Esta es la pizzeria, tendréis que acercaros para ver la pizarra con el menú del día.

Dónde comer en Malbork

Esta es la pizzeria, tendréis que acercaros para ver la pizarra con el menú del día.Lo primero que hay que decir es que Malbork no es solo su impresionante castillo teutónico. Cualquiera de las pequeñas ciudades que hemos visitado en Polonia tiene un centro histórico que haría palidecer a muchos lugares turísticos del mundo a los que acudes “porque están en la guía”. En Polonia hay una cantidad de iglesias, catedrales, etc. que visitarlas todas podría agotarte. Nosotros para Malbork solo habíamos previsto visitar el castillo, pero pudimos apreciar que también tenía un par de iglesias interesantes.

Tanto si te quedas aquí, como si estás de paso, no deberías perderte un humilde restaurante cercano al todo poderoso McDonnals cuyo menú del día nos dejó entusiasmados. Es la Pizzería Castello, una gran experiencia gastronómica en nuestro viaje a Polonia y a un precio económico.

Aunque no domines el idioma, en un restaurante italiano siempre es más fácil descifrar su menú.Escrito en una pizarra en tiza pudimos distinguir la magnífica palabra “dni” que creemos que significa “día” y que acompaña siempre a una ristra de palabras incomprensibles, aunque habitualmente una de ellas es “zoup” (sopa). Esta vez se podía elegir entre el menú del día con la “zoup” de sabor sorpresa y un plato más sorprendente todavía y una pizza del día de cuyos ingredientes solo llegamos a entender que llevaría “peperoni”. Nos lanzamos y acertamos.

La pizza era de una masa fina riquísima, elaborada de forma manual, obviamente, con al menos 5 ingredientes que supiéramos contar. Una pasada de pizza como hacía tiempo que no comía. Por su parte, la sopa, también de gran calidad y el segundo plato, eran abundantes y riquísimos. Todo ello por 30 PLN, bebida incluida, los dos.

Para llegar a esta pizzería busca el McDonnals y camina hacía el poste dónde se anuncia el mismo McDonnals. En frente de ese poste está esta pizzería, con un letrero grande como se ve en la foto donde pone Pizzeria Castello.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Un comentario sobre “Dónde comer en Malbork”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *