Escuela budista

También tuvimos la oportunidad de perdernos por calles poco transitadas por turistas y entrar ‘hasta la cocina’ en los templos.

Compartir es el mejor agradecimiento
Compartir es el mejor agradecimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *