En nuestra ruta por el Mekong en moto.

Guía para alquilar una moto en el Sudeste Asiático

En países como Tailandia, Vietnam o Indonesia, el medio de transporte más usado en cortas distancias es la motocicleta. En la mayoría de países del Sudeste Asiático es posible alquilar una moto por unos pocos euros al día y disfrutar así de la libertad total de movimientos, no teniendo que depender de autobuses, trenes y taxistas. En esta guía para alquilar una moto en el Sudeste Asiático quiero mostrarte todo lo que he aprendido alquilando motos desde China hasta India, incluyendo todos los países del Sudeste Asiático en los que hemos estado.

¿Por qué alquilar una moto en el Sudeste Asiático?

Porque es barato y te da una libertad extraordinaria. Probablemente es más económico no alquilarla y moverse en transporte público, pero eso te hará perder tiempo cuando el tiempo es un factor importante. Seguramente, si el tiempo no te importa, preferirás pagar un euro y “perder” el día entero a alquilar una moto por 5 euros y visitar dos lugares en una mañana.

Todo en esta vida es relativo.

Esta es una imagen muy común en Tailandia: una familia entera en la moto.
Una familia tailandesa en moto, esto es habitual y ningún policía los pararía por moverse así.

¿Quién puede alquilar una moto?

Todo aquél que sepa ir en bicicleta puede ir en moto. Voy a confesarme: yo aprendí a ir en moto en China. Antes de visitar China en 2010 jamás había pilotado una moto. Llegamos a Guilin y queríamos hacer una excursión por los alrededores, pero no teníamos ganas de ir con un montón de turistas y parar cada dos por tres en una tienda dónde el guía tiene comisión. Así que Núria me incitó a alquilar una moto y hacer la excursión por libre. Fue maravilloso. Jamás había llevado una moto, pero era como llevar una bicicleta en la que no tienes que pedalear. No me pareció nada complicado si sigues una serie de consejos que te daré más adelante.

Por supuesto, no te estoy diciendo que aprendas a ir en moto en el Sudeste Asiático, si puede ser aprender a llevar una moto antes. Y si ya sabes llevar una moto, entonces tienes que saber que lo mismo da llevarla por tu país que en otro país.

Por supuesto, hablamos siempre de motos de baja cilindrada, de menos de 150cc: ¡no te alquiles una moto de 700cc sin haber aprendido antes a manejar una moto!

Dónde alquilar una moto

Lo primero que tienes que hacer es alquilar una moto. Cada lugar tiene sus peculiaridades. En algunos sitios es muy evidente dónde se puede alquilar una moto y en otros sitios tendrás que investigar. Como regla general: pregunta en tu hotel. Por ejemplo, en Phu Quoc no encontrábamos sitios dónde alquilaran motos y preguntando descubrimos que había una floristería dónde alquilaban un par de motos, que también había algunos hoteles que tenían motos, pero que no había un negocio en exclusiva de alquiler de motos.

Internet también es una buena fuente de información. Si tienes claro que quieres alquilar una moto en una ciudad determinada, investiga porque te puedes llevar una alegría.

La moto te da una libertad increíble.
A veces te toca una moto a estrenar, como fue en este caso.

Nunca me han pedido un carnet de conducir para alquilar un ciclomotor. Hay países dónde directamente se supone que no puedes conducir si no te has sacado su propio carnet de conducir, como Vietnam, así que no te preocupes demasiado por esto (luego veremos qué hacer en caso de que te digan algo al respecto). En cualquier caso, te recomiendo llevar siempre que puedas el carnet de conducir internacional que cuesta 10 euros y tiene una validez de un año.

En general, casi todos los sitios de alquiler de moto querrán quedarse tu pasaporte como garantía de que vas a devolver la moto. Hay gente que no quiere dejar su pasaporte a un extraño o no quiere depender de un tercero si hay un problema. En esos casos, es complicado alquilar una moto o te la alquilarán por un precio muy superior.

Cuánto cuesta alquilar una moto en el Sudeste Asiático

Eso depende. En general, nunca pagues más de 10 euros al día por alquilar una motocicleta. Investiga un poco en Internet para ver cuanto está pagando la gente. Por ejemplo, en nuestro reciente viaje a Vietnam, descubrimos que el precio habitual es 6 euros al día. Cada país tiene unos precios (e incluso hay diferencias de precio dentro del país).

Como casi todo en el Sudeste Asiático, los precios de los alquileres de motos son negociables. Regatea fuerte, especialmente si quieres alquilar una moto para más de 3 o 4 días. En temporada baja los precios son todavía más bajos, aunque quizás cuando llegues a preguntar te digan el mismo precio que cobran durante la temporada alta.

En todo caso, lo más importante es que jamás debes preguntar solo en un sitio, pregunta precios en varios sitios antes de decidirte por alquilar una moto.

Además, ten en cuenta que en una moto pueden ir dos personas e incluso hay espacio suficiente para las mochilas según los estándares del Sudeste Asiático. Allí es posible ver a familias enteras viajando en moto o gente que transporta cosas que en Europa ni en un coche te atreverías a llevar.

Llevar una moto de alquiler es la mejor manera de conocer la zona de Tana Toraja.
Llevar una moto de alquiler es la mejor manera de conocer los alrededores.

Qué moto alquilar

En general hay poco donde elegir. Si puedes elegir trata de que la moto esté lo más nueva posible, sin ningún problema visible. Revisa los neumáticos porque muchas veces están tan desgastados que el agarre es mínimo. Comprueba también que funcionan los intermitentes, las luces y que la moto tiene retrovisores y arranca fácilmente.

Pide siempre que te den un casco que le vaya medio bien a tu cabeza (a veces es imposible). Pide también una tarjeta o algún tipo de información para poder contactar con los propietarios de la moto por si sucede algo. Si esta tarjeta está en su idioma mucho mejor, ya que es posible que si tienes un problema no haya nadie que hable tu idioma cerca.

Cómo conducir una moto por el Sudeste Asiático

Cuando ves un vídeo de cómo conducen en el Sudeste Asiático puedes llegar a pensar que están locos y que sería una locura unirte a ellos. Pero no, existe un orden y tienes que aprender a moverte en el caos del tráfico.

Conducir un ciclomotor en el Sudeste Asiático es una experiencia única.

Debes vivir al menos una vez la experiencia de conducir entre ese caos. Una vez lo hagas comprenderás que para ellos, llevar una moto es algo natural, es como una extensión de sus piernas y, en el fondo, conducir por allí es algo similar a caminar por una gran avenida dónde unos van y otros vienen pero nunca colisionan… o sí.. pero ellos intentarán que sea que no.

Lo básico que tienes que tener en cuenta es:

  1. Jamás vayas más rápido de lo que va el tráfico, es más, intenta ir un puntito más lento de lo que va el tráfico en general y así evitarás ser tu el causante de un accidente.
  2. Al principio, intenta ir siempre pegado al borde derecho para así poder parar si te agobias o si tienes que mirar un mapa o preguntar.
  3. Observa cómo se comportan los demás e imítalos; si por ejemplo, para girar a la izquierda todos se paran en el lado izquierdo, párate con ellos y no te muevas hasta que ellos no se muevan.
  4. Intenta circular siempre sobre asfalto.. No siempre vas a conseguirlo.
  5. Señaliza tus maniobras, aunque jamás te olvides de mirar por los espejos ya que los conductores asiáticos suelen ignorar la señalización.
  6. Utiliza el claxon de la moto para avisar de que vas a adelantar a otro vehículo.
  7. Y lo más importante: el vehículo más grande tiene preferencia. Si viene un coche, apártate a un lado, las preferencias no funcionan como en el resto del mundo.
Fueron muchas las motos que alquilamos a lo largo y ancho de Tailandia.
Ivan en moto en Tailandia

Qué hacer en caso de accidente o problema mecánico

Lo primero conservar la calma. En el Sudeste Asiático las motos baratas que alquilamos no tienen ningún tipo de seguro. Por eso es importante que tengas un seguro propio de accidentes y te leas la letra pequeña porque es posible que esos accidentes se refieran solo a los transportes públicos o excluyan vehículos de alquiler.

  • Si no hay accidente, simplemente la moto no funciona, tienes que llamar al propietario y decirle lo que ha pasado, pedirle que venga a buscarte o que te diga qué hacer. Él se buscará la vida para venir dónde estés y solucionarte el problema.
  • Si el accidente no tiene heridos y los daños de la moto son escasos (puedes continuar el viaje con la moto), lo mejor es que vayas a un taller mecánico y arregles los desperfectos antes de devolver la moto. Si el problema es muy pequeño, del tipo “algunas rayas en el depósito” simplemente devuélvela así y si te dicen algo negocia un precio justo como compensación.
  • Si el accidente no tiene heridos, pero la moto ha quedado malparada (no puedes continuar el viaje), llama a quien te ha alquilado la moto y pregunta qué debes hacer. Normalmente te dirá que envía a alguien o que cargues la moto en el primer transporte público que encuentres y la traigas. Vas a tener que pagar una nueva.
  • Si el accidente tiene heridos, entonces lo primero es llamar al 112 o equivalente y que los heridos sean atendidos. Dependiendo del país vas a tener o no problemas legales. Por ello es importante que tu seguro tenga asistencia jurídica. Por mínima decencia, si el accidente lo has causado tú, deberías retribuir a la víctima pagándole la reparación de la moto y los gastos médicos al menos. Si no tienes la culpa, olvídate de cobrar nada de la otra parte, es posible incluso que si tu moto tiene daños tengas que abonarlos tu.
Alquilar una moto en Tailandia es una de las mejores inversiones que se puede hacer.
Sin la moto no hubiéramos podido llegar a muchos sitios a los que hemos ido.

Dicho esto, he conducido más de 20 motos por todo el Sudeste Asiático y jamás he tenido un solo accidente, ni un roce siquiera. Si sigues los consejos básicos de circulación que te he comentado en el punto anterior, tener un accidente sería algo excepcionalmente raro.

Qué hacer si te para la policía

La policía normalmente no para a los extranjeros. Si bien es cierto que hay lugares dónde “van de caza” como en Kuta (Bali), lo normal es que para un policía sea un marrón tener que entenderse con un extranjero que no habla su lengua. De hecho, cuando un policía te pare con malos modos y veas que habla perfectamente inglés, es que probablemente quiere un soborno.

Lo más importante es sonreír y no llevar la contraria. Hay dos tipos de policías que te pararán: los legales y los corruptos. Los legales, simplemente hacen su trabajo: te pedirán tu pasaporte, pero como no lo tienes tendrás que enseñarle una fotocopia (¿hiciste una fotocopia, verdad?). Si te piden algo más, como el carnet de conducir o los papeles de la moto, entonces empieza a sospechar que son policías del segundo tipo.

Ante los policías corruptos tienes dos opciones: o bien aceptar pagar el soborno o no hacerlo. Un día haré una guía como esta para lidiar con los sobornos, pero lo fundamental es no aceptar el primer precio jamás y esperar a las rebajas.

En nuestra ruta por el Mekong en moto.
Nosotros en una de las islas de My Tho en el Mekong durante nuestra ruta en moto.

Conclusiones y últimos consejos

Espero que esta guía para alquilar motos en el Sudeste Asiático te haya sido de utilidad. Aunque nos hemos puesto en lo peor en el caso de los accidentes y la policía, puedo decir que nunca he tenido ningún problema grave alquilando una moto. En alguna ocasión hemos tenido un problema mecánico que se ha podido solucionar sin ni siquiera acudir a un mecánico y en ningún momento nos ha parado un policía.

Si conduces con precaución, asumiendo que la moto es como una bicicleta con motor, no tendrás nunca un problema grave. Eso sí, si conduces como un loco, es seguro que tendrás más de un problema.

Si tienes que alquilar una moto por un periodo largo de tiempo o para irte a cientos de kilómetros del origen, quizás te interese más comprarla. Por ejemplo, en Vietnam es muy habitual comprar una moto para hacer una ruta de un mes o dos por el país. Lo bueno y lo malo de comprar la moto es que es tuya y por tanto, de ti depende lo que le pase: si tienes que ir al taller será a tu costa, si tienes un accidente nadie te cuestionará… Luego al vender la moto recuperarás tu inversión casi íntegra.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

8 comentarios sobre “Guía para alquilar una moto en el Sudeste Asiático”

  1. Le voy a decir a mi pareja que lea tu post, sin duda nos das toda la información necesaria para alquilar una moto. Yo algunas veces se lo he propuesto porque él es motero no como medio de transporte continuado en un viaje, pero si como manera de moverte y olvidarte de trenes o buses.
    Ya os diré si tengo éxito y entre este post y yo conseguimos convencerle.
    Un saludo

  2. Muy buen post! Está todo muy bien explicado, aunque yo añadiría que tener un accidente es, al igual que en España o cualquier parte, algo que no se puede prever. Mi chico y yo nos caímos de la moto en Tailandia (conducía él, con muchos años de experiencia) y la experiencia nos chafó bastante el viaje. Con tu permiso lo comparto por aquí por si a otro lector le puede interesar qué hacer en caso de accidente en Tailandia: http://www.dianamiaus.com/2014/08/que-hacer-accidente-tailandia.html
    Un saludo!

    1. Por supuesto, un accidente es algo imprevisible y te puede pasar aquí o en Tailandia. Lo importante es saber sobreponerse lo antes posible y tratar de evitar que te fastidie el resto del viaje.

  3. La verdad es que alquilar una moto o un tuc-tuc parece muy apetecible para moverte por Asia con libertad, pero hay dos cosas que no me convencen: la posibilidad de tener un accidente (ya tuve uno en México y no me quedaron ganas de repetir) y el tener que desprenderme de mi pasaporte.¿En serio no hay otra manera de que te renten la moto? ¿depósito VISA o algo así?

    1. Sí, pero pagando mucho más por la moto. Ellos necesitan una garantía y no saben lo que es una VISA. A veces he podido negociar dejarles una cierta cantidad de dinero, pero no suelen aceptarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *