La plaza del Rynek de Cracovia es uno de los lugares más encantadores de Polonia.

Visitas guiadas gratuitas en Cracovia

La plaza del Rynek de Cracovia es uno de los lugares más encantadores de Polonia.Supuestamente, según lo planificado el día de hoy iba a estar dedicado a visitar las minas de sal, pero Carolina que había ido el día anterior nos advirtió del precio de la entrada, cerca de 17€ al cambio, lo cual nos parecía excesivo para lo que esperábamos encontrar. Así que decidimos que no íbamos. El problema es que nos habíamos recorrido la ciudad entera el día anterior (con más ganas que acierto, eso sí) y no sabíamos que hacer. Entonces, Nuria comentó que le sonaba que existían visitas guiadas gratuitas en Cracovia iguales que las que anteriormente habíamos hecho en Berlín, Londres y otras ciudades.

Las callejuelas del barrio judio están llenas de lugares dónde comer, tomar algo y hacer compras.En efecto, a las 11 de la mañana y a las 3 de la tarde partían de la iglesia de Santa María sendas visitas guiadas gratuitas que recorrían la zona del casco antiguo y el castillo una y la zona de la judería la otra. Hicimos las dos. Funcionan según la voluntad, dando una pequeña propina al guía que las realiza al finalizar la visita. Si no quieres dar nada, puedes hacerlo, claro. Las visitas son en inglés, porque en esta época no hay guías que sepan castellano, pero en verano sí los hay. El inglés que hablan es bastante comprensible ya que son nativos polacos que han aprendido el idioma (y muy bien, por cierto), así que no usarán palabras rarísimas (normalmente) ni expresiones coloquiales difíciles de encajar.

Entre una visita y otra nos dio tiempo a comer unas calsone buenísimas que vendían en una pizzería-kebab cercano a la plaza Rynek (22 PLN). De postre nos tomamos un bollito con mermelada en su interior que venden en las múltiples y riquísimas panaderías que hay en la ciudad (2 PLN).

En la muy católica Cracovia, hay cierta contestación que no tiene voz en los medios.La visita en sí fue bastante interesante ya que nos dimos cuenta de qué eran algunas de las cosas que habíamos visto el día anterior, además de conocer otras cosas que ni siquiera habíamos visto o que no habíamos reparado en ellas. Así que es recomendable realizar la visita si tu nivel de inglés (o de alguien del grupo que pueda hacer de interprete) es suficiente.

Por la tarde, tras pasar por la estación de trenes para comprar los billetes para ir al día siguiente a Varsovia (79’90 PLN), a eso de las 20:00 ya estábamos en el hostel, duchados y listos para prepararnos la cena con el resto de la comida que habíamos comprado el día anterior. Durante la cena coincidimos con Carolina, Roberto y una chica valenciana, del mismo pueblo que Nuria que se llama Alicia. El mundo es un pañuelo.

Gastos

Comida → 22 PLN
Bollo → 2 PLN
Tren → 79’90 PLN
Botella de Pepsi 1L → 5 PLN

Compartir es el mejor agradecimiento

Publicado por

Ivan

Si tuviera que explicar de dónde me viene la pasión por viajar, probablemente hablaría de un atlas cartográfico que me regalaron mis padres unas navidades. Me aprendí ese libro casi de memoria. Recorría en sueños lúcidos países, montañas y mares. Fue, sin lugar a dudas, mi primera referencia viajera con 10 años de edad. Luego tardé bastante en empezar a convertir en realidad aquellos sueños. Mis primeros viajes empezaron durante mi etapa universitaria. Eran pequeños viajes a lo largo de la península ibérica que solían durar 2 o 3 días. La causa principal de no viajar antes fue el asunto económico y no haber encontrado entonces ninguna referencia que me explicara que para viajar no hace falta dinero. Quizás de ahí me venga la pasión por explicar que se puede viajar sin apenas dinero. Los viajes de verdad empezaron cuando conocí a Núria y empezamos a viajar juntos. Tuvimos que pasar primero por el amargo trago de viajar en grupo para darnos cuenta que eso no era lo nuestro. Luego empezamos a viajar por libre y nos dimos cuenta de todo el tiempo que habíamos perdido. Más tarde nació Apeadero, primero como forma de volcar todo lo aprendido y todo lo vivido para ayudar a que otras personas pudieran aprovecharse del conocimiento adquirido. Vimos que a mucha gente le interesaba y le era útil nuestro "Apeadero" y fuimos transformando cada vez más el blog en una herramienta útil para los viajeros. Ahora mismo, me encuentro inmerso en el mayor proyecto viajero de mi vida: la Vuelta al Mundo en Tren que me llevará durante todo el año 2017 a viajar por los 5 continentes en el medio de locomoción que dio nombre a este blog: el tren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *