje para anotar todos mis gastos. Y menos mal, porque el móvil y el ordenador me dejaron tantas veces tirado que hubiese perdido toda esta valiosa información. Aunque, el principal motivo por el que lo hice así fue precisamente para huir de las pantallas un poco. Me gusta mucho la tecnología aplicada a los viajes e hice uso de ella. Pero ese tiempo sumado a la edición de fotos, actualización de las redes sociales y redacción del blog, me hacía querer escapar un poco del móvil o el ordenador y trabajar a lápiz sobre una libreta. Y sí, definitivamente, para un viaje a bajo coste es esencial controlarse con los gastos día a día. No sé si al céntimo, pero un euro más cada día a lo largo de uno o dos años puede ser una buena suma de dinero que desequilibre el presupuesto inicial. Para ir viendo cómo se va gastando y en qué, es bueno llevar las cuentas al día.

¿Por qué trataste de usar el menor número de aviones en tu vuelta al mundo? ¿Cuales fueron los que no pudiste evitar?
 
La idea inicial de mi vuelta al mundo era hacerla por tierra y mar, sin tomar ni un solo avión. Me atraía esa idea romántica de viajar lento alrededor del mundo. Pero cuando ya me puse a investigar más en serio antes de salir de viaje, me di cuenta de que hacerlo así no solo supondría tardar mucho más, sino que también sería más caro. Aunque parezca mentira, a veces los barcos son más caros que los vuelos, especialmente los transatlánticos. En total tomé 10 vuelos en todo el viaje: 3 de ellos para cruzar el Pacífico y el Atlántico, uno para evitar una zona en conflicto y el resto porque el trayecto en barco o en bus era más caro que el avión. Ese fue el número justo de vuelos donde encontré un equilibrio, de haber cogido más (o menos), el gasto total hubiese sido mayor.
 
salvador-de-bahiaComo Apeadero, tienes un blog decano en el panorama hispano, ¿cual ha sido su evolución desde que empezaste en 2007?
 
El blog empezó su andadura cuando en verano de 2007 me fui a estudiar con una beca a Estados Unidos. Ya había hecho viajes previamente y tenía en mente hacer muchos más, por lo que pensé que podía ser un buen medio para mantener informados a los míos. Poco a poco empezó a ser seguido por personas que no conocía y comencé a ser más instructivo e inspirador con mis publicaciones, para que fuesen también útiles. Quizá tarde muchos años en tomármelo un poco más en serio y estar presente en las redes sociales, algo que no hice hasta antes de empezar mi vuelta al mundo. Pero, de igual manera estoy satisfecho con el puñadito de fieles seguidores y lectores que tengo.

Perú es tu país de Sudamérica favorito, pero ¿cuales son tus países favoritos del mundo?

Siempre es difícil responder a este tipo de preguntas.En el caso de Perú, aunque me sea difícil decir eso con países que me gustan tanto como Brasil o Argentina, especialmente la Patagonia, lo tengo un poco más claro por tratarse de un país con el que tengo un vínculo afectivo. Allí hice mi primer viaje largo y lejos hace 12 años. Si he de quedarme con uno en Europa, diría que Islandia, por su singularidad, pero también me encantan los Balcanes o España. De África conozco mucho menos, pero me encanta Senegal. Por último, de Asia me es más difícil decir uno. La autenticidad de la Irán, India o Myanmar, las montañas de Nepal, las playas de Filipinas… ¡China, Vietnam, Indonesia! Lo dicho, por más que lo intente es imposible quedarme con uno solo. Pero al país que más me gusta volver y nunca me canso de recomendar es México.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *