En Kuala Lumpur en modo Slow travel con Viviendo por el mundo

Viviendo por el mundo en modo slow travel – Entrevista viajera

Viajar lento es viajar mejor. Esa podría ser la filosofía de Ivan (Barcelona, 1980) y Erika (Barcelona, 1982), una pareja catalana que hace año y medio lo dejó todo y se marchó sin billete de regreso solo con sus ahorros. Viviendo por el mundo en modo slow travel han logrado dar la vuelta al mundo y cumplir sus sueños.

Visita su blog y síguelos en su Facebook y su Twitter.

Slow travel con Viviendo por el mundoOs definís como slow travellers y de hecho os quedasteis un par de meses en Hawaii, por ejemplo, ¿por qué preferís este tipo de viaje lento a un viaje más intenso?

Viajando despacio conoces mucho más la cultura, la rutina, las costumbres, en definitiva, la manera de vivir de cada uno de los países por los que vas pasando.

Cuando viajas sin prisa disfrutas más de cada momento. No te preocupa perder un tren o un autobús porque no pasa nada si llegas un día o dos más tarde a algún lugar.

Es obvio que nos apasiona viajar, pero hacerlo de este modo aún nos apasiona más. Sí, en Hawaii estuvimos dos meses, en Argentina e Indonesia también, en Tailandia tres meses y ahora en Malasia llevamos dos pero nuestra intención es quedarnos aquí tres meses más.

Quizás ahora valoramos más el “slow travel” porque llevamos toda la vida viajando “durante nuestras vacaciones de trabajo”, lo que nos obligaba a exprimir a tope los días y cuadrar los horarios de todo para poder ver cuantas más cosas mejor.

Somos mentes inquietas y nos gustan los cambios, por este motivo ahora queremos lo que hasta de día de hoy no podíamos hacer: “viajar sin prisas, sin planes, sin ruta y sobre todo… sin fecha de vuelta”.

¿Y por qué Hawaii? ¿Qué tiene Hawaii que os atrajo tanto como para quedaros tanto tiempo a pesar de ser un destino caro?

Caro no, carísimo jeje.

Nuestro viaje empezó en Brasil y la idea era recorrer todo Sudamérica para luego pasar a Asia. Hawaii está de camino si vuelas desde el continente americano al asiático, así que en realidad sólo fuimos porque nos venía de camino jeje

En serio, antes de iniciar este gran viaje, a pesar de no tener ningún plan o ruta marcada, sabíamos que había lugares a los que sí o sí, queríamos ir. Hawaii era uno de ellos. Si no viajábamos a este emblemático destino durante nuestra vuelta al mundo quizás nunca más íbamos a tener la oportunidad de ir así que… ¡teníamos que aprovecharlo!

Slow travel en Hawai con Viviendo por el mundoDurante los dos meses que pasamos en la isla de Maui estuvimos trabajando a cambio de alojamiento y comida (gracias a Workaway). De no haber sido así, hemos de reconocer que no hubiéramos ido… Hawaii es el destino más caro en el que hemos estado y con diferencia. Pero en nuestro caso nos gastamos mucho menos dinero que en otros países gracias a no pagar nada por dormir ni por comer.

Del tiempo que estuvimos viviendo en Hawaii guardamos grandísimos recuerdos, nos llevamos de allí muy buenos amigos, aprendimos muchísimas cosas y dejamos un pedacito de nuestro corazoncito en Maui. Es una isla mágica, preciosa y con una energía “aloha” que enamora a cualquiera.

Tras la dura experiencia con Workaway en Hawai, ¿qué tal han sido el resto de experiencias con esta plataforma?

Aun con sus dificultades, nuestra experiencia en Hawaii no fue mala ni mucho menos. Fue dura porque trabajábamos mucho, porque llovía casi todos los días y vivíamos en tiendas de campaña y porque a pesar de estar en Hawaii, vivíamos lejos de la playa. Pero la experiencia en sí fue muy buena. De hecho siempre la recordamos con mucho cariño a pesar de la circunstancias.

Lo único malo del Workaway en Hawaii fue que en la ficha de descripción del lugar ponía que se trabajan 5 horas al día 5 días a la semana, y luego en realidad eran 6 horas al día. Esto no nos gustó demasiado no por el hecho de tener que trabajar una hora más si no por el hecho de que no sean sinceros desde el principio.

¿Quieres que trabaje 6 horas al día? ¡Perfecto! Ponlo en la ficha y deja que sea yo quien decida si quiero venir a trabajar o no. No hagas que me traslade hasta allí y luego una vez en el lugar ¡Pam, sorpresa! Sabes que una vez allí yo ya no tengo muchas más opciones. Este aspecto no nos parece justo.

Slow travel haciendo Workaway con Viviendo por el mundoLo mismo nos pasó en Tailandia. Fuimos a una especie de resort en una isla perdida que ni siquiera los mismos locales conocían y una vez más, al llegar allí… ¡sorpresa de nuevo! Se trabajaban los siete días de la semana (ningún día libre) y de 5 horas al día nada de nada, eran como unas 7 horas cada día. En esta ocasión, nos habíamos comprometido para un mes pero sólo hicimos dos semanas porque no nos parecía bien que nos tomaran el pelo de aquella manera.

Ahora cuando nos seleccionan hacemos mil preguntas antes de desplazarnos allí, para que no nos vuelva a pasar. Gracias a ello recientemente hemos cancelado un Workaway en Malasia… ¡nos querían explotar otra vez!

El Workaway que hicimos en México y el Wwoofing que hicimos en Argentina fueron los dos mejor imposible. Todo perfecto, las condiciones eran las que ponían en la web y vivimos en ambos lugares las mejores experiencias de nuestro viaje.

En definitiva hemos de decir que Workaway es de las mejores cosas que hemos hecho en esta vuelta al mundo. Simplemente creemos que hay que saber escoger muy bien el lugar al que vas a ir, pedir referencias a otros voluntarios que ya hayan estado allí y sobretodo antes de ir, que te dejen muy claras las condiciones para que luego no te encuentres con sorpresas.

Gracias a Workaway hemos vivido momentos inolvidables, hemos aprendido muchísimas cosas, hemos hecho amigos para toda la vida y hemos podido vivir en lugares que de no ser así, nunca hubiéramos podido ir, como por ejemplo Hawaii.

Slow travel con Viviendo por el mundo¿Cuál fue la reacción de vuestra familia y amigos? ¿Os apoyaron o se asustaron ante vuestra decisión?

Tomamos la decisión de marcharnos a dar la vuelta al mundo casi 4 años antes de partir. Aunque parezca mentira, no le dijimos nada a nadie hasta unos meses antes comenzar el viaje.

Nos moríamos de ganas de contarlo, sólo hablábamos del tema entre nosotros dos… no fue fácil guardar el secreto ¿eh?

Queríamos dar la noticia a nuestras familias y a nuestros amigos más allegados de una manera especial. Queríamos hacer algo diferente, algo con lo que pudieran entender perfectamente la ilusión que nos hacía nuestro gran viaje, algo con lo que les pudiéramos emocionar…

Preparamos un súper vídeo en el que explicábamos los porqués de nuestras ganas de viajar mediante fotos de otros viajes y mini videos de nosotros mismos. La verdad es que nos quedó un vídeo muy emotivo que no nos cansamos de ver. A día de hoy seguimos emocionándonos cuando lo vemos (lo puedes ver aquí) ¡conseguimos sorprender a todo el mundo!

Con el vídeo obtuvimos un mejor resultado del que esperábamos y todo el mundo se emocionó y se alegró muchísimos por nosotros. Evidentemente la familia se entristeció un poco por el hecho de saber que íbamos a estar mucho tiempo sin vernos, pero a la vez se sintieron muy orgullosos de nosotros y nos apoyaron en todo momento.

¿Y por qué fue precisamente en ese momento en el que decidisteis iniciar el viaje y no antes o después?

Salimos de Barcelona un 26 de noviembre de 2014. No nos fuimos antes porque necesitábamos ahorrar la máxima cantidad de dinero posible antes de partir. No íbamos a tener ingresos durante nuestro viaje así que la duración del mismo dependía únicamente de lo mucho que pudiéramos estirar nuestros ahorros.

Irnos antes de 2014… hubiera sido un error. Quizás a estas alturas ya habríamos vuelto a casa porque se nos habría terminado el dinero.

Slow travel Viviendo por el mundoY esperar más de lo que esperamos para iniciar nuestra aventura hubiera sido imposible. Llevábamos más de 3 años y medio ahorrando y nuestras ganas por empezar nuestro gran viaje ya no nos dejaban vivir.

Cuanto más tarde nos hubiéramos ido, más dinero hubiéramos ahorrado, eso es cierto. ¡Pero ya no podíamos más! Llevábamos años soñando despiertos y había llegado el momento de empezar a hacer realidad todo lo que durante tanto tiempo estuvimos imaginando.

Entonces, ¿financiáis vuestro viaje exclusivamente con vuestros ahorros?

El 100% de nuestro viaje lo estamos financiando con nuestros ahorros. Llevamos más de 20 meses en camino y aún nos queda algo de dinero aunque hemos de reconocer que ya empezamos a estar bajo mínimos.

Vivir en el sudeste asiático es muy barato (si te alejas de las turistadas) por este motivo ahora nuestro slow travel lo utilizamos más que nunca y nos instalamos en cada país por varios meses viviendo en un mismo lugar sin movernos demasiado.

Es cierto que estamos intentando generar algo de ingresos con nuestro blog pero de momento tenemos que reconocer que los inicios son complicados. Estamos trabajando mucho y esperamos poder tener alguna recompensa dentro de poco y poder seguir viviendo por el mundo. Amamos este modo de vida y nos vamos a dejar la piel para poder seguir viviéndola.

Sabemos que no será fácil pero… también sabíamos que no iba a ser fácil ahorrar el dinero que ahorramos antes del viaje y dejar nuestras vidas anteriores e iniciar esta aventura y lo hicimos, ¿no?

En Kuala Lumpur en modo Slow travel con Viviendo por el mundoPor que… ¿cual está siendo vuestro gasto medio mensual? 

Obviamente el gasto mensual varía muchísimo según el país. Sudamérica por ejemplo es bastante más caro de lo que habíamos imaginado. Solo Bolivia se salva. El resto… ¡bastante caros todos!

Los 8 meses que estuvimos en Sudamérica tuvimos un gasto mensual (más o menos) de 900€ cada uno ¡una exageración! Y eso que viajamos a modo super low cost, haciendo autoestop, durmiendo en tienda de campaña, comiendo sándwiches… pero claro, en Sudamérica hay muchos highlights que no te puedes perder y que, por supuesto, los pagas.

Por ejemplo, no puedes saltarte lugares como:

  • Las Cataratas de Iguazú
  • El glaciar Perito Moreno
  • Ushuaia, el fin del mundo
  • El Parque de Torres del Paine
  • El Salar de Uyuni
  • El Machu Picchu
  • El Amazonas

Y podríamos seguir… hay muchísimos lugares emblemáticos en Sudamérica. Saben que todos los viajeros – turistas queremos verlos así que se ponen los precios por las nubes. Todas estas cosas hacen subir muchísimo tu presupuesto (además de que son países caros).

En México y Hawaii gastamos poco porque estuvimos haciendo Workaway así que nuestro presupuesto mensual en estos países no puede servir como referencia.

En Asia en cambio, todo es diferente. Aquí todo es muy barato y si te lo sabes montar, puedes vivir con muy poco dinero al mes.

Nosotros desde que llegamos al Sudeste asiático estamos viviendo por una media de 300€ al mes cada uno. ¿No te parece increíble? Pues es totalmente real.

¿Qué hacemos para vivir con tan poco? ¡De todo! Jejeje La verdad es que nos hemos acostumbrado a vivir con muy poco… Ya no hacemos ninguna turistada, no salimos nunca de noche, comemos siempre en los restaurantes más cutres y locales, no nos compramos caprichos, nos alojamos en hostels muy baratos y por mucho tiempo con lo que conseguimos mejores precios.

Llevamos una vida muy muy austera pero nos gusta. ¡La playa y los amigos son gratis! No necesitamos nada más. Es brutal ver cómo eres capaz de vivir con tan poco y ser tan feliz.

Dedicáis mucho tiempo a vuestro blog y tratáis de profesionalizarlo ofreciendo varios servicios como el coaching de viajes o consultoría, ¿Funciona? ¿De qué manera os ayuda el blog en vuestro viaje?

Sí, dedicamos muchísimo tiempo a nuestro blog, ¡pero nos encanta! Es nuestro hobby de todos los días. Sinceramente, ahora que nos instalamos mucho tiempo en cada sitio también nos viene muy bien tener algo a lo que dedicarle nuestro tiempo.

El día tiene muchas horas y quizás si no tuviéramos el blog, tendríamos más la necesidad de cambiar de lugar más a menudo o haríamos más actividades con lo que gastaríamos más dinero así que… quizás si no fuera por el blog ya estaríamos de nuevo en Barcelona porque se nos habrían terminado los ahorros :).

Slow travel blogger con Viviendo por el mundo¡Y es que no estamos de vacaciones! Tras recorrer medio mundo, ahora en realidad se podría decir que estamos trabajando en países donde la vida es muy barata, y vamos moviendo “la oficina” de vez en cuando.

Dedicamos incluso más horas que en nuestros anteriores trabajos pero no nos importa porque nos llena, nos divierte, nos ilusiona y nos hace aprender cosas nuevas todos los días.

El tema de la monetización es algo complicado. Quien diga que vivir de un blog es fácil, ¡miente! Llevamos meses y meses trabajando a tope en ello y de momento casi “por amor al arte”.

Esto es una carrera de fondo, es un mundo en el que hay que trabajar mucho durante mucho tiempo, no tirar la toalla a la primera de cambio, no dejar de hacer cosas nuevas y dar valor a todo lo que ofreces. Y si algo no sale bien, probar con otra cosa.

No es fácil y a veces uno se desespera. Pero hay que ser pacientes y confiar mucho en uno mismo. En esta vida todo sacrificio tiene su recompensa así que estamos seguros que de una forma u otra algo bueno sacaremos de todo esto.

Precisamente ahora hemos lanzado nuestro primer libro en Amazon. Se llama Pachamama y es una recopilación de todos los relatos escritos durante nuestros primeros 8 meses de viaje en Sudamérica.

Para llegar a más gente, hemos decidido lanzarlo a un precio muy reducido así que evidentemente, por muchos libros que vendamos, sabemos que esto no nos dará para vivir ni mucho menos jeje. Lo importante es ir haciendo pequeñas cositas y que todas ellas vayan sumando para al final, conseguir algo grande.

 

¿Qué planes tenéis para el viaje a partir de ahora?

¡El plan es que no hay plan! Jejeje… Sabemos que ahora vamos a estar unos meses en Malasia, ya que aquí tenemos 3 meses de visado gratuito (y saliendo y volviendo a entrar te dan 3 meses más).

Slow travel con Viviendo por el mundo¿Después de Malasia? No tenemos ni idea… cada 2 días cambiamos de opinión sobre nuestro siguiente destino. Estamos pensando quizás India porque es muy barato, o volver a Tailandia, o ir a Filipinas… aún no lo sabemos.

Muchas veces soñamos despiertos pero siendo realistas, nos queda poco dinero así que no sabemos si vamos a poder alargar esto mucho más. Sea como sea, la intención es volver a Barcelona con el blog de Viviendo por el Mundo más crecidito y empezando a dar sus frutos. Junto con otros proyectos online que tenemos en mente, nuestro sueño es poder seguir viajando y trabajando desde cualquier lugar del mundo.

 ¿Cuáles son las claves para vivir la vida que quieres si lo que quieres es viajar?

Para nosotros, tal y como explicamos en nuestro ebook que puedes descárgate gratis aquí, las claves para vivir la vida que realmente quieres de una vez son las siguientes:

  • Deja de quejarte y no hacer nada. Quejándote nunca vas a conseguir lo que quieres.
  • Aléjate lo máximo de personas tóxicas que tengas a tú alrededor. No permitas que nunca nadie te diga que no puedes hacer algo.
  • Cree en tu propio potencial, nadie va a creer en ti más que tú. Sólo tú sabes de lo que eres capaz.
  • Cambia tu modo de percibir el fracaso. Un fracaso no es una derrota, es una posibilidad de mejorar y un paso necesario hacia el éxito.
  • Enfréntate a tus miedos. Convierte tu miedo en tu potencial, utilízalo como fortaleza y no como debilidad.
  • Vive tu vida como la quieras vivir. No olvides que… ¡sólo tenemos una!

Nunca habíamos sido tan felices como en todos estos meses y te podemos decir de primera mano que las experiencias y emociones que vives viajando no se pueden comparar con nada. Tomar la decisión de lanzarnos a vivir por el mundo es la mejor decisión que hemos tomado nunca.

Así que si lo que quieres es viajar, ¡hazlo! Será la mejor inversión en ti misma que vas a hacer en tu vida.

Compartir es el mejor agradecimiento

5 comentarios sobre “Viviendo por el mundo en modo slow travel – Entrevista viajera”

  1. Volviendo a leer la entrevista de nuevo no podemos más que reafirmar todo lo que decimos y sobre todo animar a todos aquellos que amen viajar a que se lancen a la aventura porque no hay nada mejor que VIVIR VIAJANDO 🙂

    Muchísimas gracias Apeadero por hacernos esta entrevista. Es un honor estar entre tantos LOCOS VIAJEROS jeje 🙂

    Y muchas gracias también a ti Dani Barcelona. Nuestros caminos se van a volver a cruzar, no lo dudes!! 😉 ¡Os queremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *