Carmen trajinando por el mundo – Entrevista viajera

Carmen (30 años, Cantabria) tiene uno de los blogs de viajes más leídos en lengua española. Periodista de formación, Carmen lleva viajando en solitario desde 2009, tiempo en el que ha podido visitar países en los cinco continentes. Todo empezó con una vuelta al mundo en solitario de un año de duración al terminar sus estudios y que fue la razón por la que abrió el blog Trajinando por el Mundo. Podéis seguir a Carmen en su página en Facebook, Twitter y otras redes sociales.

1. Tras salir de la universidad abres el blog y te profesionalizas, ¿cómo fue el camino hasta llegar a este punto? ¿te lo habías planteado alguna vez o simplemente surgió la oportunidad?

Nunca me había planteado que un blog se pudiese “profesionalizar”. ¡Ni siquiera leía blogs antes de mi primer “gran” viaje! Mi historia es muy sencilla: quería viajar y escribir mis experiencias, así que salí de casa y empecé a escribir. A partir de ahí, las cosas se han ido dando de forma natural… hasta llegar a donde estoy hoy.

Carmen en Sri Lanka2. A diferencia de otras viajeras, tu no estás constantemente de viaje. Aunque los viajes son largos y a veces sin una fecha concreta de retorno, al final siempre vuelves a casa, ¿nunca te has planteado iniciar un viaje “definitivo”?

¿Te refieres a no volver nunca a casa y no ver a mi familia o amigos? ¡Ni loca! ¿Qué gano con ello? Vivo viajando desde 2009 y cuando regreso a España es por unos días o un par de meses a lo sumo. Por ponerte un ejemplo, el último periodo largo que he pasado en la ruta ha durado un total de catorce meses, y en ese tiempo he regresado a España en dos ocasiones: una a los seis meses (por tres semanas) y otra a los diez meses (por doce días). Me encanta viajar, y si fuese una ermitaña quizás no encontraría motivos para volver a mi hogar, pero afortunadamente tengo una familia a la que adoro, y no voy a renunciar a verles al menos una vez al año (¡y ya me parece poco!).

3. Te defines como “viajera, periodista y escritora”, ¿consideras necesario que una viajera que quiera vivir de su blog tenga también una buena parte de “periodista” y “escritora”? ¿O los blogs son algo completamente diferente?

¡Qué va! Hay muchísimos blogs de éxito cuyos autores no son periodistas o su punto fuerte no son los textos, pero quizás hacen unas fotografías de miedo, o unos vídeos muy divertidos, o tienen un don especial para empatizar con sus lectores, o resultan realmente prácticos… Lo bueno de los blogs es que es un mundo muy diverso donde entra todo, y para todo hay público. Ahora bien, tengas el blog que tengas, si lo que quieres es “vivir” de él, no vale con que te sigan dos personas: tienes que trabajarte una gran audiencia. Sin ella, por muy bien que escribas o muy periodista que seas, no te vas a comer un colín.

Carmen en China4. Utilizas diversas vías para financiar tus viajes por el mundo, desde libros hasta la organización de viajes, ¿qué recomendarías a otras personas que quieran vivir viajando como tu? ¿cual es la fórmula más rentable?

No soy la más indicada para dar consejos de “rentabilidad”, ya que yo todavía estoy buscando mi propia fórmula. En los últimos seis años he hecho de todo: desde trabajar en otros sectores para ahorrar entre viaje y viaje, o escribir artículos para diferentes medios, a organizar mis propios viajes a Asia, que es el punto en el que ahora mismo me encuentro. Para esto no existen “recetas”: cada uno debe descubrir qué es aquello que se le da mejor y buscar la manera de rentabilizarlo. Esta es la parte difícil, porque al final, como en todo, el mercado manda. A muchos nos puede gustar escribir, pero desgraciadamente muy pocos están dispuestos a pagar por ello, así que hay que inventarse nuevas fórmulas.

5. He visto los gastos que sueles tener en tus viajes y los presupuestos están realmente ajustados, pero ¿te das lujazos de vez en cuando? ¿Consideras que viajar con un presupuesto como el tuyo sacrifica comodidad por tiempo o realmente se puede viajar cómodamente con bajo presupuesto si se planifica bien el viaje?

Bajo mi experiencia, si se quiere viajar por un tiempo prolongado (varios meses o años) hay que ser consciente de que no vas a poder darte los mismos lujos que en un viaje de quince días, pero eso no implica necesariamente un sacrificio. Viajando de forma lenta, sin tiempos, descubres que hay otros “lujos” más allá de los hoteles de cinco estrellas o los restaurantes con estrellas Michelín, que el dinero no puede comprar. Al margen de eso, claro que de vez en cuando me doy algún capricho (o lo que yo considero como tal) en forma de experiencias: hacer Sky Diving en Nueva Zelanda, por ejemplo, era una actividad que verdaderamente rompía mi presupuesto, pero nunca me arrepentiré de haberlo hecho. También tengo muchas ganas de hacer submarinismo… Prefiero gastarme el dinero en esas cosas que en un hotel mejor.

Carmen en Mongolia6. En “Los tres momentos inolvidables de mi vida viajera”, hablas de las Pirámides de Ghiza, el muro de las lamentaciones y Varanasi como lugares inolvidables, pero ¿qué tres lugares te hubiera gustado olvidar al instante?

Uy, ¡creo que ninguno! He estado en ciudades feas (¡hay tantas! jajaja) o en países donde lo he pasado peor (por ejemplo, en Filipinas, ya que soy vegetariana y allí resulta muy difícil encontrar comida baratita sin carne), pero nunca he dicho: aquí jamás volveré. Es más: siempre quiero volver para darles una segunda oportunidad, y cuando lo he hecho, la segunda experiencia ha sido casi siempre muy positiva. Y no porque el lugar haya cambiado: probablemente quien lo haya hecho he sido yo 😉

7. Tu libro “Viajeras” está pensado como guía para que las mujeres se animen a viajar, ¿era necesario? ¿crees que a las chicas les cuesta más viajar que a los chicos?

Viajeras” es un libro coral escrito por seis mujeres que viajamos de una u otra manera desde hace tiempo, en el que lo único que intentamos es animar a otras chicas a hacer lo mismo y resolver las dudas que puedan surgir en el proceso. ¿Era necesario? Bueno, hasta donde yo sé ninguna de nosotras leímos un manual antes de decidirnos a viajar por nuestra cuenta, pero todas recibimos muchos emails de otras chicas llenas de dudas, inseguridades, miedos… Parece que existe una especie de tabú sobre esta posibilidad, la de viajar en solitario siendo mujer, como si el mundo fuese un lugar peligroso y hostil para nosotras. En este sentido, creo que este libro, basado en nuestra experiencia, puede resultar de alguna manera “revelador” sobre la verdad de viajar sola (con sus pros y sus contras) y servir como pequeño empujón para todas aquellas chicas que quieren hacerlo y no se atreven.

8. En una entrada de tu blog explicas que terminaste causando una pelea en un festival de abrazos y que casi te matas tratando de conducir una moto, ¿cómo afrontas situaciones de este tipo en mitad de un viaje, especialmente estando sola?

¡Jaja! En estos dos ejemplos que mencionas recuerdo que terminé riendo a carcajadas. Sea en los viajes o en la propia vida, estés solo o acompañado, creo que esta es la única manera de enfrentar los “problemillas”: mirar las cosas de forma positiva y con buen humor.

Paseo en playa de Andaman9. Has viajado por un montón de lugares, pero seguro que tienes alguna espinita clavada, ¿qué viaje te apetecería hacer?

El África Subsahariana es mi gran “asunto pendiente”.

10. ¿Qué recomendación le darías a las chicas que quieran viajar solas y no se atrevan? ¿Algún país especialmente recomendable para iniciarse?

Que lo hagan. No hay ningún consejo que pueda dar para romper la barrera interior de miedo que nosotros mismos (tanto hombres como mujeres) nos ponemos: hay que superarla solos. Lo único que puedo decir es que una vez dado “el salto” todo es mucho más fácil de lo que parece, los temores quedan atrás y si le coges el gusto (que no a todo el mundo tiene por qué gustarle viajar solo), ya no puedes parar. ¿Un país para empezar? Cualquiera del Sudeste Asiático, por ejemplo, ya que son países donde resulta muy fácil moverse, con personas muy amables y siempre dispuestas a ayudar.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

2 comentarios sobre “Carmen trajinando por el mundo – Entrevista viajera”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *