Un viaje verde por dentro y por fuera – Entrevistas viajeras

Entrevistamos a Pablo y Bea de Verde Por Dentro, dos viajeros que iniciaron un viaje low-cost a bordo de La Furgo, una Ford Tourneo Transit de 2007 que les hace de transporte y vivienda ocasional. Salieron de Alicante el 2 de agosto de 2015 y han recorrido todo el camino que hay desde ahí a Bélgica para luego bajar a Los Alpes dónde han estado trabajando en un proyecto de anillado de aves. Este tipo de proyectos ecológicos y solidarios son una de las motivaciones para viajar y el origen del nombre del blog: Verde por Dentro. Podéis conocer más de Pablo, Bea y la furgo en su cuenta de facebook.

1. Llevo unas cuantas entrevistas y nunca había encontrado a nadie que no tuviera un destino más o menos planeado, ¿de verdad os movéis sin ningún tipo de destino final o un conjunto de destinos deseados? ¿Cómo hacéis para decidir dónde ir mañana?

Sí, de verdad. Es cierto que tenemos miles de sitios alrededor del mundo que nos gustaría ver alguna vez en la vida, pero no seguimos ni una ruta ni una lista, desde el minuto uno este viaje se ha ido montando sobre la marcha. Nuestro destino, depende mucho de donde vamos consiguiendo gente para colaborar, del frío que hace, de si conocemos a alguien en algún lado, etc. Por ejemplo, estando en Alemania queríamos ir hacia Polonia pero el frío nos empujó hacia el sur, así que fuimos a colaborar en un proyecto en los Alpes italianos. Estando allí nos dijeron que fuéramos al parque natural de la Lessinia muy chulo y poco conocido y allá fuimos. Desde allí nos pasaron el contacto de otro chico en la laguna de Venecia, y allá fuimos… ¿Cómo vamos a planear el viaje? Si tuviéramos un destino fijo este tipo de cosas nos las perderíamos, así que decidimos que irá surgiendo. Y siempre surge.

Verde por dentro2. Por el momento no habéis salido de Europa, ¿ayuda mucho la furgo a bajar los gastos en un continente tan caro? ¿Cuánto soléis gastar entre gasolina, comida, etc.?

Ayuda muchísimo. El alojamiento y restaurantes probablemente sean el mayor gasto de un viaje, y durmiendo y cocinando en la furgo se abarata bastante. Una cosa que no dejamos a la improvisación es la economía del viaje. Nos hemos propuesto el reto de gastar sólo 250 euros por persona al mes, incluyendo todos los gastos. La mitad de ese dinero suele ser gasolina y la otra mitad entre comida, algún café para conseguir wifi, algún camping para poner lavadoras y poco más. De momento, y no sin gran esfuerzo, estamos consiguiendo mantenernos dentro de ese presupuesto. Es increíble pensar que viajar un mes por Europa en furgoneta nos salga más barato que vivir un mes en Alicante sin salir de casa. Precisamente estamos preparando un artículo con nuestra experiencia sobre viajar en Europa con poco dinero.

3. ¿Cómo estáis financiando el proyecto? 

De momento sólo con ahorros, pero estamos pensando y preparando ideas para podernos financiar por el camino. Una de ellas es continuar con la empresa que tenía Pablo de diseños de camisetas (www.mundoadro.com), aunque dándole un nuevo enfoque y con ventas exclusivamente por Internet. Ojalá pronto podamos dar la buena noticia de que la tenemos ya en marcha. Otra manera de “financiarnos” es haciendo trabajos de voluntariado a cambio de alojamiento y comida, que al fin y al cabo es para lo que querríamos el dinero.

Verde por dentro4. La vida en 3 m2 no es fácil, ¿cómo lo lleváis? ¿hay algún truco?

Es cierto que pasar de vivir en un pisito al espacio de la furgo es un salto considerable, sin embargo, lo llevamos muy bien. Realmente el truco está en llevarte bien con tu pareja de viaje y una buena organización. El mayor problema que tenemos es el frío, ya que en verano los 3 m2 tienen un enorme jardín, pero ahora anochece pronto y con temperaturas próximas a los cero grados en una mini-camper no nos quedan muchas opciones. Por lo demás nos apañamos muy bien, la cama es cómoda y el modo sofá nos sirve para escribir artículos, diseñar nuevas camisetas, cocinar y seguir soñando con nuevos destinos.

Verde por dentro5. En el blog dejáis abierta la posibilidad de cooperar con cualquier proyecto de conservación de la naturaleza, ¿habéis participado ya en alguno de estos proyectos? 

Sí, hemos participado ya en unos cuantos. En algunos únicamente durante una jornada como el recuento de alcaudones chicos en Lérida, o el anillamiento de aves en Mantova (Italia), pero en otros hemos estado dos semanas, por ejemplo ayudando en una huerta ecológica en Luxemburgo, o anillando aves en los Alpes Italianos. En la sección “Colaboraciones” de nuestra web vamos recopilando los proyectos donde hemos participado. No obstante, de todas las puertas que estamos tocando sólo unas pocas se abren. Nuevamente el invierno va en nuestra contra, la mayoría de proyectos de naturaleza se desarrollan en primavera y verano. A ello hay que sumarle la crisis, por la cual muchos de estos proyectos han desaparecido. Cuando no hay dinero, la naturaleza deja de ser una prioridad.

Verde por dentro6. Respecto a esa sección del blog de “colabora”, la experiencia de otros blogguers viajeros con los que he hablado es que ese tipo de cosas en España no funcionan, ¿qué tal es vuestra experiencia?

Efectivamente no funcionan, tanto es así que acabamos de eliminar esa sección de la web. Pero no es porque no nos quieran ayudar, es más bien que la manera de hacerlo es otra, más cercana. Hasta ahora, hemos recibido mucha ayuda de gente que no nos conoce, desde invitaciones a tomarnos algo cuando pasemos por su ciudad, hasta cenas en sus casas, comida para que nos llevemos para el camino, duchas calientes, dos entradas en una reserva natural, las banderitas para nuestra furgo, un paseo en lancha por una zona de humedal, y tantas cosas más. Estamos muy agradecidos a todas estas personas que con gestos desinteresados nos animan a seguir con esta aventura.

Verde por dentro7. Vuestras fotos son bastante espectaculares, ¿qué equipo lleváis? 

Gracias, pero realmente lo espectacular son los lugares que visitamos, nosotros sólo le damos al botón. No llevamos un gran equipo, sólo una cámara compacta, la Canon Powershot SX700 HS con 30 aumentos ópticos, y es verdad que nos está dando muy buenos resultados para fotografía y vídeo. Creemos que es la mejor relación calidad versus poco peso, poco espacio y bajo precio, cosas que consideramos importantes para viajar.

Verde por dentro8. En lo que lleváis de viaje, ¿cuáles han sido los lugares que más y menos os han gustado?

Pregunta difícil… uno de los lugares que más nos han gustado ha sido sin duda los Alpes suizos. Allí vimos la nieve por primera vez en el viaje y es impresionante ver tanta cantidad, y aún más ver los glaciares, metros y metros de nieve y hielo que a saber cuánto tiempo llevan ahí. Además el colorido de las montañas en otoño es precioso. Otro sitio que nos sorprendió mucho fue Luxemburgo, especialmente la región de Müllerthal, por sus curiosas formaciones rocosas.

En lo que menos nos ha gustado aparece nuevamente Suiza, pero esta vez no por sus paisajes sino por lo complicado que parece disfrutar de ellos si no eres rico. No hay lugar para parar la furgoneta sin pagar, e incluso en mitad de la montaña tienes un parquímetro. Está todo muy enfocado al turismo de alto poder adquisitivo. Llegamos incluso a sentimos frustrados y con ganas de salir cuanto antes del país. Por suerte, cuando te pierdes por sus montañas se te olvida todo.

Verde por dentro9. El artículo por el que os conocí fue el de cómo transformar una furgoneta en una camper, ¿qué cambiaríais, ahora que ya tenéis más experiencia, en vuestra furgo si pudierais volverla a diseñar?

La furgo entera!!! jajaja. Es broma, realmente estamos muy a gusto con nuestra mini-camper, sólo haríamos algunas modificaciones para estar más cómodos. Como estamos viajando en clima frío, mejoraríamos el aislamiento cubriendo de madera las paredes, y cambiaríamos todo lo que nos obliga a salir de la furgo. Por ejemplo, encontrar la manera de poder fregar los platos dentro, ya que cada vez que tenemos que salir a fregar, perdemos el calor de la furgoneta al tener las puertas abiertas (aparte de helarnos las manos). Otra modificación que haríamos sería un armario cerrado sobre los asientos donde guardar la comida para tenerla fácilmente accesible.

10. Algo que me parece genial, porque es precisamente el espíritu de esta serie de entrevistas, es mostrar que “no hace falta ser rico para viajar”, ¿cómo animaríais a otros viajeros que pueden estar leyéndonos y no se animan?

Directamente les diríamos que hagan las cuentas de lo que gastan actualmente. Se sorprenderían. Mucha gente nos dice que ojalá ellos pudieran, pero que no se lo pueden permitir. Sólo hay que pararse a hacer cuentas de cuánto te gastas al mes, suma las casa, el coche, las facturas, la compra, las comidas por ahí, las clases de no sé qué, Internet y miles de gastos más. Estamos seguros de que eso es mucho más caro que viajar, en nuestro caso era casi 4 veces más caro, y eso que no somos precisamente consumistas. Además, hoy en día hay muchas maneras alternativas y económicas de viajar, desde voluntariados a cambio de alojamiento y comida, hasta intercambio de casas, alojamientos gratis en casas particulares, etc. sin contar el hecho de poder trabajar a distancia, o incluso durante el viaje. Así que nuestro consejo es saca el lápiz y haz las cuentas, por mucho menos llevamos 4 meses viajando, y en un continente caro.

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *